Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-10-2018

Elecciones locales en Per
Un variado domingo 7

Gustavo Espinoza M.
Rebelin


Analizando la pauprrima votacin alcanzada por la Izquierda formal en los comicios del pasado 7 de octubre, una perspicaz internauta dijo recientemente en las redes: Necesitamos ese tipo de representantes que vengan desde abajo y que conozcan directamente la lucha popular y estn entregados a su pueblo. Ya no ms representantes que nunca han liderado una sola protesta y que solo utilizan el discurso de lucha para llegar a un cargo. Y vaya que tuvo razn.

Que el pueblo lo entiende as, se explica por las votaciones alcanzadas en algunas regiones del pas.

En la regin Moquegua, por ejemplo, y a la cabeza de un movimiento local, Zenn Cueva gan la Presidencia del Gobierno Regional con el 44% de los votos.

Un porcentaje similar alcanzo Walter Aduviri, quien encabezara la lucha contra la instalacin de trabajos mineros por parte de una empresa canadiense. Mrito especial tiene el hecho que el candidato hizo campaa desde la clandestinidad por cuanto sobre l, pesaba una orden de captura que, aunque formalmente suspendida pocos das antes de los comicios, dej en vigencia sus efectos.

En la importante regin Junn, Vladimir Cerrn, fundador de Per Libre, obtuvo la victoria con el 37.6 % de los votos, confirmando su liderazgo en una zona difcil en la que los ncleos ms reaccionarios, se impusieran en los comicios del 2014, haciendo una desastrosa gestin.

Zenn Cueva estuvo al frente de su pueblo en El Moqueguazo de comienzos de siglo defendiendo el valle y luchando contra la prepotencia de empresas y gobiernos. Aduviri hizo lo propio en El Altiplano. Y Cerrn se identific con la trayectoria de su padre -y su sacrificio- y tuvo una gestin aceptable en un periodo anterior.

No fue tanto, entonces la debacle de la izquierda en el interior del pas, sino sobre todo en la capital. Ricardo Belmont -candidato impostado presentado por Per Libre- apenas lleg al 3.8%; en tanto que el representante de Frente Amplio alcanz el 1.6%, mientras que Juntos por el Per -coalicin de los Partidos de la Izquierda- logr apenas un 0.7%..

Una clara leccin, por cierto, para una Izquierda en proceso de descomposicin, que se aferra a acuerdos puntuales que lo nico que le permiten es promover a algunos de sus exponentes como candidatos, por los que nadie opta.

Sera una gran cosa que, asimilando esta experiencia, los Partidos de la Izquierda llegaran a la conclusin que ste, no es el camino. No es por la ruta de los acuerdos electorales, que se habr de construir la unidad, ni avanzar, La lucha que tiene planteada la Izquierda en el horizonte, es eminentemente poltica, y se expresa en las cuatro tareas que repetimos con paciencia de maestro serrano. Unir a los ms amplios sectores, organizar a los trabajadores y al pueblo, elevar la conciencia poltica de las masas y promover y alentar las luchas.

Eso se hizo en el pasado, a inicios de los aos, a travs de la Federacin de Estudiantes del Per, y dio lugar a las dos grandes huelgas universitarias de la historia republicana la de 1960 y la de 1964- Y se hizo despus en el movimiento sindical, por va de la CGTP, impulsando las trasformaciones revolucionarias que interesaban a todo el pueblo. Y se confirm tambin en la dcada de los 80 mediante las acciones de Izquierda Unida, que se consagr como alternativa de Gobierno y de Poder.

No se trata, entonces, de una tarea inabordable, sino de una indispensable necesidad vinculada al desarrollo del movimiento popular. Y que ya est adquiriendo fuerza y dimensiones en algunas plazas del interior del pas, como Puno, Moquegua o Junn; y que tiene sustento y capacidad de accin en Cusco, Arequipa, Apurmac y an Huancavelica, donde porcentajes muy altos de electores optaron por el voto en blanco o viciado, simplemente porque no se sintieron representados por candidato alguno.

Se trata, ms bien, de una tarea no abordada porque hay quienes consideran que asumirla es mucho trabajo, y que resulta mejor esperar que haya elecciones. Ah nos ponemos de acuerdo, nos subimos a cualquiera que est reconocido y luego inscribimos las listas . Es ms fcil, suelen decir.

Si lo que se busca, en echar a andar el carro electoral para el 2021, las posibilidades estn abiertas. Hay que unir y sumar, limndole los defectos a Cerrn, limpiando la imagen de Aduviri y ubicando a Vernica Mendoza que bien puede aportar una buena dosis de juventud y esperanza. Pero eso pasa por el gesto humilde de reconocer fracasos, y admitir derrotas

Pero aun en esa circunstancia, la Izquierda cometera un nuevo error si pensara que un nuevo acuerdo electoral, sera suficiente. A quienes crean eso, hay que decirles en redondo, que no. Que incluso la unidad electoral, debe someterse a un acuerdo poltico, si busca ganar un lugar en el corazn de la gente

En otro escenario tambin se ven las cosas color de hormiga. Aunque se esperaba un duro castigo para la Mafia Keiko-Aprista, no se pens que ste luciera tan radical. No han ganado un slo gobierno regional de los 24 en disputa, y en Lima no han logrado tampoco ninguno de los Consejos ubicados en los 43 distritos de la capital. En otras palabras, han perdido todo.

Claro que las nforas no habrn de tener en este aspecto- la ltima palabra. Ella, la tendr el pueblo mismo en la medida que entienda que hoy se ha cerrado un captulo en la historia social del Per, y que se no puede reabrirse jams.

Esta derrota de la derecha fascista, sin embargo, ha favorecido a segmentos conservadores, que han llegado a un sitial de victoria con el apoyo de cierta izquierda en franco proceso de descomposicin. Esta izquierda -diario Perfil incluido-, alent finalmente la candidatura de Jorge Muoz por considerarla civilizada, sin reparar en los oscuros segmentos que se movan tras esas bambalinas.

Como no hay mal que por bien no venga, el camino pareciera expedito para que en los comicios nacionales que se avecinan, compita abiertamente la derecha conservadora, con esa izquierda tempestuosa y arisca que asoma hoy en el escenario, y que se proyecta como alternativa con una base social propia

De alguna manera los comicios del 7 de octubre han tenido la virtud de limpiar la ruta y echar la basura al pozo. Pero esa ruta no ir solo por la asfaltada pista electoral, sino tambin por el pedregoso y spero derrotero de la confrontacin social y poltica para la cual el pueblo tiene el deber de estar preparado. Y eso pasar, sin duda alguna, por la depuracin de sus Mandos.

Gustavo Espinoza M. Colectivo de direccin de Nuestra Bandera.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter