Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2017

Birmania, telas de azafrn

Higinio Polo
El Viejo Topo


En la Roca dorada de Kyaiktiyo, colgada sobre el golfo de Martabn y envuelta en oro, que se sostiene milagrosamente, dicen, gracias a un pelo de Buda, o en la gigantesca zedi Shwedagon de Rangn, el fervor budista impregna la vida de Birmania, devota siempre con los monjes vestidos con telas de azafrn, que Pablo Neruda vea pasar desde la ventana de su casa en la vieja Rangn colonial. Tambin George Orwell, cuando era un polica britnico, describa, en Los das de Birmania, a un juez corrupto, U Po Kyin, que suspiraba por construir templos budistas para huir as de una reencarnacin en forma de rata; de la misma forma que Pierre Loti, en Pagodas de oro, reparaba en la fe de quienes ofrecan incienso y flores a los budas de Shwedagon. Porque el budismo es determinante en el pas, hasta el punto de que la religin y los monjes budistas se convirtieron en un aliado tcito de Aung San (el padre de la independencia birmana y progenitor de San Suu Kyi) y del nacionalismo para limitar la fuerza del Partido Comunista, que combata la religin en los tensos aos previos a la emancipacin de Birmania, la Myanmar de nuestros das.

Ms de la mitad de la poblacin birmana carece de electricidad, pero en Mandalay, la vieja capital imperial, los trabajadores que golpean rtmicamente, en un extenuante trabajo, los bloques de papeles para extender las lminas de pan de oro saben que servirn para que fieles y peregrinos lo aadan a las paredes de cualquier stupa o zedi, como en Shwedagon, que acumula ya treinta toneladas de oro. All, en los talleres, el ritmo hipntico de los golpes de maza sobre el pan de oro, acompaa a los retratos de Aung San Suu Kyi, la seora, como la llaman los birmanos, esperando an que la vida cambie gracias al nuevo gobierno. Birmania, o Myanmar, ha iniciado una nueva poca, pero los cambios se resisten.

Para los trabajadores, la existencia es dura en todo el pas. El ritmo montono de las lanzadoras volantes de los telares manuales, anteriores a la revolucin industrial, las mismas que ide John Kay en el siglo XVIII, llena las estancias de trabajo levantadas sobre troncos en el lago Inle. Las mujeres tejen piezas de seda, algodn y lotus: un pauelo de lotus se vende a ciento cincuenta euros a los turistas, aunque una obrera apenas gana 4.000 kyat (MKK) al da, unos ochenta euros mensuales por treinta das de trabajo, y un maestro alcanza los ciento treinta y cinco euros mensuales. Los sindicatos consiguieron en 2015 establecer el salario mnimo en 27 euros diarios, aunque las empresas siguen tratando de no pagar los das festivos, aunque se trabajen, sabiendo que ese salario mnimo es insuficiente para cubrir las imprescindibles y humildes necesidades bsicas. Los abusos de las empresas multinacionales occidentales, similares a los que cometen en Indonesia, Camboya o Bangla Desh, son moneda comn en Birmania, y empresas como H&M o Adidas intentan justificarse ante la evidente explotacin.

El largo camino al desarrollo se antoja lleno de obstculos. Desde Bagn al lago Inle o a la Roca Dorada, los campesinos se afanan sobre carretas de bueyes, en pueblos con calles de tierra, por donde pasan, a veces, camionetas que trasladan a los campesinos sentados en la caja, hacinados; y triciclos a motor que transportan dos o tres vacas o bueyes de agua, en un equilibrio imposible. En Pindaya, los campesinos bajan hasta el mercado para vender sus frutos, ataviados con peculiares prendas y tocados, diferentes para cada comunidad, y las mujeres se ponen thanakha en el rostro, una pasta similar al sndalo que sirve para protegerse del sol, y para maquillarse.

Birmania dispone de los mayores bosques de teca del mundo, y los campesinos viven en casas de troncos con paredes construidas con livianos paneles de paja de arroz, que, a veces, disponen de una placa solar. Carreteras reventadas, que estn ampliando, vacas por los caminos; incluso por la desierta autopista que une Rangn con Naypitaw, la nueva capital del pas, se ven campesinos caminando por los arcenes conduciendo a bfalos de agua. Y, a veces, perros salvajes, y controles de pago en caminos de tierra que consisten en una caseta destartalada de chapa. Y pequeas motos, como en todo el sudeste asitico, sobre las que es frecuente ver a tres o cuatro personas. La mayora de la poblacin, casi el setenta por ciento, es birmana, aunque el pas cuenta con minoras relevantes: los Shan, un 9%; los Karen, un 7%; los Rakhine, un 4%; y los chinos, un 2%.

Las noches de Birmania envuelven las rfagas que llegan desde oriente, el aroma de los frangipani y el rostro cansado de los hombres ataviados con longyi, una prenda similar a un pareo o una falda, que se dirigen a sus precarias casas al caer la tarde. En Taungoo, la algaraba y el concierto de miles de cigarras e insectos llenan la inquietante oscuridad, y, en el lago Inle, cuando el crepsculo inunda los bancales flotantes de tomateras, que obligan a los campesinos a trabajar desde su barca, los insectos empiezan a emitir un sonido de serrera, agudo, fuerte y persistente, que parece cubrir por entero a una Birmania inmutable y eterna. Sin embargo, el pas cambia, y, como el resto de la poblacin, hasta los monjes budistas han adoptado el telefonino, y salen, como siempre, todos en fila, a pedir limosna por las calles.

* * *

En los aos previos a la Segunda Guerra Mundial, la fascinacin por el Japn fascista, que estimulaba un interesado discurso de independencia en todo el sudeste asitico y en los territorios coloniales britnicos, consigui atraer a muchos birmanos, y eso explica el viaje de Aung San a Japn y su posterior acercamiento a Tokio, que le llevara a crear un partido nacionalista, a recibir ayuda militar nipona y a fundar el Ejrcito de Independencia Birmano. Cuando Japn ocupa Birmania, en 1942, Aung San entra en el gobierno impuesto por Tokio, mientras que el Partido Comunista se opone y organiza guerrillas que combaten a las tropas japonesas. Nacionalistas y comunistas mantienen duros enfrentamientos polticos hasta que la decepcin por la poltica de Tokio en Birmania genera un frente comn entre la organizacin de Aung San y el Partido Comunista con el objetivo de expulsar a los japoneses del pas, mientras colaboran con las fuerzas aliadas, sobre todo con Gran Bretaa. La Liga antifascista creada entonces tendr a Aung San como presidente y al dirigente comunista Thakin Than Tun como secretario general, quienes tras la derrota japonesa en 1945 y la restauracin de los organismos coloniales britnicos trabajan para conseguir la independencia, aunque las diferentes posiciones acerca de la conveniencia de organizar acciones armadas contra la administracin colonial britnica o bien apoyar la va negociadora de Aung San llevarn a la ruptura del Partido Comunista. As, el grupo dirigido por Thakin Soe, Bandera Roja, mantuvo la guerrilla desde 1948 hasta 1970. Aung San, convertido en el protagonista de las negociaciones con Londres, utiliz su condicin de dirigente apartidista para consolidar su papel en el pas, y arranc su nombramiento como vicepresidente del gobierno colonial britnico en Birmania, con el gobernador Hubert Rance como presidente, un hombre que apoyaba a Aung San por considerarlo ms receptivo a los intereses britnicos. Aung San expuls de la Liga al Partido Comunista en octubre de 1946: consigui, adems, un acuerdo con Clement Attlee, a principios de 1947, para acelerar la descolonizacin de Birmania, con lo que afirm su figura de padre de la independencia, consiguiendo la victoria en las primeras elecciones a la Asamblea Constituyente, en abril de 1947, y reduciendo al Partido Comunista a un papel secundario. En julio de ese mismo ao, Aung San fue asesinado por sus rivales polticos, sin relacin con los comunistas, y, en enero de 1948, Rance entreg el poder a Sao Shwe Thaik, primer presidente de la Birmania independiente. El enfrentamiento entre el gobierno nacionalista y el Partido Comunista culmina en marzo de 1948, cuando el primer ministro, U Nu, ordena la detencin de todos los dirigentes comunistas, que contestan con un llamamiento a la insurreccin. Thakin Than Tun dirige desde ese momento la guerrilla comunista, mientras el gobierno nacionalista inicia un errtico proceso poltico que se inspira en el Partido del Congreso de Gandhi y Nehru, con su socialismo moderado.

El gobierno de U Nu fue derrocado en 1962 por un golpe de Estado dirigido por el general Ne Win, quien pas a ser primer ministro y despus presidente, con un confuso programa de gobierno, mezcla de conceptos budistas y socialistas que pretenda iniciar un indito camino entre la socialdemocracia y el comunismo, que no le impidi perseguir con saa a los militantes comunistas. El propio Ne Win era un sujeto estrafalario, que gobernaba recurriendo a videntes y a astrlogos, hasta el punto de que hua de los malos espritus caminando de espaldas, y cambi el sentido de la conduccin en las carreteras del pas, de izquierda a derecha, por consejo de sus videntes, para, supuestamente, equilibrar las decisiones polticas. Fund, junto con sus conmilitones, el Partido del Programa Socialista de Birmania, PPSB, cuyo proyecto poltico intent vampirizar el prestigio que tena el socialismo en el mundo para conseguir el desarrollo de los pases asiticos, como se comprobaba en China, y tambin los planteamientos socialistas del Partido del Congreso indio de Nehru. El general Ne Win y los militares, que beban tambin del ejrcito creado por Aung San tras la independencia, gobernaron el pas con el PPSB hasta el golpe de estado de 1988, protagonizado por el general Saw Maung, un veterano de la represin contra la guerrilla comunista, que liquid el PPSB y presidi la Junta Militar hasta que fue tambin derrocado, en 1992, por un golpe palaciego de los propios militares.

El Partido Comunista, que calific a la dictadura de Ne Win como cmplice del imperialismo, y defensora de un capitalismo burocrtico, mantuvo la guerrilla y tom distancia de la Unin Sovitica y de Vietnam, mientras se acercaba a China. Curiosamente, tras casi treinta aos de lucha armada y de una justa crtica a las tentaciones sectarias, una escasa informacin sobre la situacin en Camboya y un seguimiento acrtico de las errticas decisiones chinas en la ltima etapa de Mao Ts Tung, llevaron al Partido Comunista Birmano a acercarse a los jemeres rojos camboyanos tras su toma del poder (como hizo tambin el gobierno birmano de Ne Win) e intentar mediar en su disputa con los comunistas vietnamitas. Las conversaciones de paz con el gobierno, iniciadas en 1980, culminaron con la ruptura ante la exigencia del general Ne Win de que se disolviese el Partido Comunista. Mientras tanto, la situacin en el pas empeoraba: las protestas de la primavera de 1988 fueron aplastadas por el ejrcito, causando numerosos muertos, aunque no consigui acabar con las manifestaciones y disturbios en todo el pas. Forzado Ne Win a dimitir, las protestas continuaron y la dictadura militar respondi a la rebelin popular del 8 de agosto de 1988 (levantamiento 8888, en protesta por la desastrosa situacin econmica y la penuria extrema de la poblacin, adems de por los asesinatos) con una feroz represin que acab con la vida de miles de personas y finaliz con la llegada del general Saw Maung a la presidencia de la Junta Militar. Tanto el gobierno como los servicios secretos militares culparon al Partido Comunista de las manifestaciones y huelgas y del estallido de la rebelin.

El secuestro de las elecciones de 1990, y el nuevo papel de la hija de Aung San, mantenida en detencin domiciliaria por el rgimen durante quince aos, socavaron todava ms el papel del ejrcito y convirtieron a San Suu Kyi en una figura de relevancia internacional. Los aos siguientes fueron de represin, conspiraciones y agona del rgimen, pese a la fachada que los militares pretendan mantener, y acabaron conduciendo a la liquidacin de la Junta. El sucesor de Maung, el general Than Shwe, dirigi el pas hasta la disolucin de la Junta Militar, en marzo de 2011, que dio inicio a la apertura. El USDP (Partido de la Unin, solidaridad y desarrollo) fue la nueva organizacin poltica creada por los militares para salvaguardar su papel y su poder, partido que hoy forma parte del gobierno con la NDL de San Suu Kyi y es el segundo grupo del parlamento birmano.

La crtica del Partido Comunista a la dictadura militar, el rechazo a la constitucin de 2008 y a las elecciones falseadas de 2010, la exigencia de mejoras en la vida de la poblacin y de censura por la corrupcin y el enriquecimiento de los militares, adems de la dura existencia de los campesinos sin tierra, no consiguieron crear un espacio poltico para la izquierda, frente a la apuesta de la NDL, que fue vista por la poblacin como la nica palanca posible para forzar el cambio poltico, y configur as un nuevo equilibrio poltico entre el partido de los militares y el moderado centro-izquierda de San Suu Kyi. En vsperas de las elecciones de 2015, criticadas por el control ejercido por la dictadura militar, la postura del Partido Comunista y de la izquierda iba acompaada del temor a que la poltica de apertura de los militares birmanos fuese acompaada de facilidades para la llegada de empresas y militares norteamericanos.

* * *

La denominada, por la prensa occidental, revolucin del azafrn, se inici en el monasterio Myo Ma Ahle. En 2007, unos monjes budistas protestaron por el precio del petrleo, y su gesto fue seguido en todo el pas. El 2 de mayo de 2008, el cicln Nargis arras el Estado de Ayeyarwady y lleg hasta Rangn, causando ms de ciento treinta mil muertos y una destruccin apocalptica que todava puede observarse en algunas zonas. La Junta militar mantena una dura represin contra cualquier protesta, contra los diferentes grupos de la guerrilla y acosaba a la izquierda y al ilegal y clandestino Partido Comunista birmano, pero la catstrofe del cicln Nargis, que sigui a las protestas, arrincon a la Junta Militar, que inici poco despus un proceso de apertura poltica que culmin en 2011 con la eleccin del general Thein Sein como presidente de la repblica con la misin de convocar elecciones generales en noviembre de 2015, que dieron la victoria a la oposicin dirigida por San Suu Kyi.

Los militares se haban reservado la cuarta parte de los escaos, pero la NDL, Liga Nacional por la Democracia, el partido de la seora, gan las elecciones alcanzando casi el ochenta por ciento de los diputados. As, un nuevo gobierno se configur en abril de 2016, dirigido en la prctica por Aung San Suu Kyi, que no poda ser elegida presidenta por las limitaciones impuestas por los militares en la Constitucin y cuyo cargo oficial es el de Consejera de Estado y ministra de Asuntos Exteriores. San Suu Kyi inici programas de proteccin social y destin ms recursos a la precaria sanidad, prometiendo que trabajara para crear puestos de trabajo y por una federacin birmana unida, adems de por la mejora del transporte y para llevar la electricidad a ms birmanos. Combatir la corrupcin, otro de los problemas acuciantes, est tambin entre sus objetivos.

El nuevo sistema poltico se articula alrededor de la Liga Nacional por la Democracia de San Suu Kyi, un partido que se sita entre la socialdemocracia y el liberalismo, y del partido USDP (Unin, Solidaridad y Desarrollo), nacionalista, que dirige el general retirado U Than Htay, y es heredero de la Junta militar que dirigi el pas hasta 2011; en esa fecha, la Junta se disolvi y el primer ministro Thein Sein, otro general, se retir del ejrcito para crear el USDP y acceder a la presidencia de Myanmar, cargo que mantuvo hasta marzo de 2016, cuando tras las elecciones de 2015 que otorgaron la victoria a la NDL, pas a ser presidente U Htin Kyaw, hombre de confianza de San Suu Kyi.

Las elecciones parciales celebradas posteriormente, en 2017, han mostrado el desgaste de la NDL, sobre todo en las regiones habitadas por minoras tnicas, e incluso cierta decepcin entre los birmanos con el papel desempeado por San Suu Kyi, mientras se produce una radicalizacin en el nacionalismo anti musulmn de raz budista, que exige la deportacin y expulsin de los rohingyas a Bangla Desh, opinin que comparten muchos de los dirigentes del partido de San Suu Kyi. La situacin de la poblacin rohingya (un milln de personas, musulmanes, que viven en el estado de Rakin, en las costas del golfo de Bengala, y a quienes el gobierno de Naypitaw no considera birmanos sino bengales), privados de derechos, ha llevado a la ONU a proponer el envo de una comisin internacional para estudiar los abusos sobre esa minora, propsito que fue rechazado por San Suu Kyi. La brutalidad de la polica y el ejrcito contra los musulmanes sigue siendo moneda comn en el pas, y con el pretexto de la lucha contra el terrorismo se producen frecuentes violaciones de mujeres, asaltos e incluso quema de poblados rohingyas. Adems, las mafias de trfico de personas engaan a los rohingyas ofrecindoles la huida por mar hacia Malasia para escapar de la represin, aunque, con frecuencia, los abandonan despus a su suerte: en mayo de 2015, cientos de rohingyas se ahogaron en el mar de Andamn, acosados por la marina thailandesa que les negaba la entrada en su pas.

Ese es uno de los graves problemas que debe afrontar Birmania y el nuevo gobierno, presionado adems en el plano internacional: la Organizacin para la Cooperacin Islmica (hasta 2011, Conferencia Islmica) celebr en Malasia una conferencia presidida por el primer ministro malayo, Najib Razak, para estudiar la situacin de los rohingyas y exigir soluciones al gobierno birmano. En la regin donde viven los rohingyas operan grupos como el Ejrcito de Salvacin de Arakan Rohingya y el Aqua Mul Mujahidin, un grupo islamista armado que ha realizado atentados y ataques en la regin birmana aledaa a Chittagong, de Bangla Desh. De hecho, en el verano de 2017, la violencia haba aumentado y la situacin es muy insegura e inestable en todo el estado de Rakhine, con decenas de desaparecidos y muertos en atentados, y donde el ejrcito est desplegado en situacin de alerta. Por si faltaran problemas, las guerras de Oriente Medio, la intervencin norteamericana en toda la regin y la actividad jihadista han hecho aparecer nuevos espejismos y riesgos: Daesh considera a Birmania, junto con el sur de Thailandia, Indonesia, Singapur, Malasia y Filipinas, como territorios de un hipottico Estado de Asia oriental que ambiciona crear, objetivo que aunque no tiene ninguna viabilidad no por ello deja de preocupar por sus repercusiones en el terrorismo jihadista que acta en Asia y que tiene particular influencia en la isla filipina de Mindanao.

La delicada cuestin de las minoras nacionales llev a celebrar la primera Conferencia Panglong en el verano de 2016, que concluy sin acuerdos, aunque se cerr con el objetivo de articular un nuevo estado federal birmano. En la segunda Conferencia Panglong, celebrada en mayo de 2017, donde participaron casi mil representantes del gobierno y el ejrcito (entre ellos, Aung San Suu Kyi; y el general Soe Win), de los partidos polticos, el parlamento, y de quince grupos guerrilleros, se acordaron las competencias reservadas para los gobiernos regionales y estatales, su capacidad legislativa y la igualdad de todos los componentes nacionales en Birmania, as como los mecanismos para asegurar el fin de los enfrentamientos armados. Pese a los avances, siete grupos guerrilleros se negaron a suscribir los acuerdos, aunque aceptaron continuar las conversaciones con el gobierno.

A finales de 2016, se produjeron nuevos combates entre el ejrcito birmano y una alianza de grupos guerrilleros de minoras tnicas como el KIA (Ejrcito de independencia de Kachin), el TNLA (Ejrcito de Liberacin Nacional Ta'ang) y el MNDAA (Ejrcito de la Alianza Democrtica Nacional de Kokang). Los enfrentamientos, que se han prolongado a lo largo de 2017, se produjeron en la regin situada entre Mandalay y la frontera china en Muse, causando la muerte a ms de doscientas personas y a decenas de soldados, obligando a evacuar ms de doscientas aldeas; en los combates participaron, con armamento pesado, casi mil guerrilleros de los grupos que no han suscrito el Acuerdo de Tregua Nacional. La situacin en la zona fronteriza preocupa a China, cuyo gobierno ha impulsado conversaciones en Pekn con el gabinete birmano y contactos con los grupos guerrilleros con el objetivo de estabilizar la frontera. Pese a todo, continan los enfrentamientos y, segn organismos humanitarios, la violacin de los derechos de las minoras por el ejrcito.

* * *

Desde la independencia, tras la Segunda Guerra Mundial, Birmania ha optado por una prudente poltica de mantener relaciones estables y amistosas con sus dos grandes vecinos, China y la India, con quienes comparte extensas fronteras. Sabe cul es su situacin estratgica en Asia y en el mundo, y necesita cultivar su simpata. Estados Unidos trata ahora de atraerse al pas para su poltica de contencin de China: la llegada a finales de noviembre de 2011 de la secretaria de Estado, Clinton, para entrevistarse con el general Thein Sein, fue el inicio de una nueva relacin con Washington, que anteriormente ya haba enviado varias misiones especiales para negociar con la Junta militar. A la embajada de Clinton sigui la primera visita de Obama, en noviembre de 2012, y una segunda en noviembre de 2014.

El gobierno de San Suu Kyi quiere atraer inversiones chinas y apuesta por desarrollar la colaboracin con Pekn en la construccin de infraestructuras, tratamiento del agua, agricultura y energa elctrica. China es el principal socio comercial de Birmania, y sus inversiones alcanzan casi el treinta por ciento del capital exterior invertido en el pas. Birmania acaba de firmar un acuerdo con Pekn para construir un oleoducto que unir los dos pases, convenio suscrito en abril de 2017 por Xi Jinping y el presidente birmano U Htin Kyaw. Ese oleoducto permitir a China importar petrleo de Oriente Medio y descargarlo en la costa birmana del golfo de Bengala para llevarlo por tierra hasta la regin china de Yunnan, donde Pekn ha construido una gigantesca refinera para tratar doscientos sesenta mil barriles diarios. Esa apuesta china evita as un hipottico bloqueo, por la Marina de guerra norteamericana, del estrecho de Malaca, por donde pasa hoy la mayor parte de sus importaciones de petrleo: no en vano, el patrullaje y acoso norteamericano en la zona es constante, y se une a la creciente presencia estadounidense: desde el acuerdo del gobierno singapurense con el secretario de Estado Robert Gates en 2011, Estados Unidos cuenta en Singapur con buques de guerra y presencia militar permanente en la base naval de Changi, en el extremo occidental del Mar de China meridional, donde el Pentgono est desarrollando un ambicioso plan militar para contener a China, mientras estimula en los pases del rea la desconfianza hacia Pekn con la excusa de la defensa de la libertad de navegacin.

Con una economa centrada en el arroz, el gas y la madera, y, en menor grado, la pesca y los textiles, Birmania tiene que importar el petrleo que consume y la maquinaria, automviles y tractores que necesita, que compra en China, Singapur y Japn. Myanmar cuenta con un producto interior bruto menor que el de Singapur, y apenas la tercera parte del de Vietnam, con quien mantiene buenas relaciones, adems de con China y la India. San Suu Kyi se ha mostrado interesada en el proceso de desarrollo vietnamita, con quien ha intensificado la cooperacin. En el seno de la ASEAN, la asociacin del sudeste asitico, su principal socio comercial es Thailandia (junto a Singapur, Malasia, Indonesia y Vietnam), aunque la frontera comn entre los dos pases es una fuente de problemas debido al activo narcotrfico en la zona, donde el ejrcito birmano detiene cada ao a centenares de personas relacionadas con las drogas, y que ha llevado al gobierno de Naypitaw a crear, junto con China, Laos y Vietnam, varias oficinas de cooperacin para controlar el trfico de droga. Thailandia trabaja en un plan, visto con agrado por Naypitaw, para impulsar los intercambios comerciales con Birmania, Laos, Camboya y Vietnam, en una suerte de bloque regional dentro de la ASEAN para hacer frente a la competencia internacional. Por el contrario son casi inexistentes los intercambios comerciales de Myanmar con Filipinas, Laos y Camboya. Los mayores inversores en el pas son Singapur, China y Vietnam.

Productor de arroz, Birmania exporta el ochenta por ciento de su produccin a China. En 2016, vendi casi 800.000 toneladas al exterior, y compite en ese campo con otros pases del sudeste asitico como Vietnam, India, Thailandia y Camboya. San Suu Kyi ha visitado China, Japn, la India, Canad y Estados Unidos para captar inversiones. Shinzo Abe, primer ministro japons, anunci durante la visita de Aung San Suu Kyi, que su pas aportara siete mil millones de euros a Birmania para impulsar el desarrollo, sobre todo en la construccin de aeropuertos y lneas de electricidad, y en la pacificacin de las minoras tnicas.

A finales de 2016, el Banco Mundial concedi a Birmania un prstamo de cien millones de dlares para desarrollar la estructura financiera del pas, que, hoy, no puede afrontar las necesidades crediticias. En junio de 2017, el gobierno de San Suu Kyi organiz un foro de inversin en Naypitaw para estimular la inversin extranjera, especialmente en las reas econmicas de Dawei (en la costa del mar de Andamn, a medio camino entre Rangn y Bangkok), Thilawa (al sur de Rangn), y Kyaukphyu (en la isla Ramree, en el estado de Rakhine habitada por los rohingyas). Thailandia est muy interesada en la regin de Dawei y ha ofrecido al gobierno birmano financiar la construccin de una carretera que conecte con la frontera thailandesa e invertir en la zona econmica especial. A su vez, Vietnam trata de impulsar la creacin de un corredor econmico que una el sur de Birmania, Thailandia, el noreste de Camboya (Stung Treng y Ratanak Kir), la regin laosiana de Sekong y la vietnamita de Quảng Nam, en el centro del pas.

* * *

En Yangon, la vieja Rangn colonial, nios y nias vestidos con camisas blancas y longyi salen de la escuela, llenando las calles de sonrisas y bullicio. La densa ciudad cuenta con seis millones de habitantes y una extensin que multiplica por siete la de Barcelona, con serios problemas en los suburbios e incluso en las calles del centro, donde transcurra antao la vida de la colonia. Rangn dispone de un programa para su desarrollo, con ayuda japonesa, que impulsar siete poblaciones aledaas para descongestionar la ciudad: las siete localidades satlites planeadas son Thanlyin, Rangn Oriental, Rangn Sur, Dala, Hmawby, Htantabin y Helgu, aunque las dificultades financieras ponen en entredicho su aplicacin. Para complicar ms las cosas, en marzo de 2017, un terremoto alarm a la ciudad, derribando edificios y causando numerosos heridos.

En la zedi Shwedagon, centro espiritual del budismo birmano, cuya altura de cien metros y el brillo del oro que la cubre hace que se vea desde muchas zonas de la ciudad, el calor es infernal. Columnas y stupas revestidas con el oro ofrendado por los peregrinos, crean una atmsfera irreal, que envuelve las tnicas de azafrn, a veces amarillas, de los monjes, mientras los devotos encienden velas y palitos de incienso y tiran agua sobre algunos Budas. Mujeres con parasoles hacen fotografas con el telefonino, ataviadas con el longyi y blusas coloridas, y pasean descalzas por el enorme recinto. Aqu y all, monjes con la cabeza rasurada y tnica roja o azafrn. Los fieles descansan en las columnatas y porches, ante los Budas, huyendo del sol; otros, se postran en el suelo, en oracin, juntando las palmas de las manos: el budismo Theravāda hermana a Birmania con sus vecinas Thailandia, Laos y Camboya.

En la zedi Sule Pay, una stupa de dos mil aos, aunque ms pequea que la Shwedagon, se encuentran negocios de lectura de manos, minsculos; carritos de comida, tiendas de astrologa: es el centro de la ciudad, junto a la telaraa ordenada y, al tiempo, catica de Chinatown, con calles numeradas por los britnicos, por donde pasan, comen y duermen, a veces en espacios minsculos, muchedumbres interminables. No lejos de aqu, en la vieja Dalhousie street, vivi el joven Pablo Neruda, que haba llegado en barco a Rangn por el golfo de Martabn, para descubrir desde la cubierta la stupa Shwedagon cargada del oro de los peregrinos, y el constante paso de los monjes budistas con sus telas de azafrn. Al lado, en el jardn Mahabandoola, se halla el obelisco blanco a la independencia de Birmania que sustituy a la estatua de la reina Victoria, que destaca hoy entre edificios modernos, frente al Ayuntamiento y la antigua oficina de inmigracin de la colonia britnica. Tambin aqu, en la calle Barr, casi junto a Maha Bandula, se fund el Partido Comunista Birmano en agosto de 1939 por una decena de personas entre quienes estaba Aung San (el dirigente de la independencia de Birmania y padre de Aung San Suu Kyi), que fue elegido secretario general, aunque abandonara el partido un ao despus, tras su viaje al Japn. Esa misma calle sera tambin escenario de las matanzas de la Junta militar birmana el 8 de agosto de 1988.

La vida de Rangn fluye en decenas de pequeos restaurantes en medio de la calle, figones a la intemperie que son apenas unas mesas de plstico y unos taburetes, con frgiles cocinas, regentadas a veces por nios, que tienen al lado hoteles de lujo. Algunas vas recuerdan a Bombay, hija tambin de la colonia britnica y del trpico, llenas de edificios negruzcos tintados por los monzones; y en las callejuelas del puerto, hindes y bengales trajinan con sus pequeos negocios de transporte o descansan en el suelo, mientras se escucha el graznido de los cuervos. Ms all, frente al ro Rangn que va a morir al golfo de Martabn, se encuentra el hotel Strand que frecuentaron Kipling, Orwell y Somerset Maugham, y en sus lujosos salones de mrmol y madera de teca nada recuerda a la penuria de los birmanos, atrapados ahora entre una esperanza que, tal vez, se desvanezca pronto; obstinados en su piedad budista y en la soledad anunciada por la debilidad de la izquierda poltica, soportando la furia de los monzones en sus casas desvencijadas, mientras los generales siguen vigilando los das de Birmania y los monjes budistas caminan por las calles recogiendo limosnas con sus telas de azafrn.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter