Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-07-2019

Ni vctimas, ni vencidos

Ollantay Itzamn
Rebelin


Las y los indigenistas (sean activistas o acadmicos), regularmente suelen asumir a las y los indgenas como vctimas y/o vencidos por los poderes hegemnicos. De all proviene, en buena medida, su filantropismo tnico.

Al asumir y presentar a un indgena como vctima, irremediablemente se le anula su condicin de sujeto. Y, al asumirlo como vencido se reifica la condicin de arrodillado y anulado polticamente. En estas dos presunciones de: vctima y vencido se asienta el culturalismo apoltico y estril que evit y evita procesos de emancipacin de los pueblos.

Las y los indgenas conscientes, y en disputa constante por consolidar proyectos emancipatorios, no somos vctimas, somos sujetos. No estamos vencidos, fuimos derrotados, y las inconclusas historias an no han terminado. Estos y otros dispositivos fecundos son los que nos mueven y mantienen perseverantes en nuestras apuestas libertarias.

La conciencia de ser sujetos (no vctimas) y derrotados circunstanciales (no vencidos) nos previene de la resignacin apoltica, y es nuestro antdoto al culturalismo oportunista que convirti a muchos de los nuestros en plaideros folclricos.

Por qu indgenas optamos por el indigenismo y/o victimismo?

El indigenismo entre los indgenas surgi en simetra con el acceso indgena a la academia occidental. La academia hegemnica, en buena medida, hizo de los pocos indgenas con ttulos, profesionales fashion bien portados. Y, para mantenerse en su nuevo estatus el indgena ilustrado, intelectual, necesariamente tena que ser un actor apoltico.

Es decir, no desafiar al sistema. Deba y debe distraerse y distraer a los suyos con discursos sobre trajes, lenguas, folclor, rituales, etc., Jams meterse en poltica para acompaar postergados proyectos de liberacin de los pueblos.

Otro factor para el florecimiento del indigenismo y el victimismo folclrico fue y es el financiamiento y becas de la cooperacin internacional. Indgenas que ascendieron social y acadmicamente, en varios casos, fueron cooptados por los Estados criollos, y en la mayora de los casos fueron empleados por la cooperacin internacional y las ONG. Y estas entidades, por sus fuentes de financiamiento, y los intereses que representan, promueven una ciudadana apoltica. Ni Evo Morales (caso Bolivia), ni Thelma Cabrera (caso Guatemala) provienen de las constelaciones de la cooperacin internacional.

El victimismo es tan letal como el racismo

El racismo es una construccin sociopoltica con la finalidad de anular la capacidad de accin emancipatoria a los y las subalternas. De la misma manera, el victimismo indgena anula la capacidad de resiliencia y accin poltica emancipatoria a los vencidos. En ese sentido, el racismo es al victimismo como el monoculturalismo es al muticulturalismo. Letales ambos.

Urge no distraernos con la victimizacin. El sistema racista y patriarcal no cambiar jams si acaso nuestro horizonte de accin se reduce nicamente a la incidencia poltica. Debemos constituirnos en sujetos polticos para promover procesos de cambios estructurales a nivel de los estados y de las sociedades, incluso cuando esta apuesta ponga en peligro el confort que nos redita el culturalismo apoltico.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter