Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2009

La kafkiana visin que tiene Netanyahu del Estado palestino

Khalid Amayreh
Uruknet

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


No hay duda de que el odioso discurso de Benyamin Netanyahu en la universidad de Bar Ilan el pasado domingo por la noche fue una bofetada para todos aquellos que haban concedido el beneficio de la duda al llamado proceso de paz entre el pueblo palestino e Israel.

En primer lugar, fue una afrenta descaradamente directa al presidente Obama que haba pensado bastante ingenuamente que las palabras bonitas acerca de la paz haran que los dirigentes israeles cambiaran su fascista manera de pensar y reconsideran el trato colonial que infligen al pueblo palestino.

Hace slo una semana Obama reiter el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Israel como si la entidad sionista, que posee cientos de cabezas nucleares, se enfrentara a alguna amenaza real por parte de sus vecinos. Sin embargo, a la luz del discurso de Netanyahu de anoche est muy claro que el apoyo estadounidense a Israel slo sirve para envalentonar al Estado de apartheid y para hacerle adoptar posturas an ms extremistas en relacin a la cuestin palestina. El presidente Obama debera reflexionar profundamente sobre este aspecto especfico y reconsiderar toda la poltica estadounidense respecto a Israel.

En segundo lugar, la aborrecible diatriba fue una bofetada para los regmenes rabes llamados moderados, como Egipto, Arabia Saud y Jordania, que se han degradado a s mismos y a sus pueblos con el propsito de estar en buenos trminos con Israel y animarlo a que acceda a unos mnimos derechos palestinos. Por ejemplo, algunos regmenes rabes han desempeado un papel activo en matar de hambre y atormentar al pueblo palestino en Gaza con la esperanza de obtener de los dirigentes sionistas el certificado de buena conducta. Ahora estos tiranos deberan tener el valor y la dignidad de reconsiderar su vergonzoso discurso anterior en relacin a Israel al darse cuenta de que da exactamente igual que los rabes y musulmanes traten de apaciguar y de acomodarse a los caprichos racistas de Israel puesto que la entidad sionista siempre permanecer fiel a sus atroces principios de dominacin y colonialismo.

Con todo, es obvio que la mayor bofetada fue para el rgimen palestino en Ramala respaldado por Estados Unidos, especialmente para el presiente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas y su primer ministro de facto Salam Fayyadh, conocido protegido de la anterior administracin Bush.

Todos sabemos demasiado bien que este rgimen colaboracionista ha hecho cuanto ha podido para demostrar su total sumisin a Israel, el ocupante similar a los nazis de nuestra tierra.

El Judenrat* de Ramala ha estado persiguiendo al pueblo palestino para complacer a Israel. Ha hecho redadas contra miles de activista islmicos palestinos para demostrar su compromiso con los acuerdos de seguridad forjados con el ejrcito israel. Y ms recientemente ha asesinado cruelmente y sin piedad a resistentes en el norte de Cisjordania, una proeza que recibi gran cantidad de elogios de las mismas personas que haban asesinado a Abu Jihad, Ahmed Yasin y que posiblemente envenenaron a Yasser Arafat.

Lo que, de hecho, Netanyahu estaba diciendo anoche a estos mezquinos colaboracionistas es que daba igual cunto se degradaran ante Israel, incluso matando a su propio pueblo para salvaguardar la seguridad de los asentamientos israeles, porque seguirn siendo tratados con el completo desprecio que merecen.

Sin lugar a dudas el discurso de Netanyahu fue el equivalente de a una completa negacin de todos los acuerdos y convenios alcanzados desde que concluyeron los infames Acuerdos de Oslo hace ms de 16 aos. Netanyahu afirm que estara dispuesto a aceptar un castrado Estado palestino en alguna parte de la Tierra de Israel. Sin embargo, insisti en que esta entidad tendra que estar estrechamente controlada por Israel y estar despojada de cualquier asomo de soberana o de dignidad. Es ms, el Estado que el dirigente sionista con mentalidad nazi tena en mente para los palestinos tena unas caractersticas claramente kafkianas ya que su espacio areo, sus aguas territoriales, sus fronteras, sus pasos fronterizos, sus recursos de agua y sus relaciones exteriores estaran controladas por los Ubermenschen, el pueblo elegido, la raza superior.

Curiosamente, el primer ministro israel exigi repetidamente que los palestinos deban reconocer a Israel como Estado del pueblo judo. Para aquellos que no entienden la retrica sionista es importante aclarar que trminos como Estado judo o Estado del pueblo judo son en realidad eufemismos para las reveladas a medias pero bien conocidas intenciones israeles de deportar al milln y medio de palestinos que viven como ciudadanos israeles en el Estado sionista. Por lo tanto, en realidad Netanyahu y sus seguidores estn exigiendo al pueblo palestino y a sus dirigentes que reconozcan solemnemente que Israel tendra derecho a limpiar tnicamente a sus ciudadanos palestinos en el momento que decida .... porque Israel es el Estado del pueblo judo y cualquiera que desee ser tratado como ciudadano de pleno derecho tendr que ser judo o juda, o convertirse al judasmo.

Adems, el arrogante primer ministro sionista reiter sus ideas extremistas acerca de al-Quds al Sharif al jurar que la ciudad santa de Jerusaln seguir siendo la capital indivisible de Israel. Tambin jur mantener la expansin de los asentamientos en Cisjordania haciendo caso omiso de los deseos de la administracin Obama.

Netanyahu, un mentiroso patolgico y bien conocido prevaricador, afirm que esa entidad palestina imaginable tendra que estar completamente desmilitarizada para descartar la emergencia de un rgimen de Hams. Ignor completamente el hecho de que su propio gobierno est integrado por partidos similares a los nazis que ni siquiera reconocen la propia condicin humana a los no judos. De ah que uno se vea llevado a preguntar a Netanyahu y aquellos a los que su retrica falsa sigue seduciendo cmo va a explicar al resto del mundo que los judos en Israel tengan derecho a elegir a partidos con una manifiesta ideologa nazi, como haBayt haYahudi y haIchud haLeumi, mientras que a los palestinos se les prohbe elegir a un partido como Hams, que realmente parece un grupo de boy scouts comparado con grupos judos virulentamente racistas como Chabad y Kookites cuyos rabinos siguen argumentando que el Altsimo cre a los no judos con dos piernas y no con cuatro como a los dems animales.

Es indudable que el discurso de Netanyahu caricaturiz a un dirigente completamente arrogante y megalmano, no diferente de Adolph Hitler, un Fuhrer que cree que los no judos que viven en la Tierra de Israel son hijos de un Dios menor o desgraciados Untermenschen, que slo serviran como talladores de madera o aguadores para la raza superior juda. Y en caso de que rechacen la servidumbre y la esclavitud, debern ser desaterrados al desierto rabe o, simplemente, masacrados en masa siguiendo el estilo de la Biblia.

La pelota est ahora completamente ahora en el terreno de la Casa Blanca. Obama tiene que demostrar ahora que es un hombre de palabra actuando inmediatamente para contener a este monstruo similar a los nazis que est claramente empeado en atacar con fiereza a cinco millones de palestinos que estn pidiendo librarse de dcadas de crueldad sionista-juda.

Si Obama demuestra ser incapaz de actuar, o no desea hacerlo, en el sentido de las proclamas que hizo en El Cairo la semana pasada, tanto rabes y musulmanes como todas las dems personas amantes de la paz del mundo tendran que aceptar y llegar a la correcta conclusin de la horrible realidad de esta parte del mundo, a saber, que Israel es una entidad maligna similar a los nazis empeada en propagar las guerras y el caos en Oriente Medio y ms all.

Finalmente, la turbulencia y la violencia inmensas resultantes de la amenaza sionista lograrn tarde o temprano que Estados Unidos se empantane en guerras ms sangrientas en muchas partes del mundo musulmn, guerras que destruirn an ms la economa estadounidense y harn que un nmero incalculable de los mejores hijos e hijas de Estados Unidos pierdan sus vidas por Israel.

* N. de la t.: Judenrat, Consejo Judo en alemn, eran los cuerpos administrativos que los nazis exigieron formar a los judos para administrar los territorios ocupados en Polonia y posteriormente en la Unin Sovitica. Servan de enlace en las autoridades alemanas de la ocupacin y la poblacin juda ocupada

Enlace con el original: www.uruknet.info?p=55136



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter