Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-02-2018

EEUU empeado en hacer de Nuestra Amrica una zona de guerra

Patricio Montesinos
Rebelin


En noviembre de 2015 escrib desde Lima, Per, un artculo al que titul: Estados Unidos intenta hacer de la Patria Grande otra zona de guerra. Hoy ese persistente plan macabro de Washington constituye una amenaza real y un grave e inminente peligro para la paz en este hemisferio.

La presencia en las ltimas horas de representantes del Jefe del Comando Sur de EEUU, Kurt Tidd, en la localidad de Tumaco, ubicado en el departamento colombiano Norte de Santander, cercano a la frontera con Venezuela, hizo saltar las alarmas desde el sur del Ro Bravo hasta la Patagonia, en momentos en que la patria de Hugo Chvez y la Revolucin Bolivariana liderada por el presidente Nicols Maduro viven asediadas por el Pentgono y la Casa Blanca.

Washington no se ha escondido para verbalmente intimidar una y otra vez a los venezolanos con una eventual intervencin castrense, al tiempo que militares estadounidenses llegan y se mueven como perros por su casa en Colombia, Argentina y Per, con el beneplcito de los respectivos gobiernos neoliberales de esos pases.

Casualmente las capitales de esas naciones, Bogot, Buenos Aires y Lima, fueron escalas de una reciente gira imperial que realiz por Latinoamrica y el Caribe, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, y que incluy adems Mxico y Jamaica.

En ese periplo injerencista, Tillerson reiter sin tapujo alguno las conocidas pretensiones del Pentgono y del mandatario de Washington, Donald Trump, de destronar de cualquier manera al ejecutivo legtimo de Maduro, incluido el uso de la fuerza, y no tuvo que hacer muchas presiones para recibir el respaldo de sus anfitriones.

Tampoco ha disimulado el jefe del Comando Sur, quien envi a sus representantes a Tumaco para desde las numerosas bases militares de EEUU en Colombia continuar con la escalada belicosa contra los venezolanos, inmersos actualmente en la preparacin de nuevas elecciones presidenciales, sin descuidar su defensa ante una eventual agresin.

El complejo panorama que enfrenta hoy Nuestra Amrica con el ascenso al poder de la derecha en varios pases a travs de fraudes y los mal llamados golpes blandos, que no han sido otra cosa que golpes de Estado reciclados, ha alimentado la furia de Washington por derrumbar la Revolucin Bolivariana y los procesos populares que resisten en la regin, para as hacerla otra vez su patio trasero.

Tal escenario le ha permitido a la administracin de Trump incrementar su presencia de soldados no solo en Colombia, Argentina y Per, sino tambin en Brasil, Paraguay, Panam y Honduras, adems de realizar maniobras castrenses conjuntas, hechos que convierten a la Patria Grande en un polvorn.

EEUU y los regmenes de turno que se han sometido a sus patraas guerreristas lo han hecho en franca violacin de la declaracin de Zona de Paz de la regin, suscrita por las 33 naciones miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos (CELAC) en su II Cumbre celebrada en La Habana, Cuba, en 2014.

Esperemos que quienes ahora se prestan para cercar a Venezuela y hasta agredirla militarmente se llamen a la sensatez, cumplan los compromisos contrados, y eviten a toda costa una peligrosa conflagracin que daar a toda Nuestra Amrica.

Una buena ocasin para que prevalezca la cordura, el dilogo y evitar confrontaciones debera ser la VIII Cumbre de las Amricas prevista a realizarse en Lima en abril prximo, contrario a lo que, al parecer, algunos incitados y financiados por Washington pretenden: convertirla en una cita belicosa e injerencista.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter