Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-05-2016

Eurasia como eje del siglo XXI (y II)

Alberto Cruz
CEPRID


El Banco Asitico de Inversin en Infraestructuras

En este proceso de desdolarizacin de la economa mundial juega un papel importantsimo el Banco Asitico de Inversin en Infraestructuras (BAII), constituido formalmente en marzo de 2015, aunque la idea comenz a gestarse a iniciativa de China en octubre de 2014, y que ha entrado en funcionamiento el 16 de enero de este ao. Es claramente el trampoln para la desdolarizacin de la economa mundial a medio y largo plazo porque se incardina con otras estructuras que tambin estn en marcha ya como la Unin Econmica Euroasitica y la Organizacin de Cooperacin de Sanghai de las que os he hablado antes, de la Nueva Ruta de la Seda e incluso del Nuevo Banco de Desarrollo que impulsan los pases BRICS.

Con ser esto importante, lo es an ms porque el BAII ha anunciado tambin que est estudiando la creacin de su propio sistema de transacciones financieras internacionales. Esto, conocido como SWIFT, es el arma definitiva que tiene Occidente para hacer frente a cualquier pretensin de eludir o modificar el sistema de dominio econmico y financiero. El SWIFT es quien controla todas las comunicaciones financieras entre bancos y otras entidades financieras y se estima que mueve unos 6.000 millones de dlares al da transmitiendo rdenes de pagos del comercio interestatal, tanto pblico como privado. Cuando Occidente tiene problemas con algn pas, especialmente con aquellos que no le siguen el agua, como el caso de Irn o ahora de Rusia, amenaza con desconectar a ese pas del sistema SWIFT por lo que el pas en cuestin no puede realizar ningn tipo de transaccin financiera lo que, en la prctica, significa que se impide a ese pas el comercio a nivel mundial salvo que el pas en cuestin recurra al trueque.

Esta amenaza, que como digo es recurrente en los ltimos aos y se ha hecho tanto contra Irn como contra Rusia al constatar que las sanciones que se imponen no son eficaces en tanto que no consiguen los cambios buscados en poltica exterior, por ejemplo, es lo que ha llevado a que ciertos pases hayan establecido recientes acuerdos para comerciar en sus propias monedas como he dicho antes que acaban de hacer Rusia y China. Tambin lo hace Irn con estos dos pases, por cierto.

Tras la amenaza que se le hizo a Rusia de desconectar el SWIFT, este pas se puso manos a la obra para crear un SWIFT alternativo al occidental y est en ello. El sistema est ya avanzado, aunque an no est operativo, y a medio plazo va a ser el instrumento del que se va a dotar el BAII para sus operaciones porque, adems, los crditos que ya est concediendo se hacen en yuanes. Aunque la moneda china es ya formalmente una divisa internacional al haber sido incluida en diciembre del ao pasado en la canasta de divisas del FMI junto al dlar, la libra esterlina, el euro y el yen es la primera vez que se utiliza en solitario para la concesin de crditos. Es lo que acaba de hacer el BAII con cinco pases asiticos: Myanmar, Laos, Vietnam, Tailandia y Camboya. Este crdito, por un importe equivalente en yuanes a 11.500 millones de dlares se ha otorgado para el desarrollo en estos pases de infraestructuras a lo largo del recorrido del ro Mekong.

Ha sido el primer crdito concedido pero el segundo, por un valor equivalente en yuanes a 811 millones de dlares, acaba de ser concedido a un pas muy significativo: Indonesia. Este es el pas con mayor nmero de musulmanes del mundo y marca un cambio de rumbo significativo al desvincularse de una estructura pro-occidental como el Banco Asitico de Desarrollo, que vena ofreciendo crditos a Indonesia pero como siempre, imponiendo condiciones de poltica interna. Esas condiciones no existen en el BAII, por lo que no es muy descabellado augurar un esplndido futuro al BAII que es ya, de forma clara, la alternativa al FMI, al Banco Mundial y a otras instituciones ligadas a estas dos como el BAD.

No es extrao, por lo tanto, que la constitucin del BAII haya sido acogida con entusiasmo por una gran cantidad de pases (son 57 quienes se han incorporado a l, y otros 18 han pedido formalmente su ingreso) aunque cada vez son ms los que se incorporan a l desde fuera del mbito territorial de Asia. Esto es as porque tiene un funcionamiento totalmente distinto al del FMI o al BM. Por ejemplo, en cuanto al capital que se aporta y al sistema de cuotas. Mientras que el FMI exige a los pases miembros que todo el capital que se aporta est en una divisa (os recuerdo que hasta diciembre en que se incorpor el yuan stas eran nicamente el dlar, el euro, la libra esterlina y el yen) el BAII permite que ese capital se pueda aportar al cincuenta por ciento en la moneda propia del pas que quiera ser miembro y el otro cincuenta por ciento en divisa.

Adems, China ha renunciado expresamente al veto (que s ejerce EEUU en el FMI) por lo que el sistema de cuotas es el mejor exponente de que estamos ante la alternativa al FMI y al BM y as lo estn entendiendo los pases: China tiene el 2606%, India el 751%, Rusia el 593%, Alemania el 415% y Corea del Sur el 35%. Para que os hagis una idea, tras la reforma a que se vio obligado el FMI tras la constitucin del BAII, una reforma a la que vena negando desde 2010 pese a que ese ao se haba comprometido a hacerla, en el FMI China tiene el 646%, India el 278%, Rusia el 274%, Alemania el 565% y Corea del Sur el 182%. Menos para Alemania, la ganancia para el resto es espectacular. Y as con todos los pases.

Reitero la idea de que el BAII es la alternativa al FMI y la BM y que es el instrumento para la desdolarizacin de la economa mundial a medio y largo plazo. Por qu? Pues porque pese a que el FMI se vio obligado a realizar estos cambios, de menor envergadura de lo que debera haberse hecho puesto que la justificacin fue teniendo en cuenta los cambios de posiciones en la economa mundial (1), una semana despus viol su propio cdigo y sus propias normas al cambiar las reglas por las que se conceden crditos a los pases. Lo hizo con Ucrania, un pas que tiene una deuda de 3.000 millones de dlares con Rusia y que segn las normas del FMI no podra recibir nuevos prstamos si esa deuda es reclamada por el pas acreedor. El FMI ha permitido el no pago de la deuda a Rusia argumentando que es en dlares y ha concedido un nuevo crdito a Ucrania, el pas moroso. La norma del FMI es que no se dan facilidades ni nuevos prstamos a gobiernos que estn en suspensin de pagos tcnica en el caso de deudas contradas con otros gobiernos. Pero lo que no era posible para Gracia, por ejemplo, s lo ha sido para Ucrania. Ante este comportamiento ha quedado an ms patente que EEUU manda y los dems obedecen. Ya lo ha dicho tambin de forma muy grfica Obama: es EEUU y sus aliados quienes deben marcar las pautas de comportamiento econmico y los dems sumarse al mismo, y no al revs. (2)

La vuelta al patrn oro

Por lo tanto, Rusia y China, China y Rusia, volvieron a constatar que dentro del FMI y el BM el recorrido es muy corto y aceleraron todos sus planes alternativos, entre ellos el de la desdolarizacin. En una estrategia de toma y daca, Rusia y China se estn deshaciendo de los bonos del tesoro de EEUU que tienen. Slo en los meses de diciembre de 2015 y enero de 2016 vendieron bonos estadounidenses por valor de 18.000 millones de dlares y mientras hacen esto se dedican a comprar oro. Porque esta es la otra gran apuesta: vincular sus monedas, el rublo y el yuan, al patrn oro.

A raz de los acuerdos de Bretn Woods, en 1944, por los que se crea el FMI y el BM, se decidi adoptar el dlar estadounidense como divisa internacional bajo la condicin de que EEUU sostuviera el patrn oro. EEUU lo hizo hasta 1971 en que rompi unilateralmente ese acuerdo. Ahora Rusia y China estn andando un nuevo camino intentando restaurar el patrn oro, haciendo que las monedas estn respaldadas por este metal y no al criterio de un banco de un solo pas, como es el caso de EEUU y su moneda. As nos encontramos con que en el ltimo ao y medio, tanto Rusia como China estn comprando ingentes toneladas de oro reduciendo sensiblemente la distancia que tenan respecto a EEUU.

Las cifras son elocuentes: desde febrero de 2014 a febrero de 2016, Rusia ha pasado de tener 1.035 toneladas a las 1.352 que tiene ahora; China ha pasado de las 1.054 toneladas a las 1.708 de ahora. Son los dos nicos pases que han comprado oro en este tiempo y aunque an estn muy por debajo de EEUU, por ejemplo, que tiene 8.133 toneladas, o de Alemania, que tiene 3.381 toneladas, ya estn muy cerca de Italia, Francia o el propio FMI. La apuesta ha subido considerablemente porque el 19 de abril China decidi establecer su propio punto de referencia del precio del oro creando la Bolsa de Oro de Shangai (3). Esto se explica muy rpidamente diciendo que al establecer su propio punto de referencia que, adems, es superior al tradicional y que est hecho en yuanes y no en dlares, China est aumentando significativamente la liquidez y la eficiencia del precio del oro vinculando este metal al yuan por lo que se erosiona an ms el predominio del dlar en la economa mundial.

Con este movimiento, la alianza entre China y Rusia da un paso ms. Varios bancos rusos han abandonado la referencia del oro de Londres, que era la nica existente hasta el momento, y ya estn operando con la de Shangai. Y el mismo camino van a seguir a corto plazo porque el 27 de abril, China dio otro paso ms hacia la desdolarizacin al lograr la incorporacin de uno de sus principales bancos en el grupo de los cinco grandes bancos, ahora seis, el China Construction Bank, HSBC, JPMorgan Chase, Bank of Nova Scotia, Toronto Dominion Bank y UBS, que marcan el precio oficial de la plata (4). Por lo tanto, China ya tiene su propia referencia del precio del oro y tiene parte en la referencia del precio de la plata y no es descartable en absoluto una iniciativa similar con el platino. Un nuevo paso hacia la desdolarizacin.

Todos estos movimientos o son ocultados por los medios de propaganda, antes llamados medios de comunicacin, o bien son tergiversados cuando no se intenta dar la vuelta a la situacin acentuando las dificultades, reales o supuestas, que tienen tanto China como Rusia a nivel econmico. Como en todo, es una verdad a medias y no hay nada ms peligroso que las verdades a medias. Como esta conferencia se enmarca dentro de unas jornadas de filosofa, voy a citar a otro filsofo que habra que releer de vez en cuando, Herbert Marcuse, porque hizo muchas cosas pero una especialmente: diseccionar con la precisin de un cirujano el papel de los llamados medios de comunicacin en el mantenimiento del status quo. Marcuse no slo dijo lo obvio, que no hay mensajes inocentes, sino que los medios de comunicacin con su mezcla de verdades, medias verdades y mentiras manifiestas conducen a la inercia, a la sumisin y a la renuncia a cambiar. En eso estamos, por eso yo les llamo medios de propaganda y no de comunicacin.

Dgase lo que se quiera, pero los datos macroeconmicos estn ah y los reconoce el propio FMI. China sigue siendo la primera potencia econmica del mundo, cada vez a ms distancia de EEUU pese a que su crecimiento se desacelera, se ralentiza y otras expresiones semejantes que habris odo o ledo. Acostumbrados como estbamos a que China creca entre el 10% y el 11% anual, el que el crecimiento est en el 65% se considera con preocupacin. Pero es que en Asia China no est sola. Otro pas del que he hablado antes, India, mantiene un crecimiento econmico siempre en trminos macros, no hablo de si se refleja en la poblacin- del 7% y recuerdo que India forma parte como segundo pas del BAII, por ejemplo. Y Rusia, de quien se dice que est siendo muy afectado por las sanciones, se est recuperando mucho mejor de lo que los occidentales prevean. Pensaban, por ejemplo, que el PIB de Rusia se derrumbara y s, ha cado pero no tanto como esperaba Occidente: fue el 46% en 2014 y el 35% el 2015 pero los analistas estiman que este ao no llegar al 2% y que el 2017 va a estar muy cerca de volver a los parmetros positivos. Ya hay ciertos indicativos de ello, como que este primer trimestre de 2016 se ha recuperado la produccin industrial en ms del 1% y alcanzado un supervit en la balanza comercial de 160.000 millones de dlares. En el caso de China, el supervit en este primer trimestre ha sido de 406.000 millones de dlares.

La razn de estos datos hay que buscarla en algo que nunca dirn los medios de propaganda, y es que tanto Rusia como China en estos momentos estn centrados en reforzar la economa en el consumo interno. En el caso de Rusia, para eludir, al tiempo que para combatir, las sanciones y reducir la dependencia de Occidente. En el caso de China, para fortalecer la Nueva Ruta de la Seda que es la gran estrategia econmica de futuro de China.

Un ejemplo de lo que digo es que Rusia se ha convertido en el primer productor de trigo del mundo, superando a EEUU. Al imponer Occidente las sanciones a Rusia por la crisis de Ucrania, Rusia respondi con una medida inesperada: impuso sanciones a los productos agrcolas y ganaderos occidentales. Eso ha supuesto un auge espectacular de la produccin local, llegando a la situacin que acabo de mencionar con el trigo. En el caso de China, hay un claro parn en la produccin destinada a la exportacin porque se est trasladando esta produccin desde las zonas costeras a las del interior para asentar y fortalecer la estrategia de la Nueva Ruta de la Seda que es, preferentemente, euroasitica.

Por ir estableciendo ya algunas conclusiones, repito que la cooperacin estratgica entre Rusia y China va a ms casi cada da que pasa. El 16 de febrero el Ministro de Exteriores chino lo dijo de forma muy clarita: la cooperacin entre Rusia y China no se limita a las cuestiones bilaterales, sino que tambin juega un papel activo en una serie de cuestiones internacionales como Siria, la Organizacin Mundial del Comercio y el FMI.

El caso de Siria ya lo he comentado, tambin el del FMI. Pero por qu la mencin a la OMC? Porque Occidente est viendo lo que se le viene encima, que pierde su hegemona cada da que pasa, es lo viejo que no termina de morir de Gramsci, y hace movimientos desesperados para intentar evitar lo inevitable. Uno de esos movimientos es que est intentando construir nuevas normas para el comercio internacional, y as hay que interpretar tanto el TTIP, el tratado que est intentando firmar con Europa, como el TPP, un tratado similar con los pases del Pacfico. Esto es un sntoma evidente de la debilidad de Occidente, no de fortaleza como alguien puede creer. Es como cuando intentamos coger agua con las manos: durante un momento retenemos el agua, pero inevitablemente se nos escurre por entre los dedos. Eso es lo que est haciendo Occidente en estos momentos.

Por si hay alguna duda sobre lo que est pasando y el por qu Eurasia es el eje sobre el que pivota este siglo XXI, el presidente chino, Xi Jinping, acaba de decir la primera semana de marzo que la asociacin estratgica entre Rusia y China es clave para la estabilidad mundial; no slo juega un papel clave en la defensa de la paz y estabilidad en la regin, sino en el mundo en general.

Tenemos la alianza entre Rusia y China consolidada, pero es que hay otros pases asiticos que estn acercndose cada vez ms a estos dos grandes. Es el caso de India y de Irn, por mencionar a los principales y sin olvidarnos de Indonesia, como comentaba antes. Con la incorporacin de India y Pakistn a la OCS el ao pasado se aceler el proceso de integracin y expansin de la OCS, pero con la de Irn, que tendr lugar el verano de este ao, este proceso da un acelern importante y definitivo.

Irn es ya miembro observador de la Unin Econmica Euroasitica, es un socio preferente de China en la Nueva Ruta de la Seda y est siguiendo los pasos de rusos y chinos hacia la desdolarizacin. Si ya comercia con ellos en sus monedas respectivas, acaba de dar un paso ms anunciando, el 10 de febrero de este ao, que la venta de petrleo la realizar slo en euros, prescindiendo del dlar, y que dicha medida se establece por el momento y a la espera de que se asienten los planes para hacerlo en otra moneda que tal vez sea el yuan.

Como es lgico, ante este anuncio otro movimiento a la desesperada de Occidente, en concreto de EEUU: un juez condena a Irn a pagar 11.000 millones de dlares como responsable (sic) de los atentados del 11 de septiembre de 2001, la Administracin Obama dijo que iba a establecer ms sanciones contra Irn por las pruebas realizadas con misiles porque violan los acuerdos nucleares (sic) y se aade que una parte de los fondos que el pas persa tena congelados en EEUU y que en virtud de esos acuerdos tenan que haber sido devueltos, y an no lo han sido, iran destinados a pagar a los familiares de los soldados muertos en un atentado en Lbano en la dcada de los 80 y del que tambin se responsabiliza a Irn.

La guerra hbrida de Occidente

Son aparentes gestos de fuerza que ocultan, en realidad el nerviosismo de Occidente ante la prdida de su hegemona. Al principio de la charla os habl de la Conferencia Europea de Seguridad que se haba celebrado en Berln en febrero. En ella se recoge como nunca hasta ahora esta realidad: se dice que la alianza entre la UE y EEUU es ahora ms dbil y menos relevante que nunca; se reconoce que China es un actor principal en la escena internacional aunque, eso s, ello esta poniendo nerviosos a otros jugadores internacionales (es decir, a Occidente); que Rusia es agresiva y est provocando una crisis sin lmites (cuando no es Rusia quien est rodeando de bases a Occidente, sino al revs) y que, por todo ello, 2016 es probable que presente un periodo de crecientes riesgos, incluidos los de confrontacin militar, dada la incertidumbre y la transformacin de una era internacional ms inestable (5). Esto mismo, casi palabra por palabra, ha repetido Hilary Clinton en un discurso de su campaa electoral para la presidencia de EEUU. Ha dicho que la actual debilidad de EEUU hace del mundo un lugar ms peligroso y que esa debilidad, y la de la OTAN, son una seal peligrosa para amigos y enemigos por lo que durante su presidencia la prioridad de su poltica exterior ser contener a Rusia y China. Cuidado con este personaje, que tiene muy poco de progre.

Estas amenazas por parte de Occidente ya se estn concretando en actos. Es lo que ahora se llama guerra hbrida y que es una combinacin de guerra convencional, de sanciones, de las mal llamadas revoluciones de colores y de cambios en la normativa internacional como las que se gestan en el comercio mundial. El objetivo no es tanto derrocar gobiernos, que en el caso de Rusia y China es un objetivo imposible, sino en interrumpir o dificultar los proyectos transnacionales que estn en marcha, conectivos y multipolares del tipo Unin Econmica Euroasitica, Nueva Ruta de la Seda e, incluso, los BRICS.

Esta es una faceta a tener en cuenta sobre lo que est ocurriendo en Brasil y sobre la que no me voy a extender pero s mencionar que uno de los principales proyectos que est impulsando el Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS es la mejora y construccin de nuevas lneas ferroviarias en Brasil y se est haciendo por una compaa china y utilizando las monedas respectivas, el real y el yuan. Por lo tanto, aqu tambin hay una desdolarizacin evidente de la economa. Como digo, no me voy a extender pero s a recordar que los BRICS no surgieron con el intento de destrozar a Occidente, no pedian cambios radicales sino una redistribucin del poder el los organismos capitalistas clsicos, en el FMI, en el Consejo de Seguridad de la ONU Los BRICS siempre han abogado por el dilogo, la negociacin y la multipolaridad pero ni an as ha sido visto con agrado por Occidente que est haciendo todo lo que est en su mano para romper y/o desestabilizar este eje.

Esto es algo que no podrn hacer con el ncleo duro de los BRICS, el que podemos llamar RIC, Rusia, India y China por las razones que os he comentado. El tiempo se ha sobrepasado y hay que terminar, por lo que como conclusin queda que Eurasia es un proceso irreversible que adquiere una importancia geoestratgica y econmica de primer orden en la actualidad. La crisis que est sufriendo Occidente, econmica, poltica y moral, hace que las contrapartidas que pudiese ofrecer Occidente para contrarrestar la influencia del proyecto euroasitico son cada vez menores y ello lleva al mismo argumento: estamos asistiendo al fin de la hegemona occidental y al surgimiento de una nueva era que no va a pivotar ni sobre EEUU ni sobre la UE; ni siquiera sobre sus valores y sus instituciones. Eurasia es el nuevo eje, el eje sobre el que pivotar el siglo XXI porque no hay que olvidad, a fin de cuentas, que aqu se asienta el 63% de la poblacin del planeta y el 60% de los recursos.

Espero que haya sido de inters esta aportacin. Muchas gracias.

Notas:

(*) La primera parte de este artculo puede leerse aqu: Eurasia como eje del siglo XXI (I)

(1) Alberto Cruz, Los movimientos de China y Rusia tras la reforma del FMI: acelerar la desdolarizacin http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article2091 (2) Obama ha dicho esto el 4 de mayo. Este comentario no fue dicho en la conferencia sino que ha sido aadido por el autor para esta publicacin.

(3) Aadido para la publicacin.

(4) Aadido para la publicacin.

(5) Los anteojos de Europa, http://elterritoriodellince.blogspot.com.es/2016/02/los-anteojos-de-europa-acaba-de.html

Esta intervencin se realiz en el marco de la XXXIII Semana Galega de Filosofa que con el ttulo de "Filosofa y Poltica" organiz el Aula Castelao en Pontevedra entre los das 27 y 31 de marzo.

Alberto Cruz es periodista, politlogo y escritor. Su nuevo libro es Las brujas de la noche. El 46 Regimiento Taman de aviadoras soviticas en la II Guerra Mundial, editado por La Cada con la colaboracin del CEPRID.

Los pedidos se pueden hacer a [email protected] o bien a [email protected] Tambin se le puede encontrar en libreras.

Fuente: http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article2121


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter