Portada :: Economa :: Especial "El capitalismo cruje"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-10-2008

Las respuestas a la crisis financiera pueden significar la victoria de las tesis neoliberales
El fin o la continuacin del neoliberalismo

Vicen Navarro
Rebelin


La creciente intervencin de los estados en la resolucin de la crisis financiera (que ha incluido, en varios pases como EE.UU., una parcial nacionalizacin de centros bancarios), ha sido interpretada como el fin de la poca neoliberal iniciada en EE.UU. por el Presidente Reagan (y por la Sra. Thatcher en Gran Bretaa), hace treinta aos. En esta lectura de la realidad se asume que el neoliberalismo se caracteriz por la reduccin del papel del estado en las esferas financieras y econmicas, reduccin que termin ahora con las medidas claramente intervencionistas del estado en la resolucin de la recesin (y posiblemente depresin) que existe a nivel mundial.

Esta supuesta reduccin del estado durante la poca neoliberal (1980-2008), sin embargo, no ocurri en realidad. En EE.UU., pas considerado como la mxima expresin del neoliberalismo, las intervenciones estatales crecieron durante aquella poca liberal 1980-2008. El gasto pblico, por ejemplo, se increment notablemente en EE.UU., pasando de representar el 34% del PIB en 1980 al 38% en 2007. El gasto pblico per capita tambin subi de 4.148 US $ en 1980 a 18.750 en 2007. Y los impuestos subieron de un 35% en 1980 a un 39% en 2007. En realidad el Presidente Reagan fue el Presidente de EE.UU. que subi ms los impuestos en tiempo de paz en toda la historia de aquel pas. Los recort muy notablemente para el 20% de renta superior de las familias, pero los increment para todo lo dems. En resumidas cuentas, no hubo una disminucin del papel del estado en la sociedad estadounidense sino un cambio muy significativo de sus prioridades como lo demuestran los cambios que han tenido lugar en el presupuesto federal durante el periodo neoliberal. As, mientras al principio de tal periodo, en 1980, el gasto federal que iba destinado a personas (a travs de transferencias y servicios pblicos a personas) representaba el 38% de todo el gasto, el gasto militar representaba el 41% de todo el gasto y el gasto de apoyo a las empresas (incluido las financieras) representaba el 21% del total, a finales de tal periodo en 2007 el gasto a las personas haba descendido al 32% mientras que el gasto militar haba subido al 45% y a las empresas el 23%. Este ltimo porcentaje ha subido de una manera espectacular a raz de la compra de activos y apoyos a la banca por parte del gobierno federal.

Es tos datos muestran como el discurso liberal (supuestamente antiestado) slo aplica a cierto tipo de intervenciones: aquellas relacionadas con el bienestar de las personas, primordialmente de las clases populares. No as a la mayora del gasto e intervenciones pblicas. Hay pues que sealar que durante el periodo liberal hubo un desfase entre el discurso retrico neoliberal y la realidad. Como bien dijo John Williamson, el intelectual ms influyente dentro del consenso neoliberal de Washington Tenemos que darnos cuenta de que lo que el gobierno federal de EE.UU. predica en el extranjero y lo que hace en casa no son lo mismo .

Estas observaciones son relevantes pues lo que estamos viendo estos das no es un cambio sino una expansin de lo que ha ido ocurriendo durante aquel periodo. El establecimiento de la nueva autoridad del gobierno federal (que gastar ms de 700.000 millones de dlares, adems de los que ya ha gastado, representando en total un 17% del PIB estadounidense) est dirigido por el mismo equipo y las mismas personas que dirigieron la banca Goldman Sachs y otros centros financieros de Wall Street. Como dijo el Senador Sanders (el nico senador que pertenece a la Internacional Socialista en el Congreso de EE.UU.) la creacin y modus operandi de tal agencia es la instrumentalizacin ms abusiva del estado por parte de la banca en la historia de EE.UU. El gobierno federal compra las hipotecas basura de la banca y otras acciones, a la vez que renuncia al voto que tal compra le permitira en la toma de decisiones de la banca intervenida. Lo que estamos viendo no es pues el fin, sino la continuacin del neoliberalismo. Es ms. La banca y el mundo empresarial quieren aprovechar esta crisis para continuar resolverla a travs de medidas neoliberales tales como la reduccin de salarios, el aumento de la precariedad, la reduccin del gasto a las personas, la privatizacin de la seguridad social (s, s, lo ha ledo bien, la privatizacin de la seguridad social), el aseguramiento privado de la sanidad y otros servicios del estado del bienestar. Hemos visto, incluso en Espaa, como portavoces del mundo empresarial y financiero han pedido inmediatamente una expansin de muchas de tales polticas pblicas como manera de resolver la crisis financiera actual. Si ello ocurriera, sera ya la victoria final del neoliberalismo.

Vicen Navarro es Catedrtico de Polticas Pblicas. Universidad Pompeu Fabra



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter