Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-11-2011

Dnde est la democracia?

Pedro Casas
Rebelin


Con la excusa de la crisis que no cesa, estamos viviendo acontecimientos sociales y polticos que representan un cambio sustancial en la legislacin y el marco de relaciones, no slo laborales, sino de las instituciones polticas. Y el escenario de toda esta convulsin es la vieja Europa, la que crea que viva en el mejor de los mundos posibles y pensaba que los recortes y la precariedad slo eran cosa de los pases en desarrollo, que son los que proporcionan el bienestar de los pases ms ricos.

Pues la cosa ha cambiado, y el capitalismo insaciable quiere aumentar sus ganancias tambin en el primer mundo, a costa de lo que sea.

Hace muy poco nos decan que ramos una potencia econmica mundial, solvente y sin problemas, y de pronto nos enteramos que para que esto siga funcionando, el estado y las grandes empresas tienen que salir todos los das a pedir prestado elevadsimas cantidades de dinero, a unos intereses que marcan los mercados especulativos. Y sin ese dinero parece que nos iramos a pique en dos das.

Por lo tanto, tenemos que plegarnos a lo que esos mercados nos impongan, no slo en el terreno comercial (el inters de usura que nos hacen pagar), sino en la legislacin laboral, los servicios que se prestan, la Constitucin y, si hace falta, hasta el gobierno de la nacin.

Cada vez es ms real lo que se corea por las calles, lo llaman democracia y no lo es, porque la soberana popular ha desaparecido, y el sistema de representacin poltica queda secuestrado en manos de estos especuladores sin escrpulos, que no reparan en montar guerras, explotar a los nios, crear hambrunas, contaminar los recursos y envenenar sin problemas si de todo ello pueden sacar alguna ganancia econmica. Veamos unos pequeos ejemplos de rabiosa actualidad que muestran esta desaparicin de la democracia.

Reforma laboral: En mayo de 2010 comenz una batera de reformas de las relaciones laborales que eran consideradas muy rgidas, con las que aumentara el empleo. El resultado, 18 meses despus, ha sido la destruccin de 400.000 nuevos puestos de trabajo, situando el desempleo en los 5 millones de personas. En realidad era para contentar a los mercados

Reforma de la Constitucin: En agosto, mes vacacional por excelencia (tambin en poltica), los lderes de los dos partidos mayoritarios decidieron, a espalda incluso de sus propios partidos, la reforma de la Constitucin, la que pareca sagrada e intocable. Qu queran los mercados y los empresarios alemanes que con tanta insistencia presionaban desde principios de ao? Pues que Los crditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pblica de las Administraciones se entendern siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozar de prioridad absoluta. Estos crditos no podrn ser objeto de enmienda o modificacin, mientras se ajusten a las condiciones de la ley de emisin. Esta reforma se ha impuesto con la coaccin de diputados y senadores (los dscolos no entraran en las nuevas listas electorales) y sin el referndum popular que toda modificacin constitucional debera conllevar. Se han tranquilizado los mercados? Pues parece que no, porque en el momento de redactar este artculo, nos anuncian que la llamada prima de riesgo espaola alcanza un nuevo rcord. Entonces?

Referndum griego. La Unin Europea lleva varios meses presionando a Grecia para que acometa un dursimo ajuste que rebajar enormemente los servicios que el estado presta a sus ciudadanos, como condicin para ayudar a salvar, no a ese pas, sino a la moneda nica que beneficia sobre todo a los pases ms grandes. Cuando el gobierno ha pensado en consultar a sus ciudadanos sobre estas medidas impuestas, la presin externa ha sido tal que ha obligado a dimitir al gobierno en pleno, en una clara demostracin del concepto que los demcratas de toda la vida tienen de eso que tanto pregonan. No conviene consultar al pueblo, porque puede fastidiar los planes de algunos.

Eso es precisamente lo que ocurri en Islandia, pas del que nada informan. Aquel pequeo pas viva con comodidad, hasta que unos banqueros desaprensivos decidieron endeudarse hasta las cejas para multiplicar sus negocios, lo que no consiguieron finalmente. Su ruina llev aparejada la de todo el pas, pues los mercados obligaron al estado a devolver unos prstamos que haban sido comprometidos por unos banqueros.

El pueblo se rebel y se neg a pagar esta deuda que no era suya, forzando la convocatoria de varios referndum que se saldaron todos con el mismo resultado. Consecuencia: el pas y su poblacin se recupera con bastante solvencia de la crisis provocada por los especuladores, gracia a que no se sometieron a sus dictados.

Otros casos: El gobierno italiano (tambin cuando se redactan estas lneas) se tambalea en manos de los mercados, no precisamente por lo corrupto de su lder, sino por no atornillar suficiente a sus ciudadanos. Y desde la cada de las torres gemelas se han deteriorado an ms las relaciones internacionales, que no obedecen a ningn derecho. Si un pas tiene riquezas, y su gobierno no es suficientemente generoso con las potencias, pues se le invade y, en nombre de una supuesta democracia que bombardea, saquea y tortura lo que haga falta, se sustituye al gobierno, aunque el nuevo gobierno no tenga nada de democrtico.

Este es el panorama que tenemos en estos momentos. Durante el franquismo anhelbamos la democracia, las libertades y el estado de bienestar. 35 aos despus estamos viviendo perplejos el desmantelamiento de todo ello, si es que lo hemos llegado a tener alguna vez.

Cada vez resulta ms claro que el capitalismo es incompatible con la democracia, la de verdad, no la delegada que corrompe a sus representantes que finalmente se olvidan de sus representados.

No perdamos los anhelos, pero no pongamos nuestra esperanza en aquellos de los que poco podemos esperar. Luchemos de nuevo por la democracia, luchemos por otro sistema econmico que la haga posible.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter