Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-10-2017

Es la hora de la ruptura democrtica

Pedro Casas
Rebelin


El rgimen del 78 surgi de una transicin controlada por el ejrcito y regada de decenas de asesinatos cometidos por los paramilitares y el propio gobierno. Mantuvo la esencia el aparato del rgimen franquista, con el que pact para mantener todos sus privilegios derivados del golpe de estado del 36.

Los brutales recortes sociales acometidos en estos 40 aos, acentuados al amparo de la mal llamada crisis de 2008, han provocado crecientes luchas populares que han sido reprimidas por un estado que ha puesto al descubierto su carcter autoritario. Se ha puesto as de manifiesto, desde hace aos, la profunda crisis que aqueja a este rgimen, que en su constitucin no fue capaz de recoger las demandas territoriales de los pueblos que conforman el estado espaol, y tampoco permiti que se decidiera sobra la forma de la jefatura del estado.

En este contexto, la crisis desatada por la voluntad del pueblo cataln para decidir libre y democrticamente su futuro, viene a significar un nuevo y profundo boquete en la lnea de flotacin de este rgimen.

El pueblo cataln se expres con claridad el pasado 1 de octubre, pese a las trabas ilegales y la represin de todo tipo que sufri. El Govern de Catalunya ha decidido suspender temporalmente la proclamacin de la repblica catalana prevista, para abrir un proceso de dilogo que permita llegar a una solucin acordada con el estado espaol, segn se argumenta. A la oferta de dilogo expresado por el ejecutivo cataln, corresponde una respuesta de dilogo por parte del estado espaol.

Las actuales instituciones espaolas (jefatura del estado, gobierno y tribunales) han dado en las ltimas semanas sobradas muestras de falta absoluta de voluntad por encauzar este conflicto por vas polticas y democrticas, como muy bien se vio con la actuacin policial del da del referndum, jaleada por el mismo monarca que ni siquiera se tom la molestia de aparentar un papel moderador. Por ello no es descartable que ante la mano tendida del Govern, activen su plan ms agresivo, pensando que el enemigo est dbil o derrotado, en un afn de vencer a cualquier precio.

Una monarqua impuesta, un gobierno corrupto y unos tribunales de origen franquista y al servicio del poder poltico, no pueden seguir pilotando las riendas de esta estado que se dice democrtico y de derecho.

Nos toca estar a la altura de las circunstancias histricas que estamos viviendo, y dar carpetazo al rgimen surgido de una transicin tramposa. Es el momento de tomar la iniciativa, y convocar a la poblacin, a las organizaciones sociales y polticas, para disear un plan de superacin de este rgimen.

Para conseguirlo es necesario una gran organizacin y movilizacin popular, radicalmente democrtica y pacfica, como el pueblo cataln nos ha enseado, para garantizar que la ruptura llega hasta el final.

El pueblo cataln se ha expresado; ahora nos toca a [email protected] dems ejercer nuestra responsabilidad, por [email protected], por [email protected], por un sistema que sea justo, libre y democrtico.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter