Portada :: Cuba :: CINCO CUBANOS PRESOS DEL IMPERIO
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-08-2005

El juicio que nunca deba haber tenido lugar

Jean Guy Allard
Cubadebate


Das despus del arresto de los cinco cubanos cuya condena acaba de ser revocada por el tribunal de Apelacin de Atlanta, Hctor Pesquera, el entonces jefe del FBI de Miami, reconoci una primera vez que esta detencin haba generado contradicciones entre algunos directivos del Departamento de Justicia. Agreg que este caso "nunca habra llegado a las cortes" si l no hubiera instado "directamente a Louis Freeh", el entonces Jefe del FBI.

En diciembre del 2003, unos das antes de jubilarse, en una entrevista otorgada al reportero Larry Lebowitz del Miami Herald, Pesquera reitera esa afirmacin pero esa vez citando discusiones que tuvo con la Fiscal General, Janet Reno para arrestar a los cubanos.

"Otros en el Departamento de Justicia no queran tocar esto", record entonces, aadiendo: "Todo estaba sobre la lnea (de demarcacin)".

El encuentro con Lebowitz tuvo lugar unos das antes del anuncio oficial de la jubilacin del sulfuroso Special Agent.

"Pero t lo haces porque piensas que ests recto. O por lo menos piensas que ests recto en este momento", aadi el polica de manera enigmtica.

Nadie en la prensa libre de Miami tuvo la iniciativa de preguntarle a Janet Reno su versin de los hechos. Cmo en menos de 10 das se dej "persuadir" para tomar una decisin tan evidentemente equvoca que a nadie le interesaba "tocar esto".

Al principio del 2003, la asistente de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Condoleezza Rice, haba revelado en una carta dirigida a un representante republicano de la Florida hablando a nombre del presidente norteamericano George W. Bush cmo la orden de arrestar a los patriotas cubanos infiltrados en grupos terroristas cubano-americanos de Miami fue dada por la Casa Blanca.

En una enumeracin de una serie de medidas tomadas para complacer a dirigentes de la comunidad miamense, Rice mencion cmo se "desbarat una red de espionaje cubana en los Estados Unidos". De manera caracterstica, us los mismos trminos despectivos usados a propsito por la prensa anticubana de Miami, a sugerencia de Pesquera cuando nunca se demostr espionaje alguno.

El alto funcionario Roger Noriega, poco despus, retom el mismo tema y ofreci una nueva confirmacin del carcter esencialmente poltico de los arrestos y del juicio trucado que sigui, con un guin redactado por Pesquera y los dems conspiradores.



Interrogado entretanto sobre el mismo tema en el programa televisivo A mano limpia del Canal 41 de Miami por el periodista dominicano Oscar Haza, Pesquera, visiblemente nervioso, hablando con una voz entrecortada, haba tenido que recorrer a la mentira para encubrir su bochornosa actuacin en ese autentico frame-up.

Ante las cmaras de televisin, sostuvo descaradamente que realiz los arrestos con el propsito de acusar a los cinco cubanos de "asesinato" en el caso de las avionetas derribadas cuando violaban el espacio aereo cubano.

Olvidandose que pasaron ocho meses antes de que aparecieran en el juicio los dichos cargos y esto despus de una ruidosa campaa de prensa llevada a cabo por los cabecillas terroristas de Miami.

En la misma entrevista, el ex Jefe del FBI de Miami reconoci, abiertamente, que el caso de los Cinco no es un caso de espionaje, al contrario de todo lo que sostuvo, pretendi, repiti durante ahora ms de cinco aos.

"No es espionaje como tal de pasar documentos clasificados, etcetera, que lleva una penalidad seria, sino el espionaje favorito de Fidelque esta pasandoestn saliendo los aviones no estn saliendo los aviones la mafia esta persiguiendo", dij textualmente en su espaol cojo.

Penetrar las organizaciones?, pregunt Haza.

Claro!, contest Pesquera.

Para ver si hay un desembarco en Cuba por Nuevitas o por Caibarien?, aadi el periodista.

Ah est!

Luego por poco identific a su socio mafioso Camilo Padreda cmo informante del FBI. Y aadi que, como Jefe del FBI, tena que mantener relaciones con lderes de la comunidad.

Est el hijo de Mas Canosa, me llevo muy bien... Horacio Garca... una serie de personas de mucha importancia en la comunidad. Cuando tenemos algn tipo de situacin, les presentamos la situacin... Lo mismo paso cuando el arresto en San Juan de las personas con rifles de calibre 50...

As que en el caso de La Esperanza, en Puerto Rico, Pesquera "present la situacin" a la FNCA.

Y cuando se trata de identificar representantes de la comunidad cubana de la Florida del sur, Pesquera designa al estafador Camilo Padreda. Luego, al Jefe de la terrorista Fundacin Nacional Cubano Americana, Jorge Mas Santos, hijo del operativo CIA Jorge Mas Canosa, fundador de ese grupo y a Horacio Garca, miembro eminente del comit paramilitar de esa misma organizacin .



Pero de repente, el 15 de enero 2005, el ex Jefe del FBI de Miami confes que los cinco cubanos que encarcel NO tuvieron acceso a informacin de inteligencia alguna. Y lo hizo pblicamente, en un dilogo con nada ms y nada menos que los cabecillas terroristas Luis Zuiga Rey y Horacio Garca, en las ondas de Radio Mart.

La increble confidencia, hecha con un candor desarmante, Hctor Pesquera, el ex Jefe del FBI de South Florida y responsable principal del arresto de los Cinco, la hizo en el marco del tercer programa de una serie de cinco entrevistas tituladas "En silencio ha tenido que ser", realizada para Tele Mart.

Aunque esa emisora tenga como nicos televidentes a sus propios productores, el sonido del programa fue difundido por Radio Mart el 15 de enero ltimo a las 8 PM.

La declaracin, increble de parte del hombre que persigui de manera obsesiva a esos cubanos a quien atribuy viciosamente el calificativo de "espas", se hizo como respuesta a la siguiente pregunta de Ziga:

Usted cree que en algn momento estuvo en peligro la seguridad de los Estados Unidos o ellos tuvieron acceso a alguna informacin de inteligencia que pudiera ser valiosa a los enemigos de los Estados Unidos?

Y contest Pesquera, textualmente:

NO, y lo explic. Por ejemplo, en el caso de (Antonio) Guerrero se hizo un estudio retrospectivo de la informacin que haba captado, pero que si hubiera podido tener no lo determin as la investigacin.

De manera evidente y el resto de la entrevista lo demuestra Pesquera hablaba en un ambiente de total confianza. Adems de Ziga, un viejo conocido de los servicios que dirigi, se encontraba en compaa de otro socio "fuerte", Horacio Garca.

Esa serie de entrevistas contiene varias otras declaraciones interesantes de Pesquera que Ziga, servilmente, llama "Jefe de la Oficina del Bur Federal de Investigaciones" aunque tuvo que dejar ese puesto en diciembre del 2003.

El 22 de enero ltimo, siempre en el marco de la misma serie difundida por la mal llamada Radio Mart, con Garca y Ziga, Pesquera hace otra confesin que permite comprobar cmo haba llegado de Puerto Rico, con la orientacin de proceder a cualquier costo contra el grupo de cubanos infiltrados en las organizaciones terroristas miamenses.

"Yo llegu aqu en mayo de este mismo ao, del 98. Me ponen en conocimiento de lo que hay. Empezamos entonces a hacer hincapi de que esta investigacin a los efectos de Inteligencia ya no debera mantenerse ah. Y debera cambiar de rumbo e irse entonces a una investigacin criminal," dice entonces Pesquera en las ondas.

Y luego, el inventor del caso de los Cinco tambin seala a sus socios Garca y Zuiga:

"Tuve muchsimos problemas para convencerlos e insistir en el Departamento de Justicia", confes.

El juicio de los Cinco cost ms de 60 millones al contribuyente norteamericano.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter