Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-10-2008

Robert Mnard renuncia como secretario general de Reporteros Sin Fronteras

Jean Guy Allard
Granma

Mientras su organizacin, Reporteros sin fronteras (RSF), se encuentra bajo la lupa, en Washington, del Government Accountability Office (GAO), por ser uno de los principales beneficiarios del Center for a Free Cuba implicado en un gigantesco desfalco, Robert Mnard anuncia en Pars que abandona su puesto de secretario general "por ganas de hacer otra cosa"


"Voy a encontrar otro modo de continuar el combate que llevo para los derechos humanos", declara Mnard en un cable complaciente de la AFP. El colaborador asiduo de la inteligencia norteamericana aade haber preferido irse "una vez que la campaa acerca de China fuera terminada" una referencia a los ataques contra los Juegos de Beijing que desarroll en los ltimos meses por cuenta del gobierno de Taiwn.

Mnard deja su puesto justo unas semanas despus de que el Congreso norteamericano ordenara a la Agencia de Desarrollo Internacional (USAID) "congelar" los fondos del Center for a Free Cuba, una criatura de Freedom House manejada por el agente de la CIA, Frank Calzn. Se mantendr esta situacin hasta que se complete una amplia auditora de las operaciones de su Programa Cuba.

USAID dispone este ao de un presupuesto de 45 millones de dlares para realizar su trabajo de propaganda y de espionaje, a travs de una red de supuestas ONG, todas vinculadas de una forma u otra al dispositivo anticubano de los servicios especiales estadounidenses.

Desde la publicacin, en el 2004, del Plan Bush de Anexin de Cuba, RSF identificada en el documento no tuvo otro remedio que reconocer su colaboracin con el departamento de Estado, fuertemente remunerada no solo a travs del aparato de Calzn, sino tambin por el National Endowment for Democracy (NED) y el Internacional Republican Institute (IRI).

Llama la atencin que, durante los ltimos aos, el ahora nuevo jefe de RSF designado por el propio Mnard, Jean-Franois Julliard, se dedic con cartas abiertas y declaraciones escandalizadas a negar tales lazos entre el grupo parisino y los fondos gubernamentales norteamericanos puestos a disposicin de operaciones de la CIA.

DE ESTO NO HABLA LA PRENSA FRANCESA

El escndalo del desfalco en la USAID provoc la renuncia del propio jefe del organismo para Amrica Latina, el mafioso Adolfo Franco, y de Felipe Sixto, el ayudante principal del jefe del Center for a Free Cuba, quien confes haber desviado medio milln de dlares.

Casualmente, Mnard tambin perdi hace poco su brazo derecho de muchos aos, Rgis Bourgeat, que manej de manera muy particular las operaciones de RSF contra Cuba, al punto de acompaar a su amo en Miami en el curso de una visita a los cabecillas de la mafia anticubana.

Con el caso de Calzn, la auditora no solo del GAO, sino de los propios auditores asignados por ley a la USAID, pudiera estallar en un escndalo de gran proporcin, en el cual RSF tuviera que revelar su contabilidad secreta, para la cual Mnard dispuso de contadores y de una cuenta secreta en Virginia, casualmente a unos minutos del cuartel general de la CIA.

Si Julliard y su jefe tuvieron finalmente que confesar, en el 2006, las entradas ilegtimas que reciben del Estado norteamericano, a travs del Centre for a Free Cuba y el IRI, no han hablado hasta ahora de su conexin con Freedom House, otro mecanismo secreto de difusin de ayuda econmica a los colaboradores del imperio.

Freedom House es tcnicamente una organizacin privada, aunque recibe 75% de su presupuesto del Departamento de Estado y solo 25% de otras contribuciones.

Esta organizacin repite en sus informes que distribuye sus fondos a "periodistas, activistas de derechos humanos, y otras asociaciones". RSF cabe totalmente en tales pretensiones.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter