Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-06-2018

Del TAV, acuerdos, chantajes, presupuestos, millones, derroches y patochadas

Martintxo Mantxo
Rebelin


A Mariano Gonzlez (1980-2018), ex-coordinador del Area de Transporte de Ecologistas en Accin


La mocin de censura contra el PP que ha supuesto la salida de ste del gobierno, ha tenido como mayor polmica el apoyo a sta por el PNV y la posterior amenaza del PP de no apoyar el presupuesto que haba pactado con el PNV, que le consigui aos aprobar. Es que adems fue presentado como condicin por el PNV para aprobar la mocin, y fue aceptado tambin por el PSOE. As la mocin tuvo xito, se cambio de partido en el gobierno pero no de presupuesto!

La situacin es de lo ms surrealista si pensamos que el gobierno lleva ms de dos aos sin presupuesto, que se aprob prometiendo a un partido ms dinero (compra), llegando a un nivel alto de desigualdad entre las distintas autonomas (solo lo prometido por PP al PNV es la mitad del presupuesto de la Xunta galega para el 2017: 9.063 millones). Todava ms surrealista si entendemos que ese partido, PP, siempre ataca los supuestos planteamientos de los nacionalistas de algunas comunidades autnomas y partidos por reivindicar un trato prioritario. Y obviamente surrealista el que se acuerde un da y que tan slo una semana despus se d a esta situacin.

En nuestro caso, deberamos sentirnos escandalizados por perder de esta forma un dinero que presuntamente se nos prometi o nos corresponde, pero nada ms lejos. Porque lo que en realidad el PNV consigui fueron millones para pagar la obra faranica del TAV: 4.245 millones de euros extras del PP, de los que 3.380 millones eran para el TAV (el resto para la Ertzaintza, algo para el coche elctrico, etc).

As que cuando dicen que el PP va a cambiar de parecer y no va a votar sus presupuestos, para no concederle al PNV lo pactado, de lo que hablan es de no dar un monto del que 3/4 es para el TAV, que es un proyecto destructor, contra el medio ambiente, contribuye al cambio climtico (tanto su construccin como su posterior transporte al alimentarse con energa producida a partir de combustibles fsiles (centrales de ciclo combinado)), contra el tejido campesino y alimentario vasco y lo que es peor, que tanta deuda est suponiendo supuesto, y tanto gasto en detrimento de otras prioridades (seguro que se te ocurren ms de una desde que empezara la crisis a aqu) y en un momento tan crtico (de 20 aos de construccin los 10 ltimos han coincidido con la crisis). Pero as de importante es este dinero para el TAV y as de importante es el TAV para nuestros polticos , que es prioridad number one : la condicin para apoyar la mocin y la concesin para que la apoyen

En lo que respecta al PP, increble que dijera que no hay dinero, por ejemplo, para pensiones (luego s que lo encontr) mientras s tena para chorradas militares, o como en el caso, para satisfacer los deseos (justificados o no) de otros o para conseguir su apoyo. Ahora el PP , quizs porque la imagen de revanchismo les pese mucho, niega que vayan a cambiar lo acordado, porque tengamos en cuenta, que adems del PNV, en el proyecto del TAV (como muchos otros megalmanos, destructivos, contaminantes y que fomentan el cambio climtico), el PSOE (gobierno de Patxi Lpez) y el propio PP han sido muy favorables.

Cuando todava falta mucho muchsimo, con todos los accesos a las capitales vascas que son las nicas en las que parar el TAV, con estaciones, tramos de acceso, infraestructuras adicionales, transformaciones urbanas, etc, tenemos que el TAV que ya tena un sobre-coste de 2.000 millones de euros, se les aaden ahora otros 4.245 acordados. Estos 4.245 millones son a su vez casi la mitad de lo que ya han invertido 10.000 millones!! Pero lo dicho: con los sobre-costes que a estas alturas del proyecto existen, y quedando todava lo ms gordo, tampoco sabemos si esto va a ser suficiente. Pensamos que no.

Mientras, claro, el PNV se obceca en conseguir ms dinero para el TAV (que sea esa la prioridad en la negociacin con PP y con PSOE es ilustrativo) porque a parte de que sea su proyecto bandera como ha demostrado desde antes del 1992, entre la crisis, lo caro que es y lo mal presupuestado que est, ni tiene visos de terminar. Mientras lo que tenemos es un recordatorio de dinero dilapidado (si se concluye tambin lo ser) y un monumento de largo recorrido a la incapacidad poltica. Despus de 20 construyndolo, cuando se demuestra cada vez ms que no es imprescindible, cuando fenmenos como el del turismo estn siendo tan cuestionados en el territorio y sobre todo en esas capitales que el proyecto favorecera, cuando los efectos de la crisis perduran y se nos dice que no hay dinero para otras cosas, cuando existen muchas otras cosas por las que preocuparnos y sobre todo no necesitamos contraer ms deuda, el TAV sobra. Y sus acuerdo, concesiones y chantajes tambin. Pero sobre todo que no jueguen con nosotros, con lo que nos prometieron , con lo que nos corresponde , con lo que nos quitan porque nada de eso es nuestra prioridad ni lo que reivindicamos, ni lo que necesitamos, y si que necesitamos muchas otras cosas desde pensiones, a inversin en educacin, en cultura, en salud, etc, etc.

Debemos recordar tambin que la razn de que este acuerdo sea cuestionado ahora, es la mocin de censura contra el PP, y la razn de sta no otra que la corrupcin de ese partido, corrupcin que viene unida a la construccin de grandes infraestucturas y el cobro de comisiones por adjudicaciones. Que adems si no les favorece directamente, lo hace indirectamente, o lo hace a sus amigos empresarios. Recordemos tambin que fue lo primero en recortar en anteriores gobiernos y cuando el gobierno fue intervenido por las instituciones financieras internacionales: los grandes proyectos, la construccin de grandes infraestructuras. Recordemos que la construccin, y sobre todo la de obras faranicas, fue una de las razones que nos llev a la crisis en 2008. Y recordemos como desde entonces se ha ido corroborando la inutilidad de muchas de esas infraestructuras con casos vergonzosos de aeropuertos y estaciones infrautilizados. Como ha quedado demostrado muchas veces, el futuro de la Y vasca, sin conexiones al resto de trazados de alta velocidad, cuando hasta el estado francs lo ha descartado, aboga a sumarse a esos fracasos. Mientras el ferrocarril actual y todas las mejoras que se podran hacer en transporte pblico se encuentran en riesgo, entre otros por, paradjicamente, por falta de inversin y ms privatizacin. As, que antes de que despreciemos ms millones, opongmosnos a este derroche y esta sin razn poltica. Que no jueguen con nosotras y cuando lo hagan que lo hagan claro.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter