Portada :: Europa :: Izquierda europea
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-07-2012

Alemania como ejemplo tras las elecciones: ms izquierda

Alberto Cruz
CEPRID


El Partido de la Izquierda de Alemania (Die Linke) ha celebrado un crucial congreso a primeros de este mes. Vena sufriendo una serie de derrotas en los land alemanes que prcticamente le haban barrido del panorama electoral, perdiendo su representacin en casi todos ellos (1). Esta tendencia se ratific en las recientes elecciones locales de Renania del Norte-Westfalia. Desde que en 2009 consiguiese un 12% a nivel estatal, y 76 diputados en el Bundestag, ha venido desperdiciando todas las esperanzas depositadas en esta formacin poltica hasta llegar a la situacin actual, donde se le augura en el mejor de los casos un 6%, con lo que puede perder la magnfica representacin que tiene ahora en el Parlamento en las elecciones de septiembre del ao que viene.

Desde hace tiempo se vena produciendo un intenso debate en el partido sobre las razones de esa debacle y haban aparecido dos posturas: la de quienes planteaban que haba que moderar el discurso para competir con el SPD (los denominados realos) y la de quienes consideraban que slo una vuelta a los orgenes y un enfrentamiento directo con el capital servira de marca diferenciada de los socialdemcratas (llamados fundis). Este debate se haba convertido en el paralizador de Die Linke, tanto a nivel terico como a nivel prctico, mientras que desde los medios de la burguesa se ninguneaba cualquier propuesta de Die Linke o slo se hacan eco de las propuestas de los realos, especialmente cuando se hablaba de un acercamiento al SPD o a los Verdes.

El debate se ha cerrado ahora tras el congreso, que ha tenido lugar en Gttingen (Baja Sajonia). Nunca antes un congreso de Die Linke haba despertado tanto inters en los medios burgueses. Acudan al mismo como las hienas al olor de la carroa, como si la izquierda hubiese fracasado.

Sin embargo, se encontraron con una especie de refundacin de Die Linke. Gregor Gysi, un antiguo miembro del Partido Socialista Unificado de la antigua RDA y coordinador del partido, abri el congreso son un anlisis radical -despiadado dijeron algunos- sobre los errores cometidos y especialmente sobre la prctica ruptura del bloque parlamentario, demasiado dubitativo ante la actitud a tomar no slo frente a las medidas de Merkel sino a la postura del SPD que, por ejemplo, no se opone al pacto fiscal que preconiza la canciller. Gysi se detuvo en extenso en el debate sobre el acercamiento a los socialdemcratas y la ventaja o no de aliarse con ellos y los Verdes en coaliciones para derrotar a los cristianodemcratas. Habl del fuerte arraigo de Die Linke en la antigua Repblica Democrtica, del por qu en los land de all es posible coaligarse con socialdemcratas y Verdes que son ms dbiles que Die Linke- y por qu no es posible una coalicin similar en el Oeste. En el Este, la ex RDA, Die Linke no baja del 15%, llegando en algunas zonas al 30% (en el land Sajonia-Anhalt tiene el 237%, en Turingia el 274%), mientras que en el Oeste el porcentaje nunca ha superado el 87% (con la excepcin del Sarre y Berln) y eso gracias a la carismtica figura de Oscar Lafontaine. Es decir, no se puede aplicar la misma poltica en todas partes. Cada una tiene sus propias tcticas y estrategias y, sobre todo, depende de si se es fuerte o no. Alianzas en situacin de debilidad no, de fortaleza s y, principalmente, circunscritas al mbito municipal. Ese es el mensaje de este congreso.

Es casi lo mismo que vino a decir Lafontaine, a quien los medios burgueses calificaban de antagonista de Gysi. Su mensaje, doble: erradicar la palabra divisin del lenguaje de Die Linke y reforzar la unin sobre los objetivos bsicos. Cules son? Salario mnimo, rechazo al aumento de la edad de jubilacin, retirada de las tropas de Afganistn (o cualquier otro lugar donde se las quiera enviar). Y lo ms importante: reforzar los planteamientos de izquierda, no debilitarles. Quienes apostaban por estrechar lazos con los socialdemcratas del SPD quedaron en minora.

Las corrientes internas dentro de Die Linke son al menos seis y van desde los abiertamente socialdemcratas de izquierda a los comunistas ms ortodoxos. En el medio hay plataformas trotskistas, socialistas keynesianos y socialistas libertarios. En los ltimos aos se han producido acercamientos programticos con organizaciones que se proclaman abiertamente marxistas-leninistas en un proceso de unificacin que todava no ha cuajado.

La unin se ha preservado -algunos dicen que de momento- y se apuesta por combatir contra el miedo, ese que lleva a planteamientos socialdemcratas como nica salida y como fcil ascenso electoral. Hay un dato que puede ayudar a comprender este proceso: casi el 70% de la militancia de Die Linke procede de la antigua RDA, aunque en todos los rganos de direccin hay paridad entre los alemanes del este y los del oeste. Y lo ms novedoso: la renovacin generacional, con una direccin cuya media de edad es de 40 aos y un altsimo porcentaje de mujeres. Die Linke tiene tras este congreso dos presidentes, mujer y hombre, Katja Kipping (42 aos) y Bernd Riexinger (57 aos).

Die Linke tiene un duro camino por delante. Las elecciones de 2013 mostrarn la viabilidad del proyecto y ser el momento de ver si la unidad ahora proclamada, y reforzada, es tal o slo es una tregua. La gran cantidad de cuadros jvenes pone de manifiesto que hay potencial para combatir el sistema econmico de Alemania y sus polticos serviles.

Nota:

(1) Alberto Cruz. Alemania, Francia, Grecia de verdad las elecciones han trado buenas noticias? http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1429

Alberto Cruz es periodista, politlogo y escritor. Su ltimo libro es La violencia poltica en la India. Ms all del mito de Gandhi, editado por La Cada con la colaboracin del CEPRID. Los pedidos se pueden hacer a [email protected] o bien a [email protected]

[email protected]

Fuente: http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1446



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter