Portada :: Brasil :: Elecciones en Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-09-2018

Haddad a paso firme, mientras el establishment brasileo apuesta al caos social

Juraima Almeida
Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE) / Rebelin


El acelerado crecimiento en la intencin de voto del candidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, confirma el acierto de la tctica electoral del expresidente Luiz Incio Lula da Silva quien, paradjicamente comanda las elecciones an encarcelado (desde hace 170 das) y amordazado como preso poltico. El proceso electoral de este ao se presenta inestable y la incertidumbre que marca la situacin electoral es una consecuencia de la judicializacin de la poltica y la polarizacin ideolgica, coinciden los analistas, resultado de unjuicio poltico traumtico y una recesin prolongada, con la imposicin de una agenda que no fue siquiera sufragada en las urnas pero s impuestas por el establishment.

La ms reciente encuesta del Instituto Brasileo de Opinin Pblica y Estadstica (IBOPE), seala que Haddad alcanza ya un 19% de intencin de voto, un crecimiento de 11 puntos respecto al sondeo anterior, y es aventajado solo por el aspirante de la extrema derecha Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL) estancado en el 28%.

Muchos analistas creyeron que al llevar hasta el lmite la defensa de la candidatura del ex dignatario brasileo el PT cometa una locura, en el supuesto de que sin el lder histrico del PT la esperanza y la perspectiva de vuelta de los buenos tiempos fenecen y las lites se agigantan.

Fernando Haddad, descart la posibilidad de otorgar un indulto al encarcelado Lula, su mentor poltico, si gana las elecciones del 7 de octubre. Lula no va a abandonar la defensa de su inocencia. l es el primero en decir no quiero favores, quiero que los tribunales brasileos y los foros internacionales reconozcan que fui vctima de un error judicial, explic.

Haddad y Bolsonaro hacia la segunda vuelta

Hay cinco candidatos competitivos, pero slo dos proyectos en disputa. Por un lado, un proyecto de continuidad del gobierno golpista de Michel Temer, con el apoyo de Bolsonaro, Alckmin y Marina Silva, y por el otro, un proyecto de recuperacin de desarrollo que dialoga con las expectativas del electorado, verbalizadas por Ciro Gmez y Fernando Haddad. La duda es si la racionalidad del debate de propuestas pueda ser sustituida por la irracionalidad del embate de temperamentos.

El sondeo de IBOPE ratific que detrs de Bolsonaro y Haddad se sitan, a distancia, Ciro Gomes, del Partido Democrtico Laborista (PDT) con 11% de intencin de voto; el aspirante del Partido de la Social Democracia Brasilea (PSDB) Geraldo Alckmin (7) y Marina Silva, de Red (6). Luego vienen Alvaro Dias (Podemos), Joao Amoedo (Partido Nuevo) y Henrique Meirelles, del gobernante Movimiento Democrtico Brasileo (MDB), todos con 2% de apoyo de los votantes.

El Cabo Daciolo (Patriota) alcanza el 1%; Vera Lcia, del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU), Guilherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Joao Goulart Filho, del Partido Patria Libre (PPL) y Eymael, de la Democracia Cristiana (DC) no alcanzan la unidad en el porcentaje de intencin de voto.

En simulaciones para un eventual segundo turno, Haddad y Bolsonaro empatan con un 40% de apoyo para cada uno. Bolsonaro tambin alcanza un empate tcnico con Gomes (39-40), mientras si la decisin final fuera frente a Alckmin ambos conseguiran un 38% de los sufragios. El nico caso en que el ultraderechista saldra vencedor por 41-36 sera de enfrentar en segunda vuelta a Marina Silva.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) neg el martes diez recursos promovidos por la campaa del candidato ultraderechista contra las inserciones publicitarias de Geraldo Alckmin en radio y televisin (donde critican la posicin de Bolsonaro contra las mujeres) y un recurso contra a campaa del PT en televisin, que us imgenes de Lula.

Juegan al caos social

Segn varios analistas, las cpulas del Poder Judicial y de la Fiscala estn apostando al caos, incentivado una grave y explosiva crisis social y coinciden en que cualquiera sea el resultado, la inestabilidad social y poltica, instalada a partir de 2013 y agravada desde el golpe de 2016, se extender en el perodo poselectoral y en los aos siguientes.

Aloysio Castelo de Carvalho alerta que avanzar la tutela militar sobre el sistema poltico, sea para moderar al PT como gobierno, o para morigerar la actividad del PT y de los movimientos sociales como oposicin a un gobierno derechista.

Recuerda el socilogo que la ltima manifestacin militar de cuo poltico en el gobierno de Dilma Rousseff con gran repercusin en la opinin pblica-, se produjo en agosto de 2015, con unas controvertidas declaraciones en oportunidad del Da del Soldado, la hizo el general del Ejrcito Mouro, entonces jefe del Comando Militar del Sur y hoy candidato a vicepresidente del excapitn del Ejrcito, Jair Bolsonaro.

Para la socilogo William Nozaki, el fenmeno Bolsonaro puede ser clasificado como un problema social y sociolgico (una parte de la poblacin brasilea realmente se siente representada en el candidato), expresado en el tipo de relacin que se establece con la industria cultural, con las redes sociales digitales, con el militarismo, con el neopentecostalismo, con la entrega de los recursos naturales, y con los sectores de la sociedad que no les importa sacrificar la democracia en nombre de privilegios y tradiciones.

La candidatura de Bolsonaro se fertiliz en los ltimos aos por el clima de odio e intolerancia que los medios de comunicacin hegemnicos, liderizados por el Grupo Globo, ha instalado en un pas donde el elector est hoy ms politizado y est realizando un clculo electoral ms racional y desconfiado que en otros momentos

El atentado contra Bolsonaro conlleva impacto emocional, pero las consecuencias son menores sobre el comportamiento de los electores, renuentes a la victimizacin y ms atentos a su discurso de odio e intolerancia. Adems, agrega Nozaki, no se puede dejar de lado la cizaa entre las fuerzas civiles y militares que estn al frente de la candidatura, que incluso pueden generar ms y mayores inestabilidades.

Es necesario construir un nuevo patrn de desarrollo capaz de articular de modo ms orgnico cambios en la estructura productiva y mejoras en la estructura social. Los principales desafos son los de reanudar el empleo, la inversin y el crecimiento, que son condiciones esenciales para el ajuste de las cuentas pblicas y para la reanudacin de una insercin externa marcada por debilidades menos comerciales y las vulnerabilidades financieras.

Juraima Almeida investigadora brasilea, analista asociada al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE).

Fuente: http://estrategia.la/2018/09/20/haddad-a-paso-firme-mientras-el-establishment-brasileno-apuesta-al-caos-social/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter