Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-01-2020

Chuzadas telefnicas evidencian el peligro que rodea a quienes piensan y escriben en Colombia

Fernando Alexis Jimnez
Rebelin


El descubrimiento de chuzadas al sistema telefnico de periodistas, defensores de derechos humanos, polticos y magistrados en Colombia volvi a poner sobre el tapete el peligro que reviste pensar y decir lo que se piensa, y de otro lado, que al interior de las fuerzas militares hay quienes se prestan para hacer este tipo de seguimientos a quienes consideran enemigos del sistema. Grave a todas luces.

Las denuncias de la revista Semana sobre las verdaderas razones del retiro del general Nicacio Martnez, comandante del Ejrcito, directamente relacionadas con el espionaje a las llamadas telefnicas de varios ciudadanos, ponen de manifiesto que todo cuanto se dice y se hace, incluso, lo que se escribe, puede estar siendo visto con el filtro de peligrosidad para el establecimiento. Hacia ese objetivo se ha direccionado la utilizacin de los equipos de ltima generacin de que disponen algunas unidades militares.

No es algo nuevo. Hace casi diez aos, el entonces Departamento Administrativo de SeguridadDASestuvo inmerso en un escndalo por chuzadas que, igual, inclua a periodistas, defensores de derechos humanos, polticos y magistrados.

Lamentable para la institucionalidad y, en particular, para el ejrcito, encargado de un aspecto tan relevante como la seguridad para la ciudadana, la salvaguarda de la soberana nacional y el respeto a los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

Cabe recordar que el desempeo del general Nicacio Martnez estuvo rodeado de escndalos, y deja una larga estela sobre la que difcilmente podrn echar una cortina de humo, como el supuesto atentado al presidente del partido Farc, Rodrigo Londoo.

Los colombianos reclamamos investigaciones que den con los responsables, porque no son todos los militares quienes estn comprometidos. Pero ese grupo reducido que violenta el derecho a la libre expresin, a travs de estas chuzadas, empaa lo que estn haciendo en cumplimiento de su obligacin constitucional, aun cuando el presidente Ivn Duque est empecinado en vender a nivel internacional, la imagen de Colombia como un paraso.

Interceptaciones intimidantes

Estas interceptaciones ilegales resultan intimidantes. Ninguno de quienes tenemos una opinin contraria, que no es un delito sino un derecho inalienable en todo pas que se precia de respetar la libertad de expresin, nos sentimos seguros. Desdicen de un gobierno que sigue la ideologa del hoy senador, lvaro Uribe Vlez, en cuyos dos perodos de presidencia se presentaron desapariciones forzadas, muertes de lderes sociales, y censura al ejercicio periodstico.

La Fundacin para la Libertad de PrensaFLIPrechaz esta situacin y reclam una investigacin que genere resultados. Alrededor de este pronunciamiento, todos debemos cerrar filas.

No cabe menos que reclamar la solidaridad internacional de quienes escriben sobre lo que piensan, de aquellos que en la intelectualidad encuentran el ambiente propicio para proponer y generar cambios, de tal manera que lo que est ocurriendo en Colombia no pase inadvertido. Es por razones humanitarias, en un pas en el cual escribir es otra forma de suicidio


Blog del autor www.cronicasparalapaz.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter