Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-02-2011

Berlusconi, entre el rechazo y el escndalo

Editorial de La Jornada
La Jornada


Miles de personas, encabezadas por los escritores Umberto Eco y Roberto Saviano, se congregaron ayer en Miln para pedir la renuncia del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, quien recientemente se ha visto envuelto en nuevos escndalos por presunta corrupcin de menores, y enfrenta un renovado rechazo de diversos sectores de la sociedad italiana especialmente los jvenes por la crisis poltica y econmica que recorre su pas y por la ltima reforma al sistema de educacin.

Las expresiones de condena social contra el empresario de los medios metido a la poltica complementan las derrotas que ste ha sufrido por la va legal en el pasado reciente. El mes pasado, el Tribunal Constitucional de Italia rechaz parcialmente la Ley del Legtimo Impedimento, norma transitoria que salvaba a Berlusconi de acudir a los procesos judiciales en los que est imputado hasta que dejase de ocupar su cargo. Se trata del segundo revs propinado por el mximo rgano de justicia de Italia a quien se hace llamar Il Cavaliere, luego de que, en octubre de 2009 sus integrantes determinaron la inconstitucionalidad del denominado laudo Alfano, disposicin legal impuesta por la mayora parlamentaria favorable a Berlusconi, que otorgaba inmunidad a los cuatro ms altos cargos del Estado, entre ellos el de primer ministro.

El contenido de esas normativas es evidencia contundente de un ejercicio del poder faccioso, autoritario y ajeno a los equilibrios institucionales que deben privar en los regmenes democrticos. En la Italia contempornea, el principal beneficiario de esas distorsiones es, por aadidura, el dueo de la mayor fortuna personal de esa nacin; un personaje sobre quien pesan acusaciones por todo tipo de delitos sobornos, fraudes, lavado de dinero, vnculos con la delincuencia organizada y hasta homicidio, y un gobernante que se ha valido de su presencia en la primera magistratura y de la fuerza parlamentaria de su partido para detener las investigaciones judiciales en su contra y para confeccionarse trajes de impunidad a la medida, como las leyes referidas.

En las ltimas dos dcadas, la presencia de Il Cavaliere al frente del Palacio de Chigi en cuatro ocasiones (1994-1995, 2001-2005, 2005-2006 y de 2008 a la fecha) ha implicado un proceso de profunda descomposicin para las instituciones italianas tomadas por asalto por el magnate con el apoyo de los medios, y puestas al servicio de sus intereses personales y los de sus allegados, y ha llevado a ese pas a presenciar una de las mayores distorsiones del poder poltico, econmico y meditico, que en la nacin mediterrnea se encuentran concentrados en una sola persona: el propio Berlusconi.

Ante estos elementos de juicio, lo sorprendente no es que la ciudadana italiana empiece a dar muestras cada vez ms claras de rechazo a Il Cavaliere y su gobierno, sino que stas no sean ms amplias y contundentes, y que los destellos de ese hartazgo, con frecuencia, estn ms relacionados con sus escndalos sexuales que con su trayectoria delictiva y corrupta. Con todo, concentraciones como la de ayer arrojan la perspectiva esperanzadora de que la sociedad de ese pas pueda, impulsada por sus sectores ms lcidos y comprometidos y con base en los procedimientos institucionales existentes, sacar a Berlusconi del gobierno y llevarlo ante los tribunales. Mientras tanto, los gobiernos occidentales, con Washington y Bruselas a la cabeza que en semanas recientes se han pronunciado por el cambio democrtico en el Magreb y Medio Oriente, bien haran en volver la vista a su entorno inmediato y reconocer que la continuidad en el poder de un personaje tan turbio e impresentable como Il Cavaliere es indicador de su inconsecuencia moral al presentarse como protectores mundiales de la legalidad, la democracia y la transparencia.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2011/02/06/index.php?section=opinion&article=002a1edi



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter