Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-12-2017

Las otras batallas que se libran en Catalua el 21D

Lina Glvez
eldiario.es


El 21 de diciembre las y los catalanes estn llamados a las urnas para elegir un nuevo Parlament del que saldrn un nuevo President, o incluso Presidenta, y un nuevo gobierno. Los incontables sondeos que se han publicado estos das arrojan una cierta continuidad en el equilibrio de fuerzas independentistas y no independentistas, aunque tambin unos movimientos internos en esos dos bloques que en ninguno de los casos son monolticos. Pero ms all de la lucha por ganar las elecciones, y la deriva independentista de Catalua, se libran otras batallas que me gustara enumerar.

El 21 de diciembre se libra la batalla por el dominio dentro del bloque independentista. Si Junts per Catalunya y Esquerra Republicana no quisieran saber o demostrar quin es el gallo del corral, Puigdemont o Junqueras, habran acudido como un nico bloque a las elecciones, saliendo favorecidos gracias a la Ley DOnt que rige nuestro sistema electoral. El que una entidad de la sociedad civil supuestamente independiente de los partidos polticos como la Asamblea Nacional Catalana dijera ayer que slo reconocer a Puigdemont como nico presidente legtimo tras las elecciones aunque despus se hayan retractado-, es un buen ejemplo de esta batalla.

Tambin se libra el liderazgo de la derecha, no en Catalunya, donde el PP va a quedar como un partido todava ms residual de lo que ya lo es, sino en el conjunto de Espaa. El PP saba que poda salir en el parlamento espaol sin los votos de Catalua y que alimentar aunque fuera por dejadez el independentismo le daba rditos animando el espritu espaolista de sus votantes. Pero se le ha ido de las manos. Garca Albiol deca ayer que sera un descrdito quedar por detrs de la CUP.

Todos los sondeos apuntan claramente a una espantada del electorado del PP hacia Ciudadanos que no hay que olvidar que ha sido el partido con representacin parlamentaria que ha mantenido una lnea ms dura frente al independentismo. El que esta opcin monoltica de Espaa y este tacticismo frentista le estn proporcionando rditos polticos no es una buena noticia para resolver el conflicto cataln que, independientemente del resultado electoral, va a seguir estando ah el 22D. Hay quien lleva aos deseando una ruptura dentro del electorado de derechas en Espaa para que el voto conservador ms monoltico que el de izquierda no tenga ventaja electoral en la conversin de votos en escaos. Sin embargo, no contaban posiblemente con esta nueva derecha de envoltorio moderno que ha pescado en caladeros de centro y de izquierda y sobre todo con mucho predicamento en una juventud ya criada en los valores neoliberales y con menor formacin poltica aunque no en otros aspectos- que las generaciones previas.

Del resultado que obtenga Miquel Iceta el 21D tambin depende el modelo de PSOE que tendremos en el conjunto de Espaa. Un buen resultado de Iceta refrendara el liderazgo de Snchez y lo ms importante, las tesis ms federalistas dentro del partido socialista. Por el contrario, un mal resultado dara alas a las corrientes ms centralistas dentro del partido. Un partido ms centralista y menos federal se distinguira menos del PP. Si a eso sumamos que no se han distinguido mucho cuando han gobernado en algo tan fundamental como la poltica econmica, tendramos un PSOE con pocas posibilidades de ser una opcin real de alternancia poltica en Espaa, lo cual no deja de ser una buena noticia para la derecha.

Otra lucha o ms bien derrota que se libra en Catalunya es el espacio que ocupa el discurso de la izquierda ante el nacionalismo. Los valores de la izquierda siempre han tenido una vocacin universal aunque se pusieron en prctica con relativo xito y tambin fracaso a modo de dictaduras en el bloque sovitico- tras la Segunda Guerra Mundial en el contexto de los estado-nacin. A pesar de eso, el debate identitario nunca ha sido ni puede ser el central de las izquierdas. Si su discurso y su accin poltica giran en torno a l, estn perdidas. Basta ver el pinchazo de los Comunes y de Podemos, que de haber sido la opcin poltica ms votada en Catalua en las dos ltimas elecciones al parlamento espaol, se quedarn tras el 21D con el importante papel de rbitro pero muy lejos de ser los protagonistas en territorio cataln. Pero que tambin pierden fuelle y mucho, en el conjunto de Espaa. Carolina Bescansa lo ha visto y advertido. Y hay que recordar que aunque ese debate tal y como he dicho tambin se ha dado en el PSOE, el partido socialista tiene ms aos, ms estructura, ms experiencia de gobierno, ms polticos profesionales, ms callos y ms cintura que Podemos y es posible que resista mejor el envite. El capital poltico del 15M se est perdiendo y eso es una mala noticia para todos los territorios espaoles e incluso para Europa.

De hecho, y por ltimo, la lucha que se est dando en Catalua y que es con diferencia la que ms me preocupa, es la del modelo de poltica y de sociedad que se est imponiendo. Un modelo insolidario y profundamente neoliberal aunque se tia de revolucin popular. No olvidemos que estamos ante revoluciones de territorios ricos y de las clases medias aunque liderados por una lite que normalmente ha perdido espacio frente a otras lites y quiere recuperarlo a toda costa. Y que cuenta adems con la participacin de grupos sociales desclasados que la crisis econmica y su gestin austericida han dejado sin futuro y que la desesperacin hace caer con facilidad en propuestas populistas que manejan a la perfeccin la posverdad.

Est claro que Catalua no es el nico territorio en el que la posverdad se impone a la verdad. Sin duda tambin ha tenido que ocurrir en Espaa para que el partido de la Grtel y la Pnica volviera a ganar las elecciones y siga siendo el partido ms votado. Pero creo que en el caso del Procs Cataln y el Brexit, este modelo se ha sofisticado llegando a capas de la poblacin muy ilustradas que hasta tendran acceso a informacin premiun en el caso de que la falta de neutralidad de Internet llegase aqu.

Ya he escrito en ms de una ocasin sobre el Brexit y sobre las similitudes entre el Brexit y el Proces, pero creo necesario insistir una vez ms sobre algunos asuntos que considero de gran relevancia. Es preocupante la falta de protagonismo en el debate poltico de asuntos de calado como la desigualdad, la precarizacin, las privatizaciones, la falta de oportunidades de la ciudadana solo as se explica que ni Ins Arrimadas ni Marta Rovira tuvieran la menor idea sobre la tasa de paro que hay en Catalua. Solo as se explica que se le haya perdonado todo en aras de llegar a la arcadia de la Catalua independiente incluida ERC, las CUP y la ciudadana que se dice de izquierdas- a la antigua Convergencia de Pujol, Mas o Puigdemont que cuando ha gobernado ha estado a la cabeza en la privatizacin del modelo sanitario espaol, impuesto un sistema eso s muy organizado de corrupcin institucionalizada con el 3%, que ha hecho recortes en gasto social que han incidido en el bienestar de los grupos de poblacin con menos recursos y del que no paramos de conocer efectos como ahora con las escuelas infantiles

Cuando se encuentran moleskines de los lderes polticos que muestran lo que algunas personas ya venamos diciendo sobre el ocultamiento intencionado de los efectos del Procs en el bienestar de la ciudadana, y an as la intencin de voto no da un vuelco, tenemos que preocuparnos, y mucho. Cuando el partido que ms est subiendo en la intencin de voto es el que solo tiene un discurso revanchista y carece de un programa que revierta las polticas econmicas que llevaron al sufrimiento de muchos grupos de poblacin, especialmente en algunos territorios como el cataln, con la crisis del 2008 y la gestin poltica que se hizo de la misma, hay que preocuparse. Aunque eso sea, y eso es bueno, a costa en parte de un partido, el PP, que est hundido en la corrupcin y que ha gestionado psimamente la crisis catalana.

Hace unos das coma con una vieja amiga en Barcelona, catalana de la seva, que estaba deprimida ante la situacin poltica que all se viva porque tanto ella como su familia haban luchado durante aos por una Catalua plural, tolerante y solidaria que ahora no reconocan. Y me peda que por favor que no los dejramos solos. Y claro que no los vamos a dejar solos. Primero porque la mayora de las personas del resto de Espaa tenemos como al menos es mi caso- familia, amigos, y por tanto, parte de nuestro corazn en Catalua. Y segundo, porque las batallas que se estn librando en Catalua trascienden las fronteras catalanas y nos afectan al resto. Ya sea por el contagio que transmite a la poltica espaola o porque Catalua como tambin ocurre en Gran Bretaa son ensayos de laboratorio de una nueva poltica, de la consolidacin de un nuevo orden social y econmico que ya lleva aos triunfando. Un diseo poltico que oculta el debate sobre las desigualdades econmicas y sociales, que orilla los verdaderos problemas de las personas y que se est extendiendo por doquier. Sin duda el mejor regalo de navidad y el resto del ao- para las oligarquas polticas y econmicas.

Fuente: http://www.eldiario.es/andalucia/desdeelsur/batallas-libran-Cataluna_6_719588053.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter