Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-10-2017

A 70 aos de la masacre de Rincn Bomba, los pilag reclaman justicia
El pueblo que espera reparacin

Daro Aranda
Pgina/12


El 10 de octubre de 1947, Gendarmera cometi una matanza en las comunidades indgenas de Formosa. El recuerdo sobrevivi en la regin, pero el Estado nunca pidi disculpas. El juicio comenz hace doce aos aunque no avanza.

Fue en la tarde del 10 de octubre de 1947, durante el primer gobierno de Juan Domingo Pern. La Gendarmera Nacional abri fuego sobre comunidades indgenas en Formosa. Cientos de pilag asesinados, violaciones de mujeres, muerte de ancianos y nios. La matanza fue invisibilizada durante aos, pero permaneci en la memoria regional como la masacre de Rincn Bomba. El Pueblo Pilag nunca olvid, ni perdon. Ningn gobierno pidi perdn ni propuso reparacin. Ninguno de los tres poderes de Estado dio respuesta, y el juicio lleva doce aos cajoneado. Hoy, a 70 aos de la masacre impune, el Pueblo Pilag reitera: La memoria sigue, solo falta justicia.

Luciano Crdoba (su nombre indgena era Tonkiet) era un sanador para los pilag. Su presencia convocaba a cientos de indgenas. Y as sucedi a inicios de octubre de 1947, cuando las comunidades originarias se movilizaron hasta el paraje La Bomba (en las afueras de Las Lomitas) en busca de sanacin.

La Gendarmera Nacional, bajo el falso argumento de maln, lleg hasta el lugar y fusil con rifles y ametralladoras. Incluso un avin disparaba y asesinaba pilag desde los cielos. No fue solo el 10 de octubre, al menos 20 das dur la matanza. Los gendarmes persiguieron a los indgenas hasta monte adentro, los fusilaban y violaban a las mujeres y nias. A los heridos los dejaban morir sin atencin mdica ni agua. Hubo cientos de detenidos, que fueron trasladados a las colonias de Bartolom de las Casas y Francisco Muiz, que funcionaron como campos de concentracin, donde fueron obligados a trabajo esclavo, 134 aos despus de ser abolida la esclavitud en Argentina.

Para nosotros, hace ms de 500 aos la justicia es muy lenta. Ya han muerto la mitad de los testigos de esta terrible matanza. Nos sentimos profundamente tristes ya que hemos esperado 12 aos desde que iniciamos la demanda judicial. Nos entristece ver que nosotros, como Pueblo Pilag, hemos esperado mucho para ver un juicio que se posterga durante aos. Queremos justicia para los ancianos que ya no estn y para los que aun esperan con su salud frgil, como as tambin para los hijos y nietos de los sobrevivientes, denunci la Federacin Pilag en abril pasado, ante el fallecimiento de uno de los acusados, Carlos Smachetti, de la Fuerza Area, que ni siquiera fue llamado a declarar en la causa.

Valeria Mapelman es la no-indgena que ms ha hecho para visibilizar la matanza de Rincn Bomba. Realizadora del documental y el libro Octubre Pilag. Relatos sobre el silencio, acompaa a las comunidades indgenas desde hace ms de una dcada y realiz una investigacin detallada que confirm la decisin poltica de asesinar a los pilag, dej en evidencia que el maln no exista y perfor el silencio meditico que ocultaba el asesinato masivo de indgenas.

La masacre de La Bomba no es un hecho aislado, se inscribe en un proceso genocida, y convive con otros hechos similares. Este proceso no tiene una fecha de caducidad y podemos ver su continuidad en la falta de reconocimiento de las vctimas como tales, la falta de acceso a la justicia, y el silenciamiento de estos casos que ni siquiera cuentan con el acompaamiento de organismos de derechos humanos y ONG. El Pueblo Pilag jams recibi ningn reconocimiento oficial por los crmenes sufridos. Sin embargo sus memorias han logrado penetrar la historia oficial. Ancianos y ancianas atestiguaron y transformaron la historia probando que la prensa de la poca y el relato de Gendarmera que los acusaba de haber realizado un maln era totalmente falso, afirm Mapelman.

La investigadora detall que el ministro de Guerra, Humberto Sosa Molina, orden la movilizacin de tropas, incluso el despegue de un avin desde El Palomar. Fue una decisin poltica del Gobierno. Los efectivos contaban con fusiles y ametralladoras pesadas que disparaban hasta 5000 balas por minuto. De la reconstruccin que realiz Mapelman junto a los ancianos pilag estiman que haba unas 4000 personas y escaparon 500. Falta saber qu pas con 3500 personas, alert. Es el trabajo que debiera hacer el Estado, para determinar el nmero de vctimas. Se hallaron tres fosas comunes pero se abri solo una, y se encontraron 27 cuerpos. El Pueblo Pilag afirma que fueron cientos de asesinatos.

La masacre de La Bomba fue ocultada porque como tantas otras masacres contra pueblos originarios es la vergenza de una Nacin. Se ocult tambin para encubrir a los asesinos y sus cmplices, alert Mapelman.

Denunci la demora del juicio y destac la lucha de los pilag, pilar fundamental para visibilizar el crimen. Un ejemplo de esa resistencia es la recuperacin territorial que hicieron las comunidades pilag Oedie y Penqole. Luego de la matanza de 1947, Gendarmera Nacional se apropi del territorio indgena que fue epicentro de los asesinatos, en Las Lomitas. Las comunidades indgenas volvieron a su lugar ancestral. Aqu la sangre pilag fue derramada, sola resumir Julio Surez, abuelo indgena, sobreviviente de la matanza, que dedic sus aos a recordar y difundir lo sucedido.

En el mismo lugar hoy habr conmemoracin de la masacre.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/68152-el-pueblo-que-espera-reparacion

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter