Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-09-2012

Otra tontera imperial: EEUU espera que Venezuela tenga comicios "justos y libres

Jean Guy Allard
Rebelin


Estados Unidos, el pas con el sistema electoral ms incoherente y engaoso del planeta, espera comicios "justos y libres" en Venezuela "como en cualquier otro pas del mundo", afirm el viernes el vocero del departamento de Estado Mike Hammer.

Las mismas palabras haban sido pronunciadas apenas minutos antes por Roberta Jacobson, subsecretaria estadounidense para el Hemisferio Occidental, reporta el diario derechista El Universal de Caracas, "Nuestra posicin es clara: esperamos que los venezolanos tengan la posibilidad de expresar sus preferencias de liderazgo de manera justa y libre, destac Jacobson poniendo implcitamente en duda el valor del sistema electoral venezolano.

Lo ridculo no mata, dicen. Hammer y Jacobson tal vez no se enteraron que el expresidente norteamericano Jimmy Carter asever hace unos das que el sistema electoral venezolano es el de mayor calidad en el mundo y Estados Unidos uno de los peores.

Una vez ms en noviembre prximo, con la confrontacin Obama-Romney, el actual sistema electoral cuyas reglas fundamentales fueron establecidas en 1787, la corrupcin generalizada a travs de las contribuciones millonarias ahora ilimitadas de las corporaciones a los fondos de campaa y la enajenacin poltico-cultural hacen descartar toda esperanza de una eleccin presidencial realmente democrtica.

Estados Unidos, el pas que tanto pretende imponer su versin de la democracia en cada rincn del mundo, posee uno de los sistemas electorales ms complejos, incomprensibles e incongruentes del planeta.

Para no extenderse en una enumeracin interminable, aqu unas breves observaciones.

Caso nico en el mundo, cada estado o municipio determina el mtodo de votacin: papel con lpiz, cartn con bolgrafo, tarjeta perforada, aunque cada vez ms se favorece el voto computarizado, manejado por empresas dominadas por intereses republicanos. Los sistemas de votacin dependen de cada estado y, dentro de ste, de cada condado.

En cada eleccin, miles de votantes, aunque formalmente inscritos, son luego excluidos de las listas electorales, mediante una serie de trucos como entre muchos otros - el "caging" que permite eliminar a un elector si no contesta a una solicitud hecha por correo a su direccin.

La gran mayora de las vctimas de tales procesos de exclusin son negros, latinos o miembros de minoras raciales, un sector de la poblacin ms propenso a votar por los demcratas. Un ejemplo: en la Florida, ms del 30% de los hombres negros no pueden votar por tener antecedentes penales. El Washington Post calcul en ms de seis millones, en todo el pas, la cantidad de personas contabilizadas ms de una vez.

De acuerdo a las quejas expresadas al terminarse el escrutinio del 2004, las irregularidades el da de votacin son innumerables: adems de la supresin deliberada del voto en zonas cuyos electores apoyan a los demcratas, de las urnas electrnicas que cambian el voto, de la anulacin arbitraria de sufragios, el cmputo del voto es deliberadamente manipulado en numerosos distritos. El voto por correo es constantemente objeto de fraude. En el condado miamense de Broward, en el 2002, se determin que 104 000 votos fueron omitidos por las mquinas y hasta 55 000 boletas perdidas en el correo.

El controvertido uso de puestos de votacin electrnicos que no emite recibos al votante, resultados de voto obviamente sin relacin con la clientela electoral, fallos tcnicos y dems desviaciones de resultados son constantemente (e intilmente) objetos de denuncias, en cada escrutinio, en el territorio entero.

El ciudadano norteamericano no vota por su candidato preferido sino a favor de un partido que designar Grandes Electores cuyo Colegio Electoral luego elegir al presidente, sin obligacin alguna de respetar el deseo del elector o a dar la presidencia al candidato con ms votos. En el 2000, Al Gore tuvo la mayora de los votos y George Bush recibi la Casa Blanca por el nmero de votos en el Colegio Electoral.

Cada estado tiene un nmero de votos electorales segn su poblacin ms los senadores con que cuenta, ms el nmero de representantes a la Cmara Baja. Entendi? No? Normal, la mayora de los norteamericanos tampoco.

Casi nadie conoce a los Grandes Electores, personajes designados por los propios candidatos parece que a nadie tampoco le importa su identidad.

El diseo y el rediseo de las circunscripciones se hace peridicamente en funcin de los intereses de los elegidos, segn la ubicacin de su clientela electoral, de tal forma que la gran mayora de los representantes a la Cmara Baja son reelegidos sistemticamente.

Las presidenciales tienen lugar siempre un martes cuando la mayora de los electores estn en el trabajo.

Los medios de comunicacin, que viven de la publicidad comercial de los grandes consorcios y que se benefician de las campaas millonarias de los grandes partidos, ignoran sistemticamente a los candidatos de los terceros partidos. Y evitan criticar al conjunto del sistema.

Segn sondeos, una gran mayora de los electores desean elegir al presidente en sufragio universal. De manera evidente, a pocos polticos les conviene cambiar un sistema que les asegura, en muchos casos, reelecciones casi automticas.

Hay esperanza de que los norteamericanos, algn da, tengan un sistema electoral que respete las normas universalmente reconocidas de voto?

No, mientras hay tipos como el vocero del departamento de Estado Mike Hammer, que siguen repitiendo inepcias, sugiriendo que el sistema electoral norteamericano es un modelo para la humanidad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter