Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-07-2012

Reforma poltica y elecciones municipales

Frei Betto
Alainet


Es una ingenuidad querer obtener el poder para autorreformarse. Poder y gobierno son como el frijol: slo funcionan en la olla presin. El fuego que calienta y provoca modificaciones en su contenido tiene que venir de abajo: de la presin popular.

Por eso el Congreso empuja a trancas y barrancas la reforma poltica. Por miedo a que cualquier alteracin en las actuales reglas del juego vaya a disminuir el poder de quien ahora ocupa el centro de la escena poltica. Tal como est ahora es floja, pero podra quedar peor para quien intente proponer su reforma.

A falta de reforma poltica, lo que vemos alrededor no es nada animador. La democracia reducida a mero ritual delegatorio, los partidos cada vez ms parecidos entre s, los discursos llenos de palabras vacas, y el elector votando a A para elegir a B, teniendo en cuenta el cociente electoral.

En verdad ni siquiera es justo hablar de democracia, sino de dinerocracia, puesto que el dinero ejerce, sumado el tiempo disponible en la tv, el poder de elegir candidatos.

Algunas estimaciones indican que, en So Paulo, slo dos candidatos a la municipalidad -Serra y Haddad- gastarn juntos unos US$ 50 millones.

De dnde sacarn tanto dinero? Es obvio: de quienes disponen de grandes fortunas: bancos, empresas, compaas mineras, etc., crendose as un crculo vicioso: usted invierte en mi eleccin y yo luego en su proteccin. He ah la verdadera unin entre lo pblico y lo privado. Como se constata en la CPI de Cachoeira y en los miramientos que se gastan los parlamentarios cuando se cita a la Constructora Delta.

La pasteurizacin de la poltica hace que, en cada eleccin, pierda parte de su naturaleza de movilizacin popular para transformarse en un negocio administrado por asesores y lderes partidarios. Los apaos se hacen por debajo, los principios ideolgicos son olvidados, la militancia es sustituida por trabajos electorales remunerados, los acuerdos se cierran teniendo a la vista cuotas de poder y no programas de gobierno ni metas administrativas.

El elector es quien menos pinta, pues la ciencia del mercadeo sabe cmo manipularlo. Todos sabemos que la mercadotecnia consigue inducir a las personas a creer que la ropa de marca es mejor que la de la costurera de la esquina; que el refresco con sabor a jabn es mejor que el jugo de frutas; que el bocadillo de salchichas inspidas es mejor que un plato de ensalada.

Del mismo modo, los candidatos son maquillados, entrenados, orientados y preparados para ocultar lo que realmente piensan y planifican, y para manifestar lo que agrada a los ojos y odos del mercado electoral.

La falta de una reforma poltica impide incluso el mejorar nuestro proceso democrtico. En el Congreso, en las decisiones importante, como la casacin de algunos mandatos, el voto es secreto. Lo cual es absurdamente constitucional. Principio que hiere la misma naturaleza de la democracia, que exige transparencia en todos sus actos, ya que los representados tienen siempre el derecho de saber cmo actan sus representantes.

Hoy, en el Brasil, el diputado o senador que usted ayud a elegir puede votar a favor y declara haber votado en contra. O sea, mentir descaradamente. Y actuar segn intereses mezquinos, tan frecuentes en ese rgimen de dinerocracia.

Sin embargo hay una novedad que escapa al control de los asesores y de los lderes partidarios: las redes sociales. A travs de ellas los electores dejan de ser pasivos para convertirse en protagonistas y formadores de opinin.

Le doy una sugerencia al lector (o lectora): en las elecciones municipales escriba en un papel 10 20 exigencias o propuestas a quien a usted le gustara ver elegido concejal y alcalde. Analice qu prioridades merecen ser privilegiadas en su municipio: saneamiento, educacin, salud, casas cunas, transporte colectivo, reas de descanso y cultura

En caso de que tenga contacto directo con algn candidato pregntele, sin ensear el papel, si est de acuerdo con lo que usted propone para mejorar el municipio. Si dice que s, ensele el papel y pida que lo firme. Ya ver usted el resultado.

Frei Betto es escritor, autor de Calendario del poder, entre otros libros. www.freibetto.org twitter:@freibetto.

Fuente: http://alainet.org/active/56822
(Traduccin de J.L.Burguet)


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter