Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-02-2018

Informe preelectoral de Costa Rica
Indecisos y abstencionistas marcan las elecciones presidenciales del prximo domingo

Guillermo Javier Gonzlez
Rebelin


El prximo 4 de febrero Costa Rica inaugura el calendario electoral de 2018 con las decimosptimas elecciones realizadas en el pas desde 1949, ao en que entr en vigencia la Constitucin concebida pos guerra civil. En las mismas, los 3.322.329 costarricenses habilitados para votar podrn elegir presidente para el cuatrienio 2018-2022, as como los cincuenta y siete diputados que conformarn la Asamblea Legislativa en dicho perodo.

Si bien se trata de una de las democracias ms estables de toda Amrica Latina, comparte una dificultad comn con sus pares de la regin: la crisis de los partidos polticos tradicionales -en los casos de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Per, Venezuela y tambin Costa Rica, los actuales partidos de gobierno no son los histricos sino que fueron fundados en los ltimos treinta aos-. Por lo tanto, la eleccin en 2014 de Luis Guillermo Sols del Partido Accin Ciudadana (PAC), candidato que no se presentaba por ninguna de las dos expresiones del bipartidismo Partido Liberacin Nacional (PLN) y Partido Unidad Social Cristiana (PUSC)- fue la cabal confirmacin de esta emergencia de nuevas identidades polticas.

Uno de los efectos ms palpables del fin del bipartidismo en Costa Rica es el alto nivel de abstencionismo electoral que, en las ltimas tres elecciones, se ha mantenido por encima del 30 %. Si a la incertidumbre sobre qu porcentaje de la poblacin concurrir finalmente a votar le sumamos que casi un 30 % de quienes estn decididos a sufragar an no decidieron su voto [i], y que segn todas las encuestas ningn candidato consigue siquiera un 20 % de apoyo muy lejos del 40 % necesario para alzarse con la presidencia-, se puede afirmar que la eleccin es una gran incgnita. Intentaremos develar un poco el misterio.

Principales candidatos

El sistema poltico de Costa Rica se ha distanciado del fuerte bipartidismo que supo imperar a finales del siglo pasado. Es as que, con el nacimiento de muchos partidos en los ltimos veinticinco aos, llegamos a las elecciones de 2018 con un total de trece candidatos presidenciales. Sin embargo, los candidatos de mayor relevancia -por el partido al que pertenecen, la trayectoria personal o la intencin de voto- pueden acotarse a cinco:

Antonio lvarez Desanti, por el Partido Liberacin Nacional (PLN), representante del liberacionismo. Es el candidato del partido de mayor importancia, vencedor en nueve de las diecisis elecciones acaecidas desde el nacimiento de la Segunda Repblica y primera fuerza opositora en la actualidad poseen mayora en la Asamblea Legislativa-. Tras haber vencido en la interna al expresidente Jos Mara Figueres Olsen hijo del mximo caudillo liberacionista Jos Figueres Ferrer- renunci a su curul en la Asamblea Legislativa, de la cual adems era presidente por segunda ocasin, para dedicarse de lleno a la campaa.

Fabricio Alvarado Muoz, por Restauracin Nacional (RN), representante de la derecha cristiana. Candidato de uno de los partidos ms jvenes fundado en 2005- ser el mximo exponente de la comunidad evanglica en las prximas elecciones. Siendo la nica voz de su partido en el Parlamento, Alvarado se ha destacado por sostener posturas conservadores al pronunciarse en contra del aborto, el matrimonio igualitario, la fertilizacin in vitro, entre otras. En los ltimos das cosech muchas adhesiones por su efusivo repudio a la reciente resolucin de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) respecto al matrimonio igualitario [ii].


Juan Diego Castro. Partido Integracin Nacional (PIN), de ideologa conservadora. El abogado penalista gan gran notoriedad gracias a la difusin de sus videos, su presencia meditica, su discurso antipoltico y de mano dura, siendo por su verborragia comparado con Donald Trump y catalogado como populista de derecha. Habiendo pertenecido durante veinte aos al PLN, por el cual inclusive fue ministro de Seguridad y ministro de Justicia en los aos 90, se ha sumado recientemente al PIN para luchar por la presidencia desde un partido menor -el PIN slo consigui una banca en la Asamblea por parte de su fundador, Walter Muoz Cspedes, en 1998-.

 

Rodolfo Piza Rocafort, por el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), heredero del calderonismo. Es el otro gran representante del ya obsoleto bipartidismo, su agrupacin aport cuatro pre

sidentes entre 1978 y 2006 el primero como parte de la ya disuelta Coalicin Unidad-. Piza tiene la difcil tarea de llevar nuevamente a los primeros lugares a su partido, el cual vio deteriorada su imagen tras las denuncias por corrupcin y enriquecimiento ilcito de dos de sus expresidentes Rafael ngel Caldern Fournier y Miguel ngel Rodrguez-, no consiguiendo superar el cuarto lugar en los tres ltimos comicios.

 

Carlos Alvarado, por el Partido Accin Ciudadana (PAC), de tendencia socialdemcrata. Ser el representante del oficialismo, el cual no lleva como candidato al actual presidente Luis Guillermo Sols ya que la reeleccin presidencial no es permitida de forma inmediata. El joven de tan slo treinta y siete aos, Mster en Ciencias Polticas, no la tiene nada fcil. Est sufriendo la decepcin experimentada por quienes apoyaron al PAC las elecciones pasadas y se desilusionaron con un partido que se autoproclamaba progresista y no supo romper la inercia neoliberal imperante.

Proyecciones electorales

Antonio lvarez Desanti (PLN) se ubic, desde comienzos de 2017, primero en todas las encuestas. Con una intencin de voto superior al 20 % se encontraba muy por encima de los dems aspirantes, sin embargo, poco a poco su capital poltico fue disminuyendo, a tal punto que se encuentra con dificultades para entrar en el balotaje. Actualmente ocupa la tercera posicin entre los candidatos, con un escaso 11 %, segn la ltima encuesta [iii] del Centro de Investigacin y Estudios Polticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica.

Juan Diego Castro (PIN), quien vena disputando mano a mano con lvarez el primer lugar, se mantiene firme en la pelea, con un 16 % de preferencia. Por su parte, el gran salto lo ha dado Fabricio Alvarado, candidato que durante toda la contienda se haba mantenido en 2/3 puntos y que supo capitalizar el descontento que provoc en un gran sector conservador de la sociedad la resolucin de la CIDH. Segn la encuesta citada, publicada el 24 de enero, Alvarado creci 14 puntos porcentuales con respecto a diciembre, para ubicarse primero entre los candidatos con un 17 % de apoyo, en un empate tcnico con Castro. Sin embargo, es importante sealar que con el 27 % el primer lugar lo siguen ocupando los indecisos.

Fuente: Encuesta de Opinin Pblica CIEP-ECP enero de 2018.


Luego se ubica Rodolfo Piza (PUSC), con un 9 %, a poca distancia de lvarez. Por su parte, el candidato oficialista Carlos Alvarado (PAC) no consigue despegar y recoge un magro 6 %. Sin embargo, resulta difcil aventurar quin tiene posibilidades serias de ganar, considerando que:

Los indecisos continan siendo el grupo mayoritario -situacin que se agrava an ms en la eleccin para diputados en donde el porcentaje ascendera hasta el 52 %-.

Hay una gran volatilidad de los votantes, evidenciada, por ejemplo, en el caso de Fabricio Alvarado.

Ningn candidato est cerca de alcanzar el 40 % necesario para alzarse con la presidencia en primera vuelta.

Existe un el alto nivel de ausentismo electoral -39 % de los encuestados manifestaron su posible abstencin-.

Por todo esto, el resultado de los comicios es ms que incierto.

Problemticas de campaa

Segn el informe del CIEP de enero de 2018 [iv], el desempleo, la inseguridad y la corrupcin ocupan los primeros lugares entre las preocupaciones de los costarricenses.

Respecto del desempleo, cabe sealar que ha sido la principal preocupacin de la poblacin durante el Gobierno del PAC, mantenindose siempre a tope de las encuestas. La razn es que no ha podido ser reducido en los casi cuatro aos de gestin, registrando, segn el ltimo dato de la Encuesta Continua de Empleo, un ndice de 9,4 % para el tercer trimestre de 2017 [v], muy cercano al 9,1 % del segundo trimestre de 2014 cuando comenz el mandato de Sols [vi] y muy lejano del 4,8 % que llev al pas a ser el de ms baja tasa de desempleo de toda Amrica Latina en 2007 [vii].

En cuanto a la inseguridad, no es casual que este tpico haya escalado hasta el segundo lugar entre las prioridades de los consultados, dado que el pas acaba de registrar la cifra ms alta de homicidios de su historia, con una tasa de 12.1 homicidios por cada 100 mil habitantes [viii]. Al respecto, lvarez ha prometido combatirla mediante la incorporacin de tecnologa y el aadido de 1000 nuevos policas, Castro habl de unificar a todas las policas y de nuevas crceles construidas por los mismos delincuentes, Piza enfoc su propuesta en la mano dura y en ser ms estricto con los reincidentes, Carlos Alvarado en ir a fondo contra el narcotrfico y recuperar los espacios pblicos, mientras que Fabricio Alvarado coincidi con Castro en la unificacin de policas y propuso adems que la Fuerza Pblica investigue los crmenes comunes para que el Organismo de Investigacin Judicial se concentre nicamente en el crimen organizado.

La corrupcin es, sin duda, uno de los ejes centrales de los procesos electorales en el siglo XXI. Se cuela, sin distincin de fronteras, en los debate polticos para fomentar la apata y alimentar la despolitizacin. En el caso de Costa Rica, alcanz gran repercusin mediante el escndalo del cementazo [ix], el cual tuvo gran cobertura meditica y mell la imagen de los polticos en general, pero especialmente la de Carlos Alvarado por pertenecer al actual partido de Gobierno. Su opuesto ha sido Juan Diego Castro, quien mediante sus estridentes declaraciones consigui salir favorecido en esta coyuntura con sus crticas a los partidos implicados y a la poltica tradicional.

Otro de los temas eje de campaa es el matrimonio entre personas del mismo sexo, el cual es una divisoria de aguas en la sociedad. Con el reciente fallo de la CIDH, legalizando de facto al mismo, los posicionamientos de los candidatos al respecto no se hicieron esperar. Carlos Alvarado celebr el veredicto, lvarez y Piza manifestaron no compartirlo pero respetarlo en caso de resultar vencedores, Castro vir en su postura ya que declar en un principio que respetara el dictamen cualquiera fuese el resultado, pero una vez cristalizado se mostr contrario a este, y por ltimo, Fabricio Alvarado se opuso terminantemente a la resolucin, llegando incluso a declarar que para evitar acatarlo sacar al pas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en caso de resultar electo presidente.

A modo de cierre, sumado al desprestigio que vienen sufriendo las instituciones por los casos de corrupcin, se observa el poco inters de la poblacin por la contienda electoral, potenciado tambin por el desapego partidario el cual se traduce en una alta volatilidad- y un sentimiento generalizado de apata. Todo ello redunda en el alto porcentaje de indecisos reflejado en las encuestas y, finalmente, en la gran cantidad de ciudadanos que optan por no sufragar 43,5 % [x] en la segunda vuelta de 2014, rcord histrico desde 1953-. Tal como seal Felipe Alpzar, la volatilidad es la principal caracterstica de esta campaa, y el salto de Fabricio Alvarado solo nos refuerza esa caracterstica. Alguien que tena tres puntos en diciembre ahora tiene diecisiete. Por lo tanto, alguien que tenga seis, nueve, once o diecisis puntos podra pegar un salto [xi]. En sntesis, aquel que logre interpretar el humor social de los desencantados e indecisos estar ms cerca de consagrarse como el prximo presidente de Costa Rica o, al menos, asegurarse un lugar en el balotaje de abril.

Notas

[i] https://www.ciep.ucr.ac.cr/images/INFORMESUOP/EncuestaEnero/Informe-encuesta-ENERO-2018.pdf

[ii] https://www.nodal.am/2018/01/costa-rica-resolucion-la-cidh-paso-hacia-la-igualdad-rafael-cuevas-molina/

[iii] https://www.ciep.ucr.ac.cr/images/INFORMESUOP/EncuestaEnero/Informe-encuesta-ENERO-2018.pdf

[iv] https://www.ciep.ucr.ac.cr/images/INFORMESUOP/EncuestaEnero/Informe-encuesta-ENERO-2018.pdf

[v] http://www.inec.go.cr/sites/default/files/documetos-biblioteca-virtual/reeceiii2017.pdf

[vi] http://www.inec.go.cr/sites/default/files/documetos-biblioteca-virtual/reempleoece2016-iit.pdf

[vii] http://wvw.nacion.com/ln_ee/2008/enero/29/pais1402932.html

[viii] http://elperiodicocr.com/costa-rica-con-603-homicidios-el-2017-se-convierte-en-el-ano-mas-violento-de-la-historia/

[ix] Presunto trfico de influencias vinculado al empresario de la construccin Juan Carlos Bolaos, en el que estn involucrados miembros de los tres poderes as como de varios partidos polticos.

[x] http://www.tse.go.cr/pdf/elecciones/computovotos_febrero_abril_2014.pdf

[xi] https://www.nacion.com/el-pais/politica/analisis-lo-que-la-encuesta-de-la-ucr-muestra-son/P4Z7ZWQBFJHPNA4ROWN7EKHTEQ/story/

Guillermo Javier Gonzlez es investigador de CELAG.

Fuente original: http://www.celag.org/informe-pre-electoral-costa-rica/a

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.
 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter