Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-01-2015

Entrevista a Enrique Dez Gutirrez sobre la poltica educativa del gobierno actual (y II)
Es necesaria la gratuidad total de la enseanza pblica, desde la primera infancia hasta la Universidad

Salvador Lpez Arnal
El Viejo Topo


Ensayista y profesor Titular de la Facultad de Educacin en la Universidad de Len, doctor en Ciencias de la Educacin, licenciado en Filosofa, diplomado en Trabajo Social y Educacin Social, coordinador federal de Educacin de IU, Enrique Dez Gutirrez es uno de nuestros grandes especialistas en organizacin educativa. Actualmente desarrolla su labor docente e investigadora en el campo de la Educacin Intercultural, el gnero y la poltica educativa.

***

Nos habamos quedado en asuntos de indignacin. En qu notas que se haya disparado la indignacin de familias, alumnado y profesorado?

El inicio del curso ha sido catico. Centros sin docentes, problemas informticos, recortes sobre recortes, ms alumnado y menos profesorado, menos inversin pblica, libros de texto nuevos o viejos, maestros y maestras sin plaza designada hasta el mismo da que tienen que entrar en clase, nuevos currculos tardos o sin desarrollar, cambios normativos, de asignaturas, de evaluacin, recortes y endurecimiento de las ayudas al comedor, etc., etc., han sembrado la geografa escolar espaola de desorganizacin en el inicio de este curso escolar donde el apresuramiento, la improvisacin y el caos han sido la norma de las Consejeras de Educacin, tratando de implantar una nueva Ley contestada por toda la comunidad educativa, con la caracterstica de falta de previsin en la planificacin del inicio de curso y la cruzada que el Gobierno mantiene contra la enseanza pblica. Todo eso se plasma en las movilizaciones continuas que se estn produciendo en todo el Estado contra la LOMCE y contra los recortes continuos en educacin. Ha sido emblemtico en este sentido el encierro de la comunidad educativa del colegio de educacin infantil y primaria (CEIP) Arcipreste de Hita de Fuenlabrada en Madrid desde el final del curso pasado exigiendo la apertura del aula de educacin infantil que la administracin cerr de las dos que haba.

Qu decretos son esos que, en tu opinin, pretenden dar un golpe de muerte a la Universidad pblica?

El equipo de Wert ha propuesto, este verano, con nocturnidad y alevosa y tratando de que trascienda lo menos posible a la opinin pblica, tres borradores de Real Decreto que, de salir adelante, cambiarn, sustancialmente a peor, aspectos fundamentales de la enseanza universitaria, y sobre todo la Universidad pblica:

El primero propone reducir la duracin de los grados (3 aos en lugar de 4), pasando obligatoriamente los msteres a ser de dos aos, que con los actuales precios provocara un an mayor sesgo clasista en el acceso a la educacin superior.

El segundo pretende implantar un sistema de seleccin del profesorado menos objetivo, transparente e imparcial que el actual, y sobre todo que contina minusvalorando la actividad docente y la quiere convertir casi en un castigo con el que se cargar a quienes tengan menores resultados en la investigacin y las patentes.

Y el tercero profundiza en flexibilizar an ms las condiciones para la creacin de nuevos campus privados, que han proliferado desde 1997, pasando de 13 a 32, fomentando la privatizacin de la Educacin Superior y multiplicando las titulaciones privadas a pesar de que el Gobierno habla, insistentemente de la necesidad de reducir lo que considera un nmero excesivo de titulaciones y centros.

Con lo que sealas sobre la privatizacin encubierta de los ciclos de Infantil y Bachillerato, a qu ests apuntando?

En el mbito de la educacin infantil, sobre todo de 0 a 3 aos, la subcontratacin de servicios por parte de las administraciones pblicas se est convirtiendo en algo ya habitual en la mayora de las comunidades (recientemente ha estallado el escndalo de los mens con gusanos en los comedores escolares), as como el recorte en la financiacin pblica de estos centros. Estas medidas son el resultado de uno de los 25 objetivos estratgicos educativos para los cuatro aos de gobierno que tienen por delante del Gobierno conservador PP en la mayor parte de las Comunidades Autnomas que gobierna: valorar la posibilidad de conciertos para los ciclos no obligatorios, como el primero de infantil de 0-3 aos (escuelas infantiles) y el bachillerato. En bachillerato se est produciendo el mismo efecto, con el agravante de que se mantienen y amplan conciertos en estas etapas no obligatorias (Bachillerato y FP de grado superior), mientras se desmantela la FP en los IES rurales y se suprime la ESO en los colegios, y se eliminan plazas en centros pblicos, sobre todo de infantil, ESO y bachillerato. Podramos seguir dando ejemplos concretos que reflejan una privatizacin ya brutal, al subcontratar suelo y colegios pblicos a entidades privadas. Todo esto implica que la educacin pblica va a tener un carcter subsidiario, para atender a poblacin desfavorecida, a la que est en el mbito rural o aquella que no interesa a las entidades privadas. Mientras que en la educacin pblica se recortan unidades ms all de la proporcin del alumnado que disminuye por zonas, en infantil y bachillerato se da el fenmeno contrario. Por ejemplo, en Castilla y Len, aunque en estos momentos estn perdiendo unidades de concierto en cifras absolutas (del curso pasado a ste, en bachillerato ha pasado de 76 a 68), bien es verdad que de tener el 22,7% del alumnado en 2008-2009 han pasado al 20,4% en 2013-2014, por lo que tendran que haberse desconcertado muchas ms unidades, que la administracin ha decidido mantener. Y no podemos olvidar que lo que hubo en los aos 2000 y 2001 fue la generalizacin de conciertos en Infantil, que se llegaron a multiplicar por ms de tres. En definitiva, se est profundizando lo que el mismo partido socialista regul en su momento: que la enseanza privada sea considerada tambin como servicio pblico, eso s, para atender a las capas de la sociedad que se mueven en una clase media y media alta.

A ello se suma, de nuevo eres t quien habla, el recorte de 7.000 millones de euros en los ltimos cinco aos, lo que supone una quinta parte de los fondos pblicos destinados a la Educacin, la supresin de medidas de atencin a la diversidad, as como el tijeretazo o la supresin directa de becas al estudio, de libros, de comedor o de transporte. Y cules son los efectos de esas agresiones sociales en la formacin de nuestros jvenes? Qu grupos sociales estn ms afectados?

Los informes internacionales, como el ms reciente de la UNESCO, y los propios objetivos de Europa 2020 inciden en una prioridad bsica para mejorar la educacin: invertir en ella. Recortar en educacin significa que miles de menores y jvenes recibirn una educacin de peor calidad y tendrn ms dificultad para permanecer ms tiempo en el sistema educativo, generando una sociedad ms desigual. Aunque los idelogos del PP estn empeados en afirmar constantemente que los factores asociados con los recursos escolares tienen un poder explicativo muy bajo en la mejora de la educacin, la investigacin internacional demuestra que cada aumento del 1% en los recursos destinados a educacin est relacionado con un aumento del 0,14% en la puntuacin de los estudiantes. Es decir, la diferencia entre estar entre las tres comunidades que menos recursos invierten en Espaa y las tres que ms (un diferencia del 40%) est asociado con un aumento de 27 puntos en los resultados de PISA: una diferencia equivalente a comparar la media de la OCDE con los (pobres) resultados de pases como Turqua, Dubai o Lituania.

Pero lo cierto es que la realidad es tozuda y que no tenemos ms que constatar que los recortes en educacin que se vienen realizando en el Estado en la ltima poca del PSOE y el gobierno del PP estn llevando a la educacin pblica al desastre, pero especialmente a los sectores sociales ms desfavorecidos que son los que ms apoyos, atencin personalizada, seguimiento y recursos necesitaran. De hecho los Presupuestos Generales del Estado destinados a Educacin para 2015 aumentan la desigualdad de oportunidades. No tenemos ms que constatar que la educacin compensatoria, destinada a garantizar la equidad apoyando a alumnado de entornos sociales desfavorecidos, pierde casi el 90% de sus fondos. De casi 170 millones cuando el PP empez a gobernar, ha pasado a 70 millones el ao pasado y prcticamente desaparece en el actual, quedando reducida a 5,2 millones, que se destinan, segn explica la propia Memoria de los Presupuestos, a la compensacin de las desigualdades y a garantizar el acceso, la permanencia y la promocin en el sistema educativo del alumnado en situacin de desventaja social, sobre todo procedente de familias con dificultades econmicas, sociales, de minoras tnicas o colectivos de inmigrantes. Es decir, se trata una herramienta de integracin que prcticamente es eliminada en las polticas educativas del PP. Esto refleja el inters que tiene este gobierno con la atencin a la diversidad y las polticas de compensacin y apoyo a los estudiantes con mayores dificultades o ms necesidades.

Afirmas tambin: debemos hacer frente a este panorama para aumentar el compromiso y la cooperacin entre toda la comunidad educativa en los centros, la implicando de la ciudadana del entorno, para recuperar la movilizacin durante el curso. Por ello, desde Izquierda Unida apoyamos la participacin activa en las movilizaciones convocadas esta semana en defensa de la Educacin Pblica y laica y las que pueda haber en el futuro. El importante ao electoral de 2015 ser un momento decisivo y una gran ocasin para cambiar las cosas. Qu movilizaciones son esas?

Aunque ya cit el emblemtico encierro de la comunidad educativa del colegio de educacin infantil y primaria (CEIP) Arcipreste de Hita de Fuenlabrada en Madrid desde el final del curso pasado, exigiendo la apertura del aula de educacin infantil que la administracin cerr de las dos que haba, no podemos olvidar las luchas continuadas que se han seguido dando y que se anuncian. La campaa de insumisin a la LOMCE lanzada por Izquierda Unida a nivel federal, o la de resistencia del sindicato CCOO, o los actos de desobediencia y resistencia civil convocados por mareas verdes, asociaciones de padres y madres, plataformas en defensa de la escuela pblica, e incluso los recursos y plantes de Administraciones Pblicas no afines al PP, han sembrado de palos en las ruedas de la implantacin de la LOMCE. Pero se mantienen y se anuncian nuevas movilizaciones colectivas. Los 12 meses, 12 luchas por la Educacin Pblica de la Marea Verde, que se han convertido ya en un referente. Los das de las camisetas verdes en defensa de la educacin pblica, que se mantienen semanalmente en buena parte de la geografa espaola. Las concentraciones ante las Consejeras de Educacin, o los abrazos simblicos a los centros educativos pblicos en su defensa, son acciones continuadas en diferentes partes del Estado. La marea roja por la Ciencia y la Investigacin. La convocatoria de huelga estudiantil del 21, 22 y 23 de octubre y el llamamiento a toda la comunidad educativa, movimientos sociales y ciudadana para mostrar el rechazo unnime a la poltica educativa neoliberal en la manifestacin convocada por la Marea Verde para el prximo 23 de octubre. Todas estas movilizaciones marcan el enfrentamiento a una Ley y un modelo de educacin al que se opone rotundamente la comunidad educativa.

Cmo se puede aumentar el compromiso y la cooperacin entre toda la comunidad educativa? No tienen intereses divergentes sus componentes?

Puede haber discrepancias en cuento a los momentos o la oportunidad de priorizar las formas de lucha, pero no en cuanto al modelo de educacin que queremos. Toda la comunidad educativa quiere que todos los nios y todas las nias tengan derecho a la mejor educacin posible y a los mayores recursos disponibles. Toda la comunidad educativa desea que todos los nios y todas las nias tengan derecho a la felicidad y las mismas oportunidades. Todos y todas deseamos que puedan tener un trabajo digno y una vida feliz y plena. El problema es cuando los recursos comunes, y de todos y todas, son acaparados por unos pocos y nos dejan al resto con las migajas, por las que nos incitan a competir y luchar entre nosotros y nosotras. Es ah cuando surge el slvese el que pueda y la lucha por conseguir el centro escolar y el nivel de ingls ms alto que asegure a mi hijo o mi hija las mejores oportunidades en el futuro mercado laboral. Y cuando empezamos a pensar en clave de mercado laboral y de futuros empleos al hablar de educacin. Y cuando empezamos a hablar de esfuerzo y exigencia para que el mo tenga ms ventajas, porque se ha esforzado y porque lo vale. Este es el mecanismo ideolgico con el que nos colonizan el sentido comn en esta guerra ideolgica permanente que la derecha conservadora y neoliberal ha desatado de forma desaforada desde Reagan, Thatcher y Wojtyła. Por eso es necesario cambiar nuestra forma de ver el mundo, salirnos de este laberinto del capitalismo, para repensar de nuevo el sistema social, el sistema mundo y el sistema educativo.

Por eso no basta con oponerse a un proceso de privatizacin y desmantelamiento de un derecho fundamental como es la educacin. Es necesario tener claro hacia dnde queremos ir, qu escuela y qu educacin estamos dispuestos a soar si queremos gobernar para la mayora y dar estabilidad a una educacin pensada para el xito de todos y de todas y para construir una ciudadana crtica, libre, democrtica y que sea capaz de construir un mundo ms justo y mejor. Por eso hay un movimiento colectivo por construir esa alternativa colectiva al modelo neoliberal de privatizacin de la educacin pblica. Y se han presentado iniciativas que estn confluyendo, pues las races son las mismas y los objetivos similares. Desde el proceso constituyente para elaborar una Ley de Educacin de [email protected] y para [email protected] que Izquierda Unida present en el Parlamento a los representantes estatales de la Comunidad Educativa a principios de octubre. Hasta el Encuentro de debate sobre educacin para plantear propuestas alternativas a la actual poltica educativa, organizado por el Foro de Sevilla: Por otra poltica Educativa. Pasando por la iniciativa de la Educacin que nos une o las propuestas de los sindicatos CCOO o STEs. Todas ellas pretenden no quedarse en la oposicin a un modelo, sino plantear el modelo que queremos y que nos une, porque estamos convencidos de que otra educacin es posible.

Por qu el ao electoral de 2015 ser un momento decisivo y una gran ocasin para cambiar las cosas? No eres demasiado optimista? Qu podremos cambiar? Cmo?

El ao 2015 es decisivo porque es el ao que podemos desterrar el bipartidismo del gobierno de este Estado y ser capaces de crear un frente popular al servicio realmente del pueblo, de la mayora, de los explotados y de quienes sufren el saqueo de la minora que se ha enriquecido a su costa. Slo si somos capaces de luchar por un cambio real del modelo social, del capitalismo y la avaricia como motivacin de esta sociedad, podremos construir una educacin diferente. Y eso se ver si la mayora de la poblacin, no solo la comunidad educativa, porque la educacin es una conquista de todos y de todas, es capaz no slo de conquistar la calle, sino tambin las urnas votando en consecuencia en el decisivo ao electoral 2015, por el cambo del modelo neoliberal del bipartidismo. El nico camino es la unin de quienes luchan contra el modelo neoliberal y neoconservador en economa y en educacin. Es el momento de la esperanza y no podemos defraudar a tanta gente que ha depositado su ilusin en que esta vez realmente s se puede con la unin de todas las personas que aspiramos a otro sistema que supere el capitalismo y cuya prioridad sea el bien comn de la mayora y no el enriquecimiento de una minora.

Quieres aadir algo ms?

Frente a las polticas educativas neoconservadoras creemos que otra educacin es posible. Creemos que hay que apostar por la educacin pblica y gratuita, como nica garante del derecho universal a la educacin en condiciones de igualdad y democracia; y como base de la cohesin social y de la formacin de personas ms iguales, ms libres y ms crticas. Para ello hay que ampliar la red de centros educativos, de titularidad y gestin pblica, para cubrir todas las necesidades de escolarizacin en las diferentes etapas y modalidades educativas, garantizando que el suelo pblico sea slo para la escuela pblica. Es necesaria la gratuidad total de la enseanza pblica, desde la primera infancia hasta la Universidad. La supresin de los conciertos educativos. Y el incremento de la inversin pblica educativa al 7%. Queremos una educacin que contribuya al xito escolar de todo el alumnado, introduciendo cambios curriculares, metodolgicos y organizativos para ofrecer mejores respuestas a la diversidad del alumnado, y que ample profesorado y de otros profesionales de apoyo a la educacin para reducir el nmero de escolares por grupo y por docente, y poder responder a las distintas necesidades del alumnado personalizadamente. Queremos un currculo laico, intercultural, inclusivo, igualitario y ecolgico, que sea desarrollado por los centros escolares y la comunidad educativa en virtud de su autonoma pedaggica. Por lo que cualquier religin, incluidos sus actos o smbolos deben quedar fuera del mbito escolar. Apostamos por un cuerpo nico de profesorado, a partir de una formacin inicial con rango de postgrado que combine teora y prctica, as como estabilidad de las plantillas de los centros para que puedan desarrollar proyectos estables. Abogamos por ampliar la autonoma pedaggica de los centros para organizar sus enseanzas y poder ofrecer una respuesta educativa ajustada a las necesidades de su alumnado, pero que no sirva en ningn caso para seleccionar o segregar al alumnado o fomentar la competitividad entre los centros. Debemos potenciar la participacin democrtica de todos los sectores de la comunidad educativa en la organizacin y gestin de los centros y de los distritos escolares y construir escuelas democrticas en el marco de ciudades y entornos educadores, promoviendo la participacin del alumnado en la dinmica educativa de su centro y en la configuracin de su ciudad, as como la implicacin vecinal en el funcionamiento y mejora de su educacin pblica; haciendo de la ciudad y su entorno un autntico recurso educativo.

Este es el modelo educativo que nos atrevemos a soar y que queremos plasmar en una Ley de [email protected] y para [email protected] a partir de la prxima legislatura.

De acuerdo, no es mal propsito. Gracias.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter