Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-06-2019

Ahora todos quieren negociar (qu y para qu?) y EE.UU. sigue la agresin

Aram Aharonian
Rebelin


Tras el fracaso del ingreso de tropas bajo el pretexto de la ayuda humanitaria (Operacin Ccuta) y el golpe de Estado, los estrategas de Washington reciclan temas y retoman la matriz migratoria que haba desaparecido de los medios de comunicacin desde enero, mientras insisten en destruir el sistema de asistencia alimentaria.

En las ltimas semanas se multiplicaron reuniones y dilogos internacionales en busca de una solucin negociada a la crisis venezolana, sobre todo desde que la oposicin dej en evidencia su falta de coherencia, cohesin y respaldo popular y muchos otrora aliados/cmplices de los planes injerencistas de EE.UU. tomaron prudente distancia de los mismos.

Aunque grupos opositores quisieron imponer el imaginario colectivo de que las conversaciones de Oslo fueron un fracaso, varias hojas de ruta circulan por las cancilleras, todas ellas basadas en soluciones negociadas que debieran terminar en elecciones generales. Pero no hay acuerdo en condiciones ni fechas. Mientras el gobierno exige el cese de las sanciones, bloqueos y pirateos de fondos para comenzar las negociaciones, la oposicin insiste en que Nicols Maduro deje la presidencia.

Un papel de trabajo habla de elecciones generales programadas para octubre, fecha para la cual debieran ser nombrados nuevos Tribunal Supremo de Justicia y Consejo Nacional Electoral, comicios en los que no podran presentarse Maduro ni el autoproclamado presidente interino Juan Guaid.

El problema con el que se encuentran los mediadores es la dificultad de encontrar nuevos candidatos, aunque dentro del oficialismo va creciendo la figura del joven gobernador del estado Miranda, Hctor Rodrguez, uno de los negociadores en Oslo. Difcilmente Maduro quiera dar un paso al costado

Otra vez la migracin

En este reciclaje meditico ACNUR vuelve a su rol de instrumentalizar la migracin venezolana: mienten e inflan cifras para pedir y recibir ms recursos con destino incierto, en medio de una rebatia parasitaria, a costa de la dignidad y los Derechos Humanos de los venezolanos, seala el canciller venezolano Jorge Arreaza.

Tras las reuniones del Grupo de Contacto (bsicamente europeo) con distintos actores de la geopoltica mundial y gobiernos latinoamericanos, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, se reuni el viernes 7 con el presidente cubano Miguel Daz-Canel, Ral Castro y Jos Ramn Machado Ventura en La Habana, donde descart elecciones presidenciales fuera del cronograma electoral.

Casi simultneamente, Elliott Abrams publicaba un artculo en el que se reprograma la lnea estadounidense hacia Venezuela, lo que implica, la admisin de un esquema de negociaciones, lo que cay mal en la oposicin.

Los venezolanos deben poder unirse y tomar las decisiones que enfrenta su pas a travs de elecciones libres, dijo Abrams, quien se abstuvo de mencionar la salida de Nicols Maduro de la presidencia como paso previo a cualquier proceso electoral. Para seguir mostrndose como el ms halcn dentro de los halcones, seal que se continuarn aplicando presiones, o sea que continuara el embargo financiero y petrolero, lo que pudiera ser parte de las negociaciones.

El chavismo tiene que tomar una decisin () El paso ms importante que pueden tomar para revertir la crisis poltica en Venezuela es regresar a la Asamblea Nacional (en desacato, presidida por Guaid) y tomar sus curules () La Asamblea Nacional, como el nico cuerpo electo previsto en la Constitucin, es quien puede manejar mejor este proceso, aadi Abrams, conocido como el genocida de Mozote (por la masacre por l programada- en El Salvador).

Matar de hambre

Fracasada una invasin y el farsesco golpe, y en la continua prdida de aliados-cmplices para derrocar al gobierno constitucional, la estrategia de agresin a Venezuela, retoma otros carriles, como el de bombardear el abastecimiento de alimentos y medicinas a la poblacin (oficialistas y opositores, claro).

"Washington castiga a las empresas que quieren invertir aqu y luego dice que hay crisis humanitaria", acus Cabello, en la antesala de la demostracin de una multitudinaria marcha bajo la lluvia en las calles de Caracas con la consigna: Trump, con mi Clap no te metas.

Los Comit Locales de Abastecimiento y Produccin, los Claps se constituyeron en abril de 2016, cuando el gobierno cambi de estrategia para enfrentar la crisis de abastecimiento y la -ya en ese momento- descontrolada inflacin. En ese momento se decidi que los productos que se vendan a precios regulados en la red de abastos y supermercados del Estado se entregaran directamente casa por casa, previo censo de ocupantes de cada vivienda. Segn cifras oficiales, en 2018 el Clap (cajas con alimentos bsicos) se distribuy en seis millones de hogares.

Ms all de la polmica en torno a su efectividad y su permanencia a mediano y largo plazo, est claro que los Clap son una de las respuestas a la pregunta del milln de estos tiempos en Venezuela: cmo se sostiene el gobierno de Maduro, a pesar de la crisis econmica prolongada y el asedio interno.

En las ltimas semanas voceros de la administracin de Donald Trump aseguraron que impondrn nuevas sanciones para entorpecer el abastecimiento a los Clap (la mayora de los productos son comprados por el Estado a empresas privadas en Amrica Latina, pero tambin en Europa).

Asimismo, miles de venezolanos cruzaron este fin de semana a Colombia para comprar medicinas y alimentos, despus de que el gobierno bolivariano reabri un cruce fronterizo, cerrado hace cuatro meses tras el fallido intento de Juan Guaid, Washington y el Grupo de Lima de ingresar ayuda humanitaria y soldados al pas, mientras las Fuerzas Armadas destruan un depsito clandestino (143 barriles plstico con 31.460 litros de gasolina) destinado al contrabando de extraccin de combustible venezolano hacia Colombia, en la frontera comn del Catatumbo.

Un estudio de la estadounidense Universidad John Hopkins seala que como resultado de las sanciones la economa venezolana se reducir en ms de un tercio, con condiciones que probablemente empeorarn como resultado de la hiperinflacin y la prolongada agitacin poltica.

A su regreso a Caracas, Cabello dijo que EE.UU. "practica un bloqueo para que no puedan entrar alimentos a Venezuela, sancionan organismos y empresas que pueden ayudar a ingresar alimentos y medicinas". Mientras, en un intento por bordear las sanciones, la moneda rusa (el rublo) reemplazar al dlar en las transacciones entre los dos pases, dijo el dirigente oficialista Tareck El Aissami en el Foro Econmico de San Petersburgo.

Oposicin y EE.UU., slo fracasos (por ahora)

El secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo confes que en la oposicin de Venezuela hay ms de cuarenta personas que se creen legtimas sucesoras del presidente Maduro, en un hipottico escenario de salida del poder del mandatario. En el momento en que Maduro se vaya, todos levantarn la mano y [dirn]: Llvame, soy el prximo presidente de Venezuela, dijo en una reunin con lderes judos. Mantener unida a la oposicin nos result diablicamente difcil, aadi.

Pompeo carg la responsabilidad del fracaso de los planes subversivos solo en la oposicin venezolana, sin admitir sus propios errores. Sus declaraciones demuestran el fracaso de sus decenas de agencias de inteligencia (tres en el terreno y el monitoreo del Comando Sur y la IV Flota).

Es incomprensible que no supieran del personalismo, autoritarismo y la falta de credibilidad popular con quienes (o para quienes) disearon las estrategias para derrocar desde ao 20 aos el gobierno bolivariano. Y menos an, elegir a un desconocido Juan Guaid para comandar la batalla final, incapaz de presentar una idea o articular un discurso ms all del odio. Un presidente impuesto desde el exterior. 

En la variopinta oposicin venezolana hay grupos radicales y moderados, con visiones diferenciadas, pero (en general) dispuestos a seguir el guin de Washington para no abdicar del financiamiento que reciben para su funcionamiento unos- y para la desestabilizacin, otros. Otro punto resaltante es el de los egos y las rivalidades entre los mltiples autoproclamados lderes, con aspiraciones personales y delirios de controlar el poder y los recursos pblicos.

Los think tanks y publicitas de la oposicin intentaron, con claro asesoramiento estadounidense, espaol y colombiano, imponer el imaginario colectivo de que era inminente la cada de un presidente constitucional, al que calificaron de usurpador y narcoterrorista , usando el terrorismo meditico de una cartelizada red de medios y las falsedades a travs de las llamadas redes digitales. Y, sobre todo, hacer creer que el gobierno era repudiado por el pueblo.

Siempre el lmite de las mentiras virtuales, es la realidad, y sta muestra las esculidas (Chvez dixit) manifestaciones de apoyo a Guaid en territorio venezolano, pese a que encuestadoras insisten que tiene el apoyo del 56% de la poblacin. Esto lo convierte en el lder fundamental de la oposicin y le da una fuerza intrnseca que le permite articular a su grupo, incluso sin unidad y sin tener que someter cada decisin al escrutinio, ni la aprobacin de la mayora, dice Luis Vicente Len, director de Datanlisis y uno de los guionistas locales de la oposicin.

Atacar a Guaid en este momento es mucho ms peligroso polticamente para el atacante que para el atacado, por lo tanto no dira que el problema de desunin es el factor fundamental que explica porque ha sido tan difcil lograr el objetivo de cambio, sostiene Len.

La accin selectiva de las oficinas del gobierno estadounidense ha privilegiado unos grupos, grupsculos, fundaciones, ONG y partidos sobre otros, en trminos logsticos, financieros y de otorgamiento de representatividad. Asimismo, ha sido nociva la escogencia de dirigentes desde el exterior y la elaboracin de estrategias que no se corresponden con la realidad venezolana.

Entre ellas, destaca el politlogo Leopoldo Puchi, la abstencin en los comicios de mayo de 2018, la juramentacin y creacin de una imagen de poder dual en enero ltimo y el trabajo de fractura de los militares, desde Washington, Bogot y Brasilia. La falla ms aguda, dice, ha sido la de desnaturalizar a la oposicin, que al perder su propia identidad de fuerza nacional autnoma se separa de su razn de ser y de sus races. 

Por otra parte, es normal que el sector militar presente divisiones internas, lo que no significa que los escasos disidentes estn dispuestos a separarse si no estn seguros de conformar una clara mayora interna. Terminan actuando en conjunto sobre todo cuando no hay oferta creble sobre su participacin futura y el mantenimiento de su poder: prefieren el statu quo.

En paralelo a las reuniones cupulares entre actores polticos, emerge desde la sociedad la necesidad de reencontrarse en espacios plurales dialogantes, con miras a ejercer el derecho a la reflexin, al debate y a la expresin formal de desacuerdos; el derecho a la evaluacin tanto crtica como autocrtica y, por supuesto, a la participacin activa y respetuosa en la bsqueda de soluciones, seala la sociloga Marycln Stelling.

Deber ser un espacio que se opone a la exclusin y marginalizacin del otro, del diferente, del adversario. Deber ser un ejercicio de ciudadana libre, democrtica, responsable y critica; de promocin de valores tales como tolerancia, solidaridad, cooperacin, justicia; de reconocimiento del otro y de respeto a las diferencias. En democracia y sin miedo, aade.

Golpe de timn II

Numerosos dirigentes y representantes de las comunas urbanas y campesinas exigen urgentes cambios en las polticas del gobierno, un golpe de timn como ya haba reclamado el expresidente Hugo Chvez en su ltimo mensaje de 2012. Elas Jaua, miembro de la direccin del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), seal que el chavismo debe ir a un proceso de renovacin y que "es necesario rectificar la independencia, la tica poltica, la igualdad social, y la democracia protagnica que exista desde el ao 1999".

Jaua, exministro, afirm que "los venezolanos han perdido los derechos de la primera dcada de la revolucin y eso genera angustia, preocupacin y sufrimiento" y enfatiz que se requiere llegar a un acuerdo para el dilogo y as "evitar el dolor al pueblo".

La pregunta que Chvez dej sin repuesta en 2012 es cmo se trasciende a un orden diferente: el trnsito, la construccin del nuevo modelo econmico, poltico y cultural, que dej intrnseco su reconocimiento del rumbo equivocado que se vena transitando, y destac dos instancias diferentes: planificacin (instancia de programacin del camino a seguir) y accin poltica, con un programa para avanzar hacia la utopa posible.

Dijo que la revolucin econmica no puede hacerse sin antes concretar la revolucin poltica, asociada a la idea de dejar de ser colonia. En su mensaje hay temas claves como la crtica de gobierno (autocrtica), la eficiencia y eficacia del gobierno, la deuda en la construccin del Estado Comunal  y el papel de las Comunas Socialistas, y el problema cultural existente en el Estado, que reproduce las dinmicas del Estado colonial, burgus, centralizado, burocrtico.

La poltica pblica se ha implementado sin transformar las relaciones sociales, sin organizar las Comunas Socialistas.

Es sabido que hay un grupo de figuras del funcionariado poltico de gobierno que se han mantenido en el alto rango civil y/o militar de manera recurrente y permanente desde 1999 (coincidentemente se repiten en los cargos del partido poltico oficial). Si esta autocrtica fuera tal, las caractersticas de estas figuras y el proyecto en su integralidad seran sometidas a revisin, seala Ayeln Correa.

Aram Aharonian: Periodista y comuniclogo uruguayo. Magster en Integracin. Fundador de Telesur. Preside la Fundacin para la Integracin Latinoamericana (FILA) y dirige el Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la )

http://estrategia.la/2019/06/09/ahora-todos-quiere-negociar-que-y-para-que-y-eeuu-sigue-la-agresion/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter