Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2018

Julin Assange, Jorge Glas, en defensa de los derechos humanos

Luis Varese
ALAI


Durante la dictadura en Uruguay, en el penal de Libertad, estaban recluidos los presos polticos. Una pareja de compaeros me cont que al salir de ese centro de tortura, tuvieron que pagar al Estado por su estada en la prisin. Esto fue en el marco del plan Cndor y el secuestro, la desaparicin y la tortura era la modalidad utilizada en ese momento.

Anoche escuch a un locutor de la televisin, que deca con aires de satisfaccin que el hacker (sic) Julin Assange, debe pagar por su estada en la Embajada Ecuatoriana en Londres siguiendo el protocolo determinado por la Cancillera. Es decir se le da asilo, pero paga por esa estada. Julin Assange, bandera de la libertad de expresin, lleva casi 6 aos en un espacio reducido y, desde hace un tiempo, con la informacin restringida, con amenaza de muerte si es deportado a los Estados Unidos y encima tiene que pagar por su estada. Lo inusual de esta medida, solamente se entiende en el marco de una presin para que abandone el asilo o para sancionarlo por lo que consideran un delito. Quienes as lo determinan hubieran preferido, entonces, no saber de las conspiraciones en contra de nuestros pases y preferiran no enterarse de que somos blanco permanente de la codicia y la ambicin de las transnacionales y mucho menos cmo combatirlas. El asilo y la libertad de expresin son elementos fundamentales en el Estado de Derecho. Este caso de asilo es y ser un hecho histrico y su desenlace depende del amor a la Soberana, la defensa del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos con que el Gobierno del Ecuador busque la salida de este asilado, al que se le aade un elemento ms para la complejidad de su caso y es que Assange es ciudadano ecuatoriano de pleno derecho.

El otro suceso muy similar en el desentendimiento del Gobierno sobre los Derechos Humanos es la atencin que se le da a la huelga de hambre del ex Vicepresidente Jorge Glas. Cualquier detenido comn tiene la opcin de ser escuchado por las autoridades competentes que lo mantienen en prisin. Mucho ms si es un ex Vicepresidente elegido masivamente por el voto popular (como binomio del actual Presidente). No pide privilegios, aunque debera tener un tratamiento diferenciado por la investidura a la que lleg (hasta Fujimori tuvo una crcel diferenciada y separada de otros presos), esto se debe a evidentes razones de seguridad personal y en este caso, de salud.

La nica defensa que le queda a Glas para ser atendido por la autoridad, es el ayuno o la huelga de hambre en la que lleva 39 das. Sus ex compaeros, hoy en el gobierno, lo ignoran por decir lo menos o le tienen un rencor desmedido.

En la Asamblea Nacional la Presidenta, que fue su funcionaria y protegida, se desentiende de la existencia de Jorge Glas. La huelga de hambre es un recurso extremo, en el que pone en riesgo su vida, es una opcin legtima por la que solicita simplemente ser trasladado de penal o de CRS.

Permtanme este parntesis dirigido a muchos amigos que dicen que cambi de opinin y ahora defiendo a Glas. Sigo pensando que imponer a Jorge Glas como candidato a la Vicepresidencia fue un error, bsicamente porque la derecha ya lo haba quemado completamente. Disciplinadamente hicimos la campaa poltica en su favor como parte del binomio Moreno-Glas, para garantizar la continuidad de la Revolucin Ciudadana.

Jams pensamos que el error que cometimos fuera tan grande como para que en 18 meses se pasara de un Gobierno de y para las ciudadanas y los ciudadanos, a un gobierno de y para los empresarios y empresarias, entendidos, no como el conjunto de emprendedores del pas, sino como el sector de clase que se cree propietario del destino de todos y todas, quienes habitan en el Ecuador.

Nunca pensamos que el error fuera tan grande como para que se destruyera no solamente la Revolucin Ciudadana, sino la institucionalidad, elemento fundamental para la existencia y el fortalecimiento de la democracia. Cierro el parntesis.

No estamos discutiendo o emitiendo un juicio de valor sobre si su juicio fue justo o no, o si Jorge Glas desvi recursos del Estado para su beneficio personal o no. El punto no es ese. El punto es que, en ambos casos, el de Assange y el de Glas, el Gobierno est actuando de una manera que trasgrede los Derechos Humanos, con una sutil violencia que jams se esperara de personas que durante 10 aos compartieron la idea de que el capital est (debe estar) subordinado al ser humano.

Hoy se evidencia que jams militaron en esa idea, ni en la idea del multilateralismo o de la soberana (Frontera Norte y Comando Sur) y menos an de la Patria Grande (caso UNASUR) o ni siquiera de lo fundamental del dilogo (liquidacin del espacio para el ELN, o el abandono de los sectores populares que fue lo peor).

Todo mundo puede cambiar de opinin, sin embargo lo que debe primar, por lo menos en estos dos casos, es el derecho a la vida, a la libertad y a la libertad de opinin e informacin. Por ello se le pide al Seor Presidente, al Canciller y a quien funge como Ministro de Justicia, un esfuerzo de serena rectificacin en el caso urgente y grave de Jorge Glas.

En el caso de Julin Assange facilitarle la vida en la Embajada porque ni l ni los funcionarios que all trabajan, son culpables de la injusticia que cometen Inglaterra, Suecia o la propia Australia, de no querer garantizar que jams ser extraditado a los EEUU, donde ser juzgado por traicin (me pregunto traicin a qu, si l no es ciudadano estadounidense).

Ambos casos son y sern histricos. Responder con la altura y la dignidad que el prestigio del pueblo ecuatoriano se merece, es lo menos que se puede pedir a los hoy gobernantes, en el marco del respeto a la Declaracin Universal de los Derechos Humanos, en sus artculo 3, 14 y 19, sobre el Derecho a la Vida, el Derecho al Asilo y el Derecho a la Libertad de Expresin.

Luis Varese ha sido representante adjunto del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en Ecuador y funcionario de la ONU por 20 aos.

Fuente: http://www.alainet.org/es/articulo/196872


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter