Portada :: Brasil :: La Amazonia en peligro
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-08-2019

Bolsonaro destruye la Amazonia

Eric Nepomuceno
Pgina/12


Pasados pocos das de siete meses de haber asumido la presidencia de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro ya no sorprende por los disparates que lanza al aire da s y el otro tambin. Semejante capacidad de inventar alucinaciones retrgradas y mentiras absurdas causa impacto e indignacin, pero es como si el pas poco a poco se acostumbr con sus modales inaceptables. Ya no sorprenden a nadie.

El problema es que mientras se suceden mentiras y agresividades, el retroceso generalizado toma un ritmo avasallador. Se trata de una estrategia bien trazada, que tiene por objetivo mantener cautiva a la parcela radical del electorado un veinte por ciento que defiende las posiciones racistas, homofbicas, misginas, ultramontanas y medievales de Bolsonaro, admirador ardoroso de torturadores, a quien llama hroes nacionales, y de la dictadura que ensombreci Brasil entre 1964 y 1985. Los dems votantes que lo eligieron actuaron esencialmente contra el PT de Lula, manipulados por los medios hegemnicos de comunicacin.

Y mientras el respetable pblico se distrae, Bolsonaro y sus secuaces promueven el ms drstico retroceso de las ltimas muchsimas dcadas en mi pas. Bajo muchos aspectos, retrocesos ms terribles que los impuestos por esa misma dictadura que l defiende con firme determinacin. De todo lo que Bolsonaro y compaa destruyen, una parte pequea parte quiz sea recuperable. A largo, largo plazo, pero recuperable. Pero hay puntos de esa destruccin que muy difcilmente lo sern, como las privatizaciones insistentemente anunciadas.

Otras, como el destrozo de las universidades pblicas, tomarn aares hasta volver a ser lo que eran. Formar nuevas generaciones de investigadores exigir dcadas. Ya las artes y cultura tendrn, como qued demostrado en ocasiones anteriores de persecucin en Brasil, mayor capacidad de recuperarse. Curiosa irona: Bolsonaro y su pandilla odian con devocin todo lo que suene a artes y cultura.

Hay un punto especfico, sin embargo, que clama por alarmas urgentes: el medio ambiente. En julio de este ao amargo, comparado con lo que pas en el mismo mes de 2018, la deforestacin en la Amazonia experiment un aumento de casi 300 por ciento. Vale reiterar: casi tres veces ms de lo que hace un ao. Los datos reconocidos por cientficos de todo el mundo son, por supuesto, desmentidos por el gobierno. Hoy, a cada minuto un espacio forestal que corresponde a tres canchas de ftbol es devastado en la amazonia brasilea.

Los territorios indgenas demarcados acorde a la Constitucin son ms y ms invadidos. Mineros clandestinos e ilegales amenazan a las poblaciones de esas reas. Bolsonaro es un ardoroso defensor de esa clase de explotacin de minerales. Dice que es importante para la economa. Que contaminen ros y arroyos es un detalle sin importancia. La prensa del mundo denuncia los riesgos, pero Bolsonaro est seguro que tanto The Guardian como The New York Times y Le Monde y todo el resto no son ms que parte de la conjura comunista cuyo objetivo es apoderarse de las riquezas de la regin amaznica. Confrontado por periodistas brasileos, Bolsonaro se sali en su ms puro estilo: Si haces caca a cada dos das y no cada da, estars contribuyendo para no aumentar la polucin ambiental.

Esa es la aberracin que preside a mi pobre pas.

No es que se trate de una amenaza creciente a los pueblos originarios de Brasil: se trata de una amenaza al mundo. S, s: avanzar en la destruccin del medio ambiente en la regin amaznica brasilea es amenazar a cada ser humano que vive en este planeta alucinado. Es verdad que gobiernos anteriores, de izquierda inclusive, mantuvieron polticas equivocadas para la regin amaznica. Dilma Rousseff, por ejemplo, autoriz la instalacin de la usina hidroelctrica de Belo Monte en el estado de Par, con gravsimas consecuencias ambientales. Nunca, sin embargo, se vivi algo similar a lo que se vive ahora.

Hay, desde luego, un sinfn de escndalos otros sacudiendo a Brasil. Qued ms que claro, por ejemplo, que los juicios que llevaron al ex presidente Lula a la crcel y, como consecuencia, no poder disputar la presidencia lograda por el descerebrado Bolsonaro, fueron pura manipulacin. Estn los escndalos involucrando a la familia presidencial con desviacin de dinero pblico, estn las mentiras disparadas da a da sin ninguna vergenza, el ultraje a las vctimas de tortura en el rgimen militar, est todo el absurdo de ese presente que avanza alucinado rumbo al peor de lo pasado. Est un ministro de medio ambiente que miente como respira, est la liberacin desmedida de agro-txicos prohibidos en los pases que importan cereales brasileos, est una mquina pesada destinada a destrozar el futuro.

Est todo ese horror.

Nada, sin embargo, y que se reitere, es comparable a la avidez con que Bolsonaro destroza la naturaleza. Ni siquiera su estupidez.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/211445-bolsonaro-destruye-la-amazonia


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter