Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-12-2017

Sobre el alejamiento de la realidad
Energa nuclear y programas electorales del 21D en Catalua

Miguel Muiz Gutirrez
Rebelin


A las elecciones al Parlament de Catalua del 21 de diciembre (21D) se presentan 11 candidaturas, aunque nicamente 9 pueden considerarse activas. De esas nueve, slo cinco mencionan aspectos relacionados con la energa nuclear en los programas electorales. Antes de valorar las implicaciones del hecho, y el tratamiento electoral que recibe, conviene hacer una reflexin que site al lector o la lectora en el contexto social, poltico y econmico.

En primer lugar est el marco poltico: e l discurso sobre la secesin de Catalua del conjunto de Espaa ha logrado, tras cinco aos de saturacin informativa y propagandstica, imponerse y distraer la atencin de las duras polticas neoliberales aplicadas sobre las clases subalternas. El llamado monotema ha sido un xito: ha permitido que gobiernos de CDC con apoyo del PP, primero; y del PDECAT ERC con apoyo de la CUP, despus, hayan hecho de Catalua un territorio pionero y adelantado en recortes de derechos sociales, privatizacin sanitaria, penetracin de dogmas neoliberales en la enseanza pblica, e incremento de la precariedad y las desigualdades sociales. La energa nuclear no ha sido una excepcin a esta dinmica.

Los datos son contundentes; segn RED ELCTRICA ESPAOLA, la empresa sigue la produccin y el consumo global de electricidad, en 2016 Catalua consumi 46.554 GWh de electricidad; y Asc 1, Asc 2 y Vandells 2 generaron 23.743 GWh sobre un total de 43.215 Gwh de produccin elctrica total (lo que es el 51% de consumo total y casi el 55% de la produccin). Por su peso en el conjunto de la produccin y consumo energtico, Catalua es hoy el territorio ms nuclearizado, y dependiente de las nucleares, de toda la Pennsula.

Desde el pasado febrero, Garoa ha marcado la normativa. Slo falta que las empresas propietarias de las centrales (ENEL-ENDESA, INERDROLA y GAS NATURAL-FENOSA) lleguen a un acuerdo econmico con el gobierno del PP, para que ste renueve los permisos hasta los 60 aos de funcionamiento de los reactores, el acuerdo debe conseguirse antes de 2020 y 2021 (en que expiran las actuales licencias) y, en todo caso, en marzo de 2019 habr que presentar a la Unin Europea el proyecto de transicin energtica en que se concretar el papel de la energa nuclear. En Catalua los 60 aos implican que los grupos de Asc y Vandells2 funcionarn hasta el 2045 y 2047, respectivamente.

Contrariamente al contenido del escaso eco que las nucleares tienen en los medios, los conflictos que provocan no se hallan en la subida o bajada del precio de la electricidad o el papel que se le adjudica en la mitigacin del cambio climtico, ni siquiera en el bloqueo que puede suponer para aprovechar las energas renovables.

Los motivos que exigen un cierre ordenado y urgente de las centrales nucleares son cuatro: es una fuente de contaminacin radiactiva continuada cuando funcionan normalmente (con los impactos para la salud que se derivan), existe un riesgo creciente de accidente grave que derive en catstrofe radiactiva irreversible, se da una acumulacin de residuos radiactivos que supondrn un peligro enorme durante decenas de miles de aos, y hay vinculaciones entre los reactores atmicos y la fabricacin de municin radiactiva de uranio empobrecido.

Por tanto se trata, primero, de algo que afecta al conjunto de la sociedad de Catalua (aunque no solo de Catalua) y, segundo, de una intervencin poltica en ciernes para legitimar las nucleares en el plazo que cubrir la legislatura tras el 21D. La combinacin de ambos puntos exigira una respuesta clara desde la clase poltica, y ms an cuando una parte importante de esa clase poltica ha convertido la cuestin identitaria en el eje de su discurso. No estamos ante una cuestin secundaria o marginal, sino ante algo que tiene un peso importante en la sociedad, la economa y la base material productiva de Catalua.

Por lo que el contraste con los programas que se presentan el 21D y que analizaremos en orden de importancia en el tratamiento del tema, se hace an ms duro.

CATALUA EN COMN PODEMOS realiza la propuesta ms concreta: cierre de las nucleares mediante la no renovacin de permisos en 2020 y 2021. Sin embargo, improvisaciones y contradicciones salpican el conjunto del programa.

As, la no renovacin de los permisos 2020 y 2021 se mezcla con la invocacin de la Ley de cambio climtico de Generalitat, presentada en enero y bloqueada por el Tribunal Constitucional a principios de diciembre. Una Ley confusa, que no marca un lmite definido, no considera el marco legal, ni da ningn argumento razonable. Todo ello en la misma pgina 86.

Ms adelante se enuncia, sin explicacin, una conexin entre cierre nuclear y aplicacin de medidas del nuevo modelo energtico, mezclando problemticas diferentes y, adems (pgina 90), se recurre a otra formulacin confusa en el grave asunto de los impuestos por los residuos radiactivos, que podra desembocar en el maquillaje de justificar el funcionamiento de los reactores porque se cobran impuestos por los residuos; ignorando, adems, las sentencias judiciales que determinan que esos residuos ya estn gravados con un impuesto de mbito estatal, lo que impide volverlos a gravar.

La confusin se incrementa en la pgina 150, sobre polticas energticas. Por el desconocimiento que supone el redactado aprovechar la finalizacin del proceso de mantenimiento (?) de las nucleares en 2020 ; la relacin que se establece entre cierre nuclear y creacin de una empresa de capital y gestin pblicos especializada en suministro elctrico mediante renovables , y la nica referencia a Vandells 2, ignorando los dos grupos nucleares de Asc (las negritas y el interrogantes son mas).

El PARTIDO SOCIALISTA de CATALUA se mantiene (pgina 20) en su frmula de cierre nuclear a los 40 aos de funcionamiento (concretados en el 2027). Sigue ignorando las contradicciones de ese cierre a 40 aos con el calendario de renovacin de permisos en curso; y procura no mencionar el enorme negocio que supondra para las elctricas propietarias presentar, y ganar, demandas por lucro cesante al rescindir los permisos renovados de manera unilateral. Un negocio que se pagara, como siempre, va factura elctrica.

La CANDIDATURA DE UNIDAD POPULAR menciona la energa nuclear de manera genrica: reivindica el papel desarrollado en el impuesto en los presupuestos 2017 del gobierno PDECAT ERC (pg. 10), pide su recuperacin y aumento (pg. 24); hace referencia genrica a la "desnuclearizacin de todos los Pases Catalanes sin concrecin de fechas (pg.24); reivindica estudios epidemiolgicos continuos en las reas afectadas por centrales nucleares (pg.55), sin explicar la finalidad, y defiende la necesidad de establecer planes de transicin para los territorios con presencia de grandes centrales productoras como las nucleares una vez se d su cierre( pg.25), ahorrndose la molestia de fijar fecha o relacionar su programa con el proceso de renovacin en curso.

ESQUERRA REPUBLICANA DE CATALUNYA, por su parte, elude pronunciarse sobre el cierre de las nucleares. En la MEDIDA 11 (pgina 20 de su programa) se compromete a emprender Acciones para restaurar los impuestos impugnados (...) por el PP, en el que se incluye el Impuesto sobre la produccin de energa elctrica de origen nuclear (ya mencionado por la CUP), es decir, un impuesto sobre las emisiones radiactivas rutinarias de los reactores en su funcionamiento diario por su impacto negativo sobre la salud.

El supuesto impuesto a que se refiere la MEDIDA 11 elude dos cuestiones: que un impuesto de este tipo sin plan de cierre de las centrales nucleares no tiene validez, y que legaliza el carcter perjudicial para la salud de la poblacin de las emisiones radiactivas rutinarias, al legitimar por la va de los hechos consumados algo que es objeto de conflicto en el mundo de la medicina.

Finalmente, RECORTES CERO GRUPO VERDE, menciona en su programa (pgina 20) el cierre inmediato de los tres reactores nucleares que funcionan en Catalua, sin entrar en detalles de impactos, procedimientos, o calendario.

Las restantes candidaturas consolidadas: JUNTOS POR CATALUA, CIUDADANOS, PARTIDO POPULAR y PACMA, no mencionan para nada la energa nuclear. DILOGO REPUBLICANO es una lista coyuntural y sin programa, y POR UN MUNDO MS JUSTO (PUM + J), no ofrece datos ni contenidos.

La cruda realidad es que un conflicto de actualidad y potencialmente destructivo, que afecta a toda la sociedad y que va ms all de Catalua, carece de un tratamiento riguroso ante las elecciones del 21D. Las polticas nacionalistas (espaolas o catalanas) cumplen su papel a la perfeccin, las clases dominantes pueden felicitarse y felicitar a los polticos que las imponen.

En la pgina web ELECCIONES 21 DE DICIEMBRE DE 2017 AL PARLAMENTO DE CATALUA se pueden obtener los enlaces a los programas y las citas concretas que se refieren en este artculo. No se han incluido para facilitar su lectura y limitar su extensin.

Miguel Muiz Gutirrez es miembro de Tanquem les Nuclears - 100% EER, del Movimiento Ibrico Antinuclear, y del COLECTIVO 2020 LIBRE DE NUCLEARES. Mantiene la pgina de divulgacin energtica http://www.sirenovablesnuclearno.org/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter