Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-12-2018

Francia
La represin de Macron contra el pueblo de los chalecos amarillos, un estado de urgencia encubierto

Jrme Duval
CADTM

Traducido del francs para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


Segn Vincent Brengarth, abogado del Colegio de Abogados de Pars, estamos asistiendo a una deriva inquietante de la represin policial en Francia en estos ltimos aos, ms concretamente desde noviembre de 2015 cuando se declar el estado de urgencia y se prolong varias veces antes de ser integrado en el derecho comn. Por consiguiente, nos encontraramos ahora bajo un estado de urgencia encubierto, con detenciones preventivas basadas simplemente en la sospecha, sin que haya ningn elemento concreto de una infraccin [1].

Las cifras del ministerio de las fuerzas del orden

El sbado 8 de diciembre el movimiento de los chalecos amarillos mantiene su progresin ya que reuni un total de 136.000 manifestantes en todo el territorio francs (de los cuales casi 10.000 en Pars), un nivel comparable al del sbado 1 de diciembre, mientras que el fin de semana anterior haba contabilizado 106.301 personas segn las cifras, generalmente a la baja, del ministerio del Interior. Al da siguiente de la manifestacin del 1 de diciembre el ministro [francs del Interior] Christophe Castaner se apresur a revisar a la alza las cifras del 24 de noviembre, ya que volvi a evaluar la cantidad de manifestantes en 166.000 personas en vez de las 106.000 que haba anunciado antes. Se apreciar este salto de 60.000 personas aparecidas repentinamente en las estadsticas del ministerio, una manipulacin contable para poder afirmar que el movimiento disminuye

Pars en estado de alerta insurreccional

Para este cuarto sbado de movilizacin de los chalecos amarillos se movilizaron 89.000 miembros de las llamadas fuerzas del orden, 8.000 de ellos en Pars, apoyados por catorce VBRG, siglas en francs de vehculos blindados con ruedas de la Gendarmera. La tensin es palpable. En la capital han cerrado al pblico 36 estaciones de metro, muchos comercios no han subido la persiana y permanecen cerrados una decena de museos (entre ellos el Louvre, el de Orsay, el Grand Palais, el del Hombre o el de Arte Moderno) as como varios emplazamientos tursticos emblemticos, como la Torre Eiffel, las Catacumbas o el Arco del Triunfo. Varias salas de espectculos, desde la pera a la Comdie-Franaise pasando por el Teatro Marigny y el de los Campos Elseos, han cancelado las representaciones.

1.723 detenciones

El pasado sbado 8 de diciembre, cuarto sbado o Acto IV de la movilizacin del movimiento de los chalecos amarillos, tuvo lugar una oleada masiva de detenciones. En el curso de estas detenciones la polica confisc frascos de suero fisiolgico (que se llevaban para ayudar y aliviar a las personas asfixiadas por los gases lacrimgenos), mscaras de proteccin, cascos de ciclista, etc., Este robo a los manifestantes del material de proteccin provoca indignacin y echa aceite al fuego. A poco que sean no violentos y tengan la legtima intencin de protegerse contra la violencia de las armas utilizadas por la polica, estas intimidaciones acaban por incitarlos a dejar de ser pacficos, puesto que no sirve para nada, como dice Jean-Philippe en una entrevista de Mediapart [2].

En la capital la carrera de las detenciones llega a su punto culminante. Se pasa de 121 detenciones a las 7:30 horas a 575 a las 14:00 horas. Las comisaras se saturan a toda velocidad. Finalmente solo el da 8 de diciembre las fuerzas de polica detuvieron a 1.723 personas que participaban en el movimiento, 1.082 solo en Pars de las cuales 820 quedaron en detencin preventiva. Una joven madre ofrece un testimonio abrumador cuando se encuentra en detencin preventiva sin tener nada que reprocharse y sin poder amamantar a su beb de cuatro meses. Es un estado de urgencia encubierto, un abuso de poder a beneficio del poder judicial, se subleva el abogado inscrito en el Colegio de Abogados Vincent Brengarth [3]. Desde que empez el movimiento de los chalecos amarillos la polica francesa ha detenido a 4.523 personas, 4.099 de las cuales han terminado en detencin preventiva [4].

Florent Compain, presidente de Amigos de la Tierra Francia, y Denys Crolotte, del Mouvement pour une alternative non violente [Movimiento para una Alternativa no Violenta], fueron detenidos durante la Marcha por el Clima en Nancy. Su nico delito es haber organizado y mantenido una manifestacin a pesar de la prohibicin de la Prefectura. Sin embargo, la manifestacin result ser un xito ya que reuni a entre 1.000 y 1.500 personas. Tambin en este caso parece que ofrecer una respuesta tanto a los problemas del fin del mundo como a los de fin de mes, por hacer converger los dos retos nacionales de la movilizacin, no gust a la polica que hizo todo lo posible por evitar esta convergencia sobre el terreno. Pero los apoyos se multiplicaron y la centralita de la comisara se vio desbordada por las llamadas de telfono. Denys y Florent quedaron finalmente en libertad despus de que la polica los mantuviera ms de 21 horas en prisin preventiva. Se exponen a una pena de seis meses de crcel y 7.500 euros de multa [5].

Mientras tanto, las denuncias presentadas se acumulan al mismo tiempo que se celebra, el 10 de diciembre, el setenta aniversario de la Declaracin Universal de los Derechos Humanos, cuyo Artculo 9 estipula: Nadie podr ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

Hablemos de la violencia!

El sbado 1 de diciembre, cuando se celebran manifestaciones en toda Francia, Zineb Redouane, una mujer de 80 aos, est en su casa del cuarto piso de la calle des Feuillants 12, junto a la [calle] Canebire en Marsella. Mientras se dispone a cerrar las contraventanas una bomba de gas lacrimgeno, disparada durante los incidentes en la Canebire despus de las manifestaciones, le golpea en el rostro. Su vecina Nadjia Takouche recoge su testimonio mientras que la anciana es transportada al hospital de La Timone y despus al de la Conception para ser operada. Pero, cmo pueden disparar a un cuarto piso? Los policas me apuntaron. Tiraron con una pistola, luego subieron a un coche y se marcharon. Quiz pensaban que estaba grabando con un telfono mvil, se pregunt antes de morir unas horas despus en la sala de operaciones del hospital de la Conception el domingo 2 de diciembre. El fiscal ha confiado la investigacin judicial, otra ms, a la IGPN [Inspeccin General de la Polica Nacional], la polica de los policas [6].

Unos das despus unos jvenes del liceo Simone-de-Beauvoir, de Garges-ls-Gonesse, se manifiestan el 5 de diciembre de 2018 contra el Parcoursup* delante de su liceo. Uno de ellos, Issam, un alumno del ltimo curso de bachillerato de 17 aos, es alcanzado por un tiro directo de flash-ball** y se desploma delante de su profesor, Mathieu Barraquier, con la mejilla destrozada [7]. El mismo da Oumar, de 16 aos, result gravemente herido por un disparo de lanzador de bala de defensa (LBD) a la puerta del liceo Jacques-Monod en Saint-Jean-de-Braye, cerca de Orlans [8]. Al da siguiente, el 6 de diciembre, la detencin de 151 jvenes de Mantes-la-Jolie impacta. En unas imgenes que han circulado profusamente por Internet se ve a los alumnos en fila, arrodillados en el suelo con las manos en la cabeza o esposados con Rilsan (esposas de plstico), vigilados por agentes armados. Se oye claramente a un polica comentar la escena: Aqu tenemos una clase que se porta bien [9]. Ese mismo da, el 6 de diciembre, unos 130 antiguos alumnos que haban estado implicados en los movimientos estudiantiles en 1968, 1977, 1986, 1990, 1994, 2000, 2005 o 2013 bajo los diferentes gobiernos del general De Gaulle, Georges Pompidou, Valry Giscard DEstaing, Franois Mitterrand, Jacques Chirac, Nicolas Sarkozy o Franois Hollande dan la seal de alarma: Se ha traspasado una etapa en la represin, afirman preocupados [10].

Dos das despus Fiorina, una estudiante de 20 aos originaria de Amiens, y Thomas, tambin de 20 aos y estudiante de Nimmes resultan gravemente heridos la cara por balas de caucho en los Campos Elseos [11]. Acto seguido Le Front de mres [El Frente de Madres], primer sindicato de padres de los barrios populares, publica una tribuna en la que los padres denuncian la infame represin policial digna de una dictadura que sufren sus hijos. Le Front de mres expresa su solidaridad con las reivindicaciones legtimas de nuestros hijos, que rechazan que reforma tras reforma se restrinjan sus posibilidades y perspectivas de futuro [], solidaridad con sus reivindicaciones contra el Parcoursup, la reforma del bachillerato, la supresin de 2.600 puestos desde septiembre y las discriminaciones en el sistema escolar. Exigen que se respete el derecho de nuestros hijos a manifestarse y expresarse y apoyan las demandas presentadas por los abogados de los y las estudiantes vctimas de la violencia policial. Por ltimo, Le Front de mres llama a proteger a sus hijos colocndose como escudos frente a la polica porque un pas en el que se aterroriza a los nios se dirige a la dictadura y al fascismo.

Durante una concentracin en Burdeos el pasado 8 de diciembre Antoine, de 26 aos, sufri la amputacin de una mano cuando le explot una granada [de gas lacrimgeno] que pretenda devolver a las fuerzas del orden. Otros 32 manifestantes resultaron heridos. Probablemente Antoine result mutilado por una granada explosiva tipo GLI-F4, un arma compuesta de 25 gramos de TNT y una carga lacrimgena que llega casi a los 165 decibelios cuando explota, es decir, ms que un avin al despegar, y que solo Francia las utiliza en sus operaciones de mantenimiento del orden [12]. No culpo necesariamente a los policas, explica Antoine, sino a este sistema que ha permitido armarse as frente a otras personas que no estn preparadas para afrontarlo. Sin embargo, ya el 30 de noviembre un colectivo de abogados de personas heridas por este tipo de municiones haba enviado una carta al ministro del Interior Christophe Castaner en la que pedan que no se utilizara esta granada en la movilizacin prevista para el da siguiente, 1 de diciembre [13]. Aunque desde 2016 tanto el Defensor de los Derechos Humanos como la Asociacin Cristiana para la Abolicin de la Tortura (ACAT) han estado advirtiendo sobre el uso de estas armas de fuego, el Estado persiste en hacer un uso generalizado de estas granadas explosivas con el riesgo asumido de mutilacin o muerte, denunciaban en su carta [14]. Por el momento la nica respuesta a esta carta sigue siendo la represin indiscriminada de un gobierno desesperado. El colectivo prev presentar recursos ante el tribunal administrativo. En un informe conjunto fechado en 2014 tanto la Inspeccin General de la Gendarmera Nacional como la Polica Nacional indican que estas granadas son susceptibles de mutilar o herir mortalmente, recuerda Raphal Kempf, uno de los abogados del colectivo. Ya sea en la zona que se est defendiendo en Bure (Meuse) o en Notre-Dame-des-Landes (Loire-Atlantique) esta granada ya ha provocado muchos heridos, denuncia Anoha Pascual, abogada de Gabriel, otro manifestante al que una granada arranc la mitad de la mano el 24 de noviembre [15].

 Se confisca el material de proteccin, se pisotean los derechos de la prensa

Varios foto-reporteros declararon que les haban confiscado su material de trabajo. La fotgrafa Vronique de Viguerie cont a LExpress que la polica le haba confiscado las protecciones, lo que la haca vulnerable en plenas manifestaciones del sbado 8 de diciembre. Llegu delante del Louvre y haba ah cuatro chicos sentados en una acera. Los acababa de detener la polica. Hice una foto y vinieron los policas. Me controlaron, me dijeron que me marchara. Ense mi tarjeta de prensa y les record que era periodista. Pero se llevaron mi bolso, en el que tena dos cascos de snowboard en los que estaba escrito prensa con cinta adhesiva, dos mscaras de snowboard y dos mscaras de pintor.

El lunes 10 de diciembre cuatro sindicatos de periodistas, SNJ, SNJ-CGT, CFDT y FO, pidieron ser recibidos urgentemente por Emmanuel Macron tras los atropellos inadmisibles de las fuerzas del orden, sobre todo en Pars, contra los reporteros que estaban sobre el terreno y los fotgrafos al margen de las manifestaciones de los chalecos amarillos. Exigen explicaciones a la prefectura de polica, al Ministerio del Interior y al gobierno sobre las consignas que se haban dado para llegar a esa situacin [16]. Desde las 8 de la maana se confisc a muchos fotgrafos de prensa, claramente identificados como tales, sus equipos de proteccin individual (cascos, gafas, mscaras de gas), a veces bajo amenaza de una detencin preventiva, escriben en un comunicado conjunto. Entre los periodistas heridos el sbado 8 de diciembre, dos fotgrafos del parisino recibieron un disparo de Flash-Ball, uno de ellos, Yann Foreix, fue disparado por la espalda desde dos metros de distancia por un oficial de polica. Lo mismo le ocurri a Boris Kharlamoff, un fotgrafo de la agencia A2PRL, que tambin recibi por la espalda una bala de caucho disparada por un polica vestido de civil. Un fotgrafo del Journal du Dimanche, ric Dessons, fue hospitalizado debido a una fractura en la mano tras haber sido golpeado dos veces por un CRS [antidisturbios] [17] y un fotgrafo de Reuters recibi un tiro de flash-ball en Burdeos [28]. En Pars el sbado 8 de diciembre el periodista del famoso programa de radio L-bas si jy suis, Gaylord Van Wymeersch, fue agredido por un agente de la BAC (brigadas anticriminalidad de la Polica Nacional desplegadas masivamente con o sin brazalete) que le dio un porrazo y le rompi el mvil. Su colega, Dillah Teibi, grab la escena [19].

Finalmente, cuando un polica republicano se dirigen en estos trminos a un fotgrafo independiente que cubre las manifestaciones, Si quieres seguir vivo, vete a casa! No tienes una mierda que hacer aqu!, uno se plantea dudas acerca del mantenimiento del orden republicano [20]. En su discurso del 10 de diciembre Macron habla exclusivamente de la violencia de los incontrolados, sin hacer mencin alguna a las muchas personas heridas por las armas letales de las fuerzas del orden, a pesar de que el balance provisional del cuarto sbado manifestacin, el 8 de diciembre, es muy elevado: 264 heridos, incluidos 39 agentes de polica, ms personas incluso que la cifra de 229 heridos de la semana anterior, incluidos 28 agentes de polica. Los hospitales de Pars atendieron a 170 heridos, frente a los 162 del 1 de diciembre [21]. En total desde el inicio del movimiento a mediados de noviembre casi mil personas han resultado heridas y a veces muy graves. Una lista no exhaustiva de los heridos graves de estas ltimas manifestaciones recopilada por el colectivo Dsarmons-les! es escalofriante  [22]. Menciona 3 manos arrancadas por granadas GLI F4 y al menos 4 ojos arrancados por disparos de LBD 40.

Por desgracia, para hacer frente a semejante afluencia de heridos, de la que aqu slo ofrecemos una lista muy parcial, los servicios de salud sufren una falta flagrante de recursos que se podran volver a movilizar fcilmente si se restableciera, por ejemplo, el impuesto sobre el patrimonio (ISF). Tras la manifestacin del 8 de diciembre, la Association des usagers et du personnel de la sant (AUP'S, Asociacin de Usuarios y Personal Sanitario) expresaba su indignacin en un comunicado por la reduccin cada ao tanto de efectivos como de recursos humanos, con lo que no se puede prestar una atencin digna mientras las personas mueren en urgencias o duermen en catres de campaa por falta de espacio. La asociacin afirma estar dispuesta a volver a salir a la calle de nuevo y movilizarse con los chalecos amarillos [23].

Notas:

[1] Maintien de lordre: Cest un tat durgence qui ne dit pas son nom, Mediapart, 12 de diciembre de 2018.

[2] Jrme Hourdeaux, Jade Lindgaard, Dan Israel et Matthieu Suc, Les arrestations prventives ou la fin du droit de manifester, Mediapart, 10 de diciembre de 2018.

[3] Ibidem

[4] Gilets jaunes: plus de 4500 interpellations depuis le 17 novembre, Libration, 10 de diciembre de 2018.

[5] Franck Depretz et Herv Kempf (Reporterre), La garde vue du prsident des Amis de la terre : Les ordres venaient den haut, Reporterre, 8 de diciembre de 2018. https://reporterre.net/La-garde-a-vue-du-president-des-Amis-de-la-terre-Les-ordres-venaient-d-en-haut

[6] Louise Fessard, Zineb Redouane, blesse par une grenade lacrymo et dcde lhpital Marseille, Mediapart, 3 de diciembre de 2018.

* Parcoursup es una aplicacin web diseada para recoger y gestionar las preferencias de asignacin de los futuros estudiantes en la educacin superior pblicas francesa, creada por el Ministerio de Educacin Superior, Investigacin e Innovacin en 2018. Parcoursup se present como una herramienta para empoderar a los estudiantes, pero ha sido criticado por su lentitud, la ansiedad que genera y su opacidad. (N. de la t.).

** Un flash-ball es un arma de fabricacin francesa considerada subletal y diseada para no poder matar. Sin embargo, es un arma de fuego que sigue siendo potencialmente peligrosa y puede causar lesiones graves. (N. de la t.).

[7] Vase el reportaje de Street Press, de Ins Belgacem y Matthieu Bidan, 7 de diciembre de 2018: La police lui a tir dessus, il avait le visage dchiquet

[8] Violaine Morin, Lycen bless la tte Orlans: Je ne comprends pas que les policiers aient pu tirer, Le Monde, 8 de diciembre de 2018.

[9] Faza Zerouala, Mantes-la-Jolie : Voir la chair de sa chair genoux, cest horrible!, Mediapart, 7 de diciembre de 2018.

[10] Lycens davant, nous navons jamais connu la rpression actuelle, Mediapart, 6 de diciembre de 2018.

[11] Karl Laske, Nombreux blesss par flashball Paris: la nouvelle 'doctrine' Castaner, Mediapart, 12 de diciembre de 2018.

[12] Thibault Lefvre, Valeria Emanuele, Gilets jaunes: Le gouvernement envoie des grenades sur des gamins qui lancent des ufs, France Inter, 10 de diciembre de 2018.

[13] Monsieur le ministre de lIntrieur, il faut renoncer lusage des grenades GLI-F4, Libration, 30 de noviembre de 2018.

[14] Florilge de violences et blessures policires, Lundi matin, 7 de diciembre de 2018.

[15] Karl Laske, Deux blesss graves aux Champs-Elyses: lexcutif en accusation, Mediapart, 27 de noviembre de 2018.

[16] Des syndicats de journalistes en appellent Macron aprs les violences, Reuters, 10 de diciembre de 2018.

[17] Gilets jaunes: un photographe du JDD bless sur les Champs-Elyses, Le journal du dimanche, 8 de diciembre de 2018.

[18] Reuters, op. cit.

[19] Quand les flics de la BAC agressent L-bas, L-bas si jy suis, 11 de diciembre de 2018.

[20] Vase el post de Raymond Macherel, https://blogs.mediapart.fr/raymond-macherel/blog/091218/un-crs-si-vous-voulez-rester-en-vie-vous-rentrez-chez-vous

[21] Karl Laske, Nombreux blesss par flashball Paris: la nouvelle 'doctrine' Castaner, Mediapart, 12 de diciembre de 2018.

[22] Bilan provisoire des blesss graves des manifestations du mois de novembre-dcembre 2018, Dsarmons-les, 11 de diciembre de 2018.

[23] Lettre des hospitaliers aux gilets jaunes, LAssociation des Usageres et du Personnel de la Sant (AUPS), 12 de diciembre de 2018.

Jrme Duval es miembro del CADTM, Comit para la abolicin de las deudas ilegtimas (www.cadtm.org) y de la PACD, la Plataforma de Auditora Ciudadana de la Deuda en el Estado espaol (http://auditoriaciudadana.net/). Es autor junto con Ftima Martn del libro Construccin europea al servicio de los mercados financieros, Icaria, 2016, y tambin coautor del libro La Deuda o la vida, (Icaria, 2011), libro colectivo coordinado por Damien Millet y Eric Toussaint, que en 2011 recibi el Premio al libro poltico en Lieja, Blgica.

Fuente: http://www.cadtm.org/Repression-macroniste-contre-le-peuple-des-Gilets-jaunes-un-etat-d-urgence-qui

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter