Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-07-2018

Trabajo, salario y reforma de la Constitucin cubana

Pedro Monreal
El Estado como tal (Blog)


La Constitucin cubana, que debe ser hecha por y para el pueblo trabajador, debera reafirmar como principios cruciales- el derecho al trabajo y el derecho a recibir una remuneracin por el trabajo que permita asegurar el bienestar y la prosperidad del trabajador y su familia. En suma, el derecho a un trabajo y a un salario dignos. El nuevo texto constitucional tambin debera ofrecer proteccin a otros derechos adicionales relacionados directamente con esos dos principios cruciales.

El derecho al trabajo no es una consigna. Es el derecho a una oportunidad. Como parte de la Constitucin, la funcin de ese derecho es asegurar que las polticas pblicas asuman con las mejores herramientas disponibles la proteccin y la promocin de esa oportunidad, prohibiendo cuando fuese necesario- las acciones que pudieran contravenir su materializacin.

El derecho a recibir una remuneracin por el trabajo que permita asegurar el bienestar y la prosperidad del trabajador y su familia es el derecho a la realizacin del bienestar resultante de la oportunidad de trabajar. En materia de salario, ese derecho debe tener primaca respecto a cualquier otra consideracin y es una responsabilidad estatal hacer cumplir ese derecho. Los salarios insuficientes se asocian a formas de explotacin, hacen vulnerables a los trabajadores y los colocan en ciclos de pobreza.

Los dos principios derecho al trabajo y derecho a un salario suficiente- se complementan y refuerzan mutuamente. Sin la garanta de un salario digno, el trabajo pierde atractivo; sin la existencia de oportunidades reales para hacer un trabajo digno, la promesa de salarios suficientes es una proposicin vaca. Son principios especialmente importantes en momentos en que Cuba ha estado transitando hacia un modelo econmico multi- sectorial en cuanto a formas de propiedad y de gestin.

Se utiliza aqu el trmino digno referido a empleos y salarios- no simplemente como un calificativo moral, sino como referencia a un concepto preciso trabajo digno, a veces denominado trabajo decente- consensuado a nivel de la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT) y de amplia aceptacin y uso mundial.

Como he aclarado en otras notas anteriores referidas a la reforma constitucional, se exponen aqu una serie de modestos criterios expresados desde la ptica de un economista que no posee formacin jurdica.

Derechos constitucionales reconocidos actualmente respecto al trabajo y el salario

La actual Constitucin de Cuba reconoce en su artculo 45 que el trabajo es un derecho ciudadano (El trabajo en la sociedad socialista es un derecho, un deber y un motivo de honor para cada ciudadano).

Igualmente, la Constitucin reconoce explcitamente otros derechos en la esfera laboral:

Hasta aqu, lo que se reconoce explcitamente como derechos constitucionales relativos al trabajo.

Por otra parte, la Constitucin identifica en su artculo 9- que el Estado garantiza:

Ciertamente, pudiera interpretarse que se trata de una garanta de derechos ciudadanos, pero la formulacin textual no hace una referencia explcita a derechos.

La situacin respecto al salario es diferente. La Constitucin vigente solamente hace referencia explcita a un solo derecho relativo al salario: los ciudadanos perciben salario igual por trabajo igual. (art. 43).

De hecho, el trmino salario solamente es mencionado dos veces en el texto constitucional. La segunda vez que ocurre es en artculo 82, pero en esa parte no se refiere a un derecho sino al salario de los Diputados a la Asamblea Nacional.

Tampoco la Constitucin establece explcitamente derecho alguno en relacin con la garanta de determinado tipo y nivel de ingresos. Solamente se afirma que se garantiza la propiedad personal sobre los ingresos y ahorros procedentes del trabajo propio (art. 21).

Propuesta

La propuesta contiene esencialmente dos componentes:

La propuesta se limita a derechos directamente relacionados con trabajo y salarios. Otros derechos relacionados, como los relativos a la asistencia social (por ejemplo, proteccin por enfermedad, invalidez, y muerte) no han sido identificados como incisos del artculo, pero naturalmente seran considerados como derechos constitucionales bajo otros artculos.

La propuesta asume como derechos ciudadanos que deben ser reflejados explcitamente en la Constitucin los 11 derechos definidos en el Artculo 2 del Cdigo de Trabajo vigente (Ley No. 116) ms el derecho a una jornada laboral con lmites precisos, que se refleja en el artculo 74 del Cdigo de Trabajo. En la propuesta se introdujeron algunos cambios en la redaccin de tres de esos derechos.

Adicionalmente, se han agregado otros 8 derechos que actualmente no estn incluidos en la Constitucin.

La propuesta detallada es la siguiente:

El Estado garantiza los siguientes derechos:

  1. el trabajo digno es un derecho y un deber social del ciudadano y los ingresos que por l se obtienen son la va fundamental para contribuir al desarrollo de la sociedad y a la satisfaccin de sus necesidades personales y familiares;
  2. igualdad en el trabajo; todo ciudadano en condiciones de trabajar tiene derecho a obtener un trabajo digno atendiendo a las exigencias de la economa y a su eleccin, tanto en el sector estatal como no estatal; sin discriminacin por el color de la piel, gnero, creencias religiosas, orientacin sexual, origen territorial, discapacidad y cualquier otra distincin lesiva a la dignidad humana;
  3. igualdad en el salario; todos los ciudadanos tienen derecho a percibir un salario igual por trabajo igual. El salario debe reflejar la cantidad y calidad del trabajo realizado, y debe ser suficiente para asegurar el bienestar y la prosperidad del trabajador y su familia. La remuneracin no puede ser inferior al salario mnimo, en proporcin al tiempo real de trabajo;
  4. salario mnimo uniforme; fijado por ley, que es capaz de garantizar las necesidades bsicas del trabajador y su familia en cuanto a vivienda, alimentacin, cultura, recreacin, vestimenta, higiene, transporte y seguridad social, con ajustes peridicos para mantener su poder de compra;
  5. el derecho del trabajador a una mayor remuneracin del trabajo realizado en la jornada nocturna, en relacin con la remuneracin de la jornada diurna;
  6. proteccin del salario, de acuerdo con la ley, constituyendo un delito la retencin sin causa legal del salario por parte del empleador;
  7. la jornada de trabajo diaria es de ocho horas y puede llegar en determinados das de la semana hasta una hora adicional siempre que no exceda el lmite de cuarenta y cuatro horas semanales;
  8. el derecho del trabajador a beneficiarse del carcter irreducible de las escalas salariales, excepto cuando esto sea aprobado, de manera extraordinaria, por decisin de la Asamblea Nacional del Poder Popular;
  9. prohibicin del trabajo infantil y la proteccin especial a los jvenes en edades comprendidas entre quince y dieciocho aos de edad, que se incorporan al trabajo, con el fin de garantizar su desarrollo integral;
  10. el derecho de los trabajadores a la capacitacin y superacin, en las condiciones especficas que establece la legislacin;
  11. el derecho de los trabajadores al descanso diario, semanal y de las vacaciones anuales pagadas;
  12. el derecho de los trabajadores a la seguridad y salud en el trabajo, mediante la adopcin de medidas para la prevencin de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales;
  13. el derecho de los trabajadores y sus familias a recibir la proteccin de la seguridad social de acuerdo con lo establecido en la legislacin vigente;
  14. pensin mnima para los trabajadores jubilados; fijada por ley, que es capaz de garantizar las necesidades bsicas del jubilado atendiendo a las condiciones especficas de su jubilacin y situacin conyugal, con ajustes peridicos para mantener su poder de compra;
  15. los derechos de trabajo y de seguridad social que se confieren a la trabajadora y su familia, para proteger su maternidad y facilitar su atencin mdica, el descanso pre y postnatal y el cuidado de los hijos menores;
  16. el derecho de los trabajadores a asociarse voluntariamente y constituir organizaciones sindicales, de conformidad con los principios unitarios fundacionales, sus estatutos y reglamentos que aprueban democrticamente; y actan con apego a la ley;
  17. el derecho de los trabajadores a la proteccin contra el despido arbitrario, segn lo establecido por la ley, incluyendo el derecho a recibir una compensacin, si procediese;
  18. el derecho a un seguro de desempleo que compense a los trabajadores en caso de desempleo involuntario;
  19. el derecho de los trabajadores a promover acciones ante los rganos, autoridades e instancias competentes, para el reconocimiento y cumplimiento de los derechos de trabajo y de seguridad social consagrados en la legislacin;
  20. el derecho de los ciudadanos que trabajan como empleadas o empleados domsticos a beneficiarse de todos los derechos descritos en los prrafos anteriores, con independencia de que estn registrados legalmente, o no, para el ejercicio de esa actividad.

Quizs pudiera pensarse que se trata de un nmero excesivo de derechos relativos al trabajo y al salario y que no todos ellos deberan asumir explcitamente el estatus de derecho a nivel constitucional. En esa lgica, pudiera considerarse que, tal vez, el sitio ms apropiado para reflejar muchos de ellos sera el Cdigo de Trabajo y otras regulaciones complementarias.

Mi posicin es diferente. Esos derechos no expresan solamente anhelos, sino que pudieran tener relevancia prctica en la calidad de las polticas pblicas que deben hacerse en Cuba para transformar el modelo econmico y social del pas. Por una parte, la inclusin explcita de esos derechos en la Constitucin puede conferirles una condicin axiomtica en el proceso de adopcin de leyes, regulaciones, instituciones, y normas sociales. Un ejemplo concreto: pagar un salario digno dejara de ser una posibilidad derivada de contingencias. Pagar un salario digno se asumira como una necesidad basada en un derecho constitucional que ninguna institucin estatal, cooperativa, o privada estara autorizada a violar. Ningn criterio tcnico (por ejemplo, rentabilidad empresarial, restricciones presupuestarias) pudiera imponerse a un derecho ciudadano protegido por la Constitucin.

Por otra parte, la rotulacin constitucional de esos derechos relativos al trabajo y el salario tendera a fortalecer sustancialmente la capacidad de los trabajadores para exigir la obligatoriedad de la realizacin de esos derechos. Usualmente, la inclusin explcita de un derecho en la Constitucin tiende a aumentar las posibilidades de ese derecho de ser justiciable, es decir, que una instancia judicial decrete su obligatorio cumplimiento cuando estos se violan.

Resumiendo

La propuesta trae hacia el frente y eleva a rango de derecho constitucional una veintena de derechos relativos al trabajo y los salarios. Una parte de ellos ya se encuentran incluidos en la Constitucin vigente.

No parece sobrar en Cuba la necesidad de reforzar aspectos tan centrales para el bienestar de la familia cubana como pudiera ser el derecho en temas como el trabajo y el salario dignos, la existencia de pisos mnimos para salarios y pensiones, la extensin de la jornada laboral, el despido, el desempleo, las reclamaciones laborales, la proteccin de la infancia y la juventud, el tratamiento especial a las madres trabajadoras, y la proteccin positiva a uno de los grupos sociales predominante femenino- actualmente ms desprotegidos en el mercado laboral.

La mayor parte de la poblacin cubana en edad laboral est constituida por ciudadanos que realizan un trabajo asalariado. El reconocimiento del derecho al trabajo digno y del derecho a salarios dignos, como derechos fundamentales recogidos en la Constitucin, pudieran contribuir a establecer un cemento constitucional para la unidad del pueblo cubano.

Fuente: http://elestadocomotal.com/2018/07/09/trabajo-salario-y-reforma-de-la-constitucion-cubana/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter