Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-08-2018

AMLO, triunfo de la educacin pblica

Miguel ngel Ferrer
Rebelin


Elba Esther Gordillo no cay en prisin por ladrona o por corrupta o por su enriquecimiento inexplicable y a todas luces ilegal, ilegtimo, inmoral, mal habido, criminal. Fue a la crcel como castigo por su indisciplina poltica al haberse opuesto a la mal llamada reforma educativa de Pea Nieto. Y esa negativa la convirti en la principal presa poltica del peismo.

Pero bien se saba que su castigo no podra ir ms all del sexenio peista. Y tal como ordenaba la tradicin del preso poltico en Mxico fue puesta en libertad poco antes del fin del sexenio de su vengativo encarcelador. De modo que tanto su encarcelamiento como su liberacin son de la absoluta responsabilidad de Enrique Pea Nieto.

Por ello, mrese como se mire, la puesta en libertad de la Gordillo constituye una severa y sonora derrota para los propsitos privatizadores de la educacin pblica. Y tambin para los principales promotores de esa privatizacin, es decir, los grandes capitalistas que impusieron ese proyecto en la agenda poltica de Pea Nieto.

La tal reforma educativa era la reforma de reformas del neoliberalismo instalado en Los Pinos. Ideolgica, poltica y econmicamente, era ms importante que las reformas energtica, fiscal o de telecomunicaciones. Implicaba apoderarse plenamente de la conciencia de los nios y jvenes mexicanos. Y con ello de la conciencia de todo un pueblo.

Pero la liberacin de la Gordillo no pasara de ser un hecho anecdtico si no se hubiera dado en el contexto del triunfo electoral de la candidatura popular de Lpez Obrador. Porque esta victoria significa el abandono de las privatizaciones en general y de la educativa en particular. Y ms an: representar, como ya se est viendo, un enorme impulso a la educacin pblica.

Este empuje a la educacin pblica implicar necesariamente la mejora salarial de los maestros. Y su capacitacin y adiestramiento en la aplicacin de las nuevas tecnologas digitales al proceso de enseanza aprendizaje. Y tambin, desde luego, el fin de la campaa meditica de satanizacin, desprestigio y ninguneo de la educacin pblica, de los profesores y del normalismo mexicano, campaa malvola trabajada con esmero por los grandes capitalistas y por los gobiernos neoliberales en los ltimos treinta aos.

La Independencia, la Reforma y la Revolucin Mexicana, como las tres grandes transformaciones de Mxico en los ltimos 200 aos, no pueden entenderse sin el concurso de la educacin pblica, es decir, de la educacin universalizada, gratuita y laica.

El gobierno de Lpez Obrador, que se ha propuesto impulsar y conducir la cuarta transformacin de Mxico, tiene la necesidad histrica de fomentar, ampliar y vigorizar la educacin pblica. No slo la conviccin, sino la necesidad histrica de hacerlo.

Para el logro de este supremo y loable propsito, Lpez Obrador contar sin duda con el apoyo de los maestros y de sus organizaciones sindicales, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educacin (CNTE) en primera lnea. Y tambin con el del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educacin (SNTE), antigua organizacin charra, cuyos lderes sabrn sumarse a la corriente popular, so pena de su derrocamiento por sus propias bases. Y tambin, por supuesto, con el de las universidades pblicas y sus sindicatos, cuya existencia estaba gravemente amenazada por la ola privatizadora.


Blog del autor: www.economiaypoliticahoy.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter