Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-08-2009

Fadi Hamadneh ha muerto en el calabozo de Juneid, en Nablus

Khalid Amayreh
Palestine Info

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


El pasado lunes 10 de agosto se descubri que Fadi Hamadneh haba muerto en el infame calabozo de Juneid, en Nablus. En el momento de redactar este artculo las circunstancias de su muerte siguen estando poco claras, pero su familia acusa a los agentes de seguridad de la Autoridad Palestina (AP) respaldada por occidente de torturarlo hasta matarlo.

El hermano de Hamadneh descart la versin oficial dada por la AP de que se haba suicidado en su celda y la calific de estupidez y de flagrante mentira. Seal que su hermano era una persona religiosa y que era inconcebible que se suicidara. El suicidio es un grave pecado en el Islam.

Hamadneh es el tercer palestino detenido muerto este ao a consecuencia de supuestas torturas estando bajo custodia de la AP.

La semana pasada Kamal Abu Tiema, un maestro de 45 aos del campo de refugiados de Fawwar cerca de al-Khalil, muri a consecuencia de un ataque generalizado supuestamente a consecuencia de una interminable sesin de tortura y de haber sido duramente golpeado por los interrogadores de la AP en al-Khalil (Hebrn).

En junio Haitham Amr, un enfermero del hospital Ahli de Hebron, fue golpeado hasta morir a manos de los interrogadores de la Mukhabarat (Inteligencia General) en Hebrn. Las marcas de la tortura y su cuerpo azulado fueron la prueba incuestionable de que haba muerto torturado y de que las afirmaciones de lo contrario de la AP no eran sino mentiras descaradas. Los agentes de la seguridad de la AP afirmaron entonces que haba muerto al caer de un tercer piso, una mentira preparada para tratar de encubrir el espantoso crimen. Por desgracia, el perjurio no es considerado un crimen en los enclaves de la AP, especialmente si resulta que los mentirosos son influyentes miembros de las agencias de seguridad.

La AP orden investigar la muerte de Amr. Con todo, hasta el momento no se ha publicado ningn informe formal de la autopsia referente a las circunstancias de su muerte. nicamente esto muestra la atroz situacin del sistema judicial en Cisjordania.

Hasta la afirmacin elaborada rutinariamente de que una vctima de tortura se ha suicidado debera de rechazada tajantemente por ser una excusa. Despus de todo, los jvenes en lo mejor de su vida no se suicidad sin motivo.

En realidad, no hace falta ser un gran psiclogo o psiquiatra para darse cuenta de que slo unas circunstancias mortales y el trato macabro de los prisioneros empuja a algunos de ellos a quitarse la vida. La capacidad para soportar la tortura vara de una persona a otra y algunas simplemente llegan un punto en que no lo soportan ms.

La tortura est oficialmente prohibida en las crceles y centros de interrogacin de la AP. Los altos cargos de la AP, incluyendo su presidente Mahmoud Abbas y su primer ministro Salam Fayyad, declaran rutinariamente que la tortura no existe en los enclaves de la AP. Adems, el gobierno de la AP haba emitido unas claras instrucciones que prohiban el uso de la tortura. Sin embargo, la tortura en sus formas ms bestiales contina reclamando cada vez ms vctimas inocentes.

Matar a un detenido torturndolo hasta morir no se hace por error. Es ms bien una poltica deliberada y sdica que tiene el objetivo de ejercer venganza en los seguidores de Hams en Cisjordania.

Los presos liberados de las crceles y centros de interrogacin de la AP hablan de experiencias espeluznantes en las salas de interrogacin. La tortura adquiere muchas formas, incluyendo el infame shabh*, golpear duramente, estar colgado durante periodos prologados de tiempo y la privacin de sueo. En algunos casos extremos se obliga a los presos a sentarse sobre botellas rotas lo que les causa una grave mutilacin en el recto.

Una vez dicho esto, es importante sealar que la AP no es el nico villano en este asunto. La Unin Europea, Estados Unidos y otros donantes tienen una gran parte de culpa de estos crmenes atroces. Todos sabemos que la AP depende casi por completo de la ayuda financiera extranjera para su propia supervivencia. Es ms, los interrogadores y torturadores que consciente y deliberadamente asesinan a estos detenidos reciben sus sueldos de occidente y de otros donantes. En otras palabras, los contribuyentes europeos y estadounidenses estn financiando de hecho la tortura en las crceles y centros de interrogacin de la AP.

Este escritor ha urgido muchas veces a altos cargos de la UE para que presionen al gobierno de la AP para que haga unos esfuerzos decisivos y genuinos para acabar con la tortura. Con todo, al parecer se ha hecho odos sordos a mis peticiones ya que la UE ha permanecido callada como si el problema de la tortura fuera irrelevante y no constituyera una prioridad moral.

Por esta razn, las vctimas de la tortura y sus familias deben considerar la posibilidad de denunciar a los donantes y financiadores extranjeros de ls AP para obtener compensaciones y multas ejemplares.

Resulta verdaderamente triste que d la casualidad de que la UE, que no deja de sermonearnos acerca de las virtudes de la democracia y de los derechos humanos, sea cmplice voluntaria de asesinato.

Ahora, por ensima vez, pedimos a los embajadores y diplomticos de la UE en los territorios palestinos ocupados que planteen este problema fundamenta a los dirigentes de la AP. Hganlo ahora antes de que ms gente inocente se pierda en esas cmaras oscuras en Nablus, Ramala y Hebrn. Vuestro silencio e indiferencia lo nico que conseguirn es que la AP y sus agencias de seguridad no amigas de los derechos humanos consideren que equivale a condonar y fomentar la tortura.

Por consiguiente, en nombre de la mayora de los palestinos que aprecian la libertad y los derechos humanos, especialmente el derecho a la vida, quiero transmitir el siguiente mensaje a europeos y estadounidenses, y a cuantos mantienen a flote a la AP: Por favor, no nos matis con vuestro dinero, no financiis la tortura ni las violaciones de derechos humanos en nuestro atormentado pas. Sed fieles a los mismos valores e ideales que declaris. Nosotros ya tenemos ms que suficiente con el salvajismo y barbarie israel a manos del ejrcito de ocupacin israel y de los colonos similares a los nazis.

As pues, tenemos que ser ms todava atormentados, torturados y asesinados por nuestro propio pueblo que afirma estar protegiendo y salvaguardando nuestros intereses vitales?

* N. de la t.: El shabh es una tcnica de tortura en la que se obliga al preso a sentarse en una silla muy pequea con las manos atadas a la espalda. A menudo se cubre la cabeza del preso con un saco maloliente. Esta postura provoca dolores intensos en la espalda del preso que a menudo es obligado a permanecer de este modo durante largas horas, a veces hasta una semana. Segn Amayreh, se utiliza en los centros de detencin tanto israeles como de la AP. Cuando fue detenido hace unos meses l mismo pudo ver a muchos presos permanecer en esta postura.

Enlace con el original: http://www.palestine-info.co.uk/en/default.aspx?xyz=U6Qq7k%2bcOd87MDI46m9rUxJEpMO%2bi1s7Lpi%2fmH4Ym6Ow9WPziYgDwHJT7zbtWTZ%2f1JRps0YrWEQOwU0qW9iBrdeemCztNNUzHDDTe7WUGyuhBEWQ4r3Vkv8Ojr0oHaz%2btzEWbyShiz0%3d



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter